Las cuentas y los cuentos-

“Las cuentas y los cuentos de la independencia, de Josep Borrell

Balanzas fiscales

Pulse aquí para ir directamente a : Balanzas fiscales

Mi perfil

Evidentemente, todo esto es una tomadura de pelo, una grave tomadura de pelo, UNA GRAVÍSIMA TOMADURA DE PELO: en la Revolución francesa
www.SuMajestadImperialElPuebloSoberano.com cortábamos cuellos por bastante menos.

¿Quién en el hijo de puta que nos está tomando el pelo, quién nos está engañando con las balanzas fiscales? Merece que lo arrastremos por los cabellos hasta la plaza pública, donde le arranquemos los ojos y le cortemos la nariz y las dos orejas… para seguidamente matarlo a patadas, y seguir hasta que no quede rastro de su cuerpo… Así hubieran actuado nuestros antepasados en Revolución francesa … y no como ahora que nos hemos amariconado.

Mas-Collell

Mas-Collell ¿por qué su silencio ante Borrell?

Sr. Mas-Collell, siempre le ha admirado a usted no tanto por el cargo que ocupa en la Generalitat sino como profesor de economía de la Universidad de Harvard.

Me llamo Narcís Subils i Pagès i Marí i Riembau i .. i.. y así durante trescientos años: soy catalán, lo eran mis padres, mis abuelos, bisabuelos…. y los abuelos de mis bisabuelos. Mi padre me puso a trabajar trece horas al día a la edad de los once años… porque para mi padre quien no las trabajaba era un ser de raza inferior. ¿ Cree usted que a mí me gusta estar vinculado con la tierra de la “siesta” y del “vuelva usted mañana”?

Desde hace un mes Josep Borrell le viene vapuleando, ha destrozado todos sus tesis y postulados, especialmente el de las balanzas fiscales, los famosos “16.000 millones de euros al año”. ¿ Por qué no responde? ¿ Por qué no dice nada?

Narcís Subils i Pagès
Doctor en Ciencias Económicas

Vidal-Quadras

Vidal-Quadras, en un cara a cara amb Titot: “Això que volen fer es diu revolució, i a vegades té un cost amb sang”

Arguments creuats, la majoria serens, i alguns pronòstics apocalíptics, per no dir directament amenaçadors. L’exdirigent del PP i de Vox Alejo Vidal-Quadras i el tinent d’alcalde de la CUP de Berga i cantant de Brams, Francesc Ribera (Titot), s’han enfrontat en un cara a cara sobre la independència al programa ‘El Suplement’ de Ricard Ustrell a Catalunya Ràdio. Vidal-Quadras ha arribat a advertir: “Això que volen fer vostès [els independentistes] es diu revolució, i les revolucions tenen un cost molt alt. A vegades aquest cost és amb sang”.

“Si vulnerem l’ordre constitucional i no respectem les lleis, s’obre el camí del caos i el desastre”, ha advertit Vidal-Quadras, que ha insistit: ” sense un ordre legal que tothom respecti no hi ha convivència pacífica”. Titot ha replicat que “la llei està per sobre de qualsevol cosa menys de la democràcia”. “Vaig néixer català i moriré català”, ha conclòs Vidal Quadras. “I ningú li negarà”, ha etzibat Titot.

JosepBorrell

Lo que le gustaría creer, de Josep Borrell

La campaña de estas elecciones anticipadas, convocadas como un plebiscito sobre la independencia, ha sido la más delirante que recuerdo.
Perder el sentido de la realidad en política es extremadamente peligroso. Nos hemos instalado “en lo que nos gustaría creer”, como le respondió el periodista de la BBC que entrevistaba a un acorralado Romeva: “¿Por qué no han sido honestos acerca de las consecuencias en la UE de la independencia?”, le preguntó. Como Romeva aseguraba una y otra vez que Catalunya no saldría de la Unión Europea por artículo de fe, el británico zanjó la cuestión con un “esto es lo que a usted le gustaría creer”.

La independencia por las bravas a que se ha comprometido Mas puede ser especialmente brava si algún independentista de toda la vida, que propuso paralizar la economía si fuese necesario, es el que pilotael proceso apoyado por los que están encantados de salir de la UE y de todas partes.

Catalunya no será independiente porque su Parlamento lo proclame. Lo será si el Consejo de Seguridad de la ONU la reconoce.Y hace falta vivir en una profunda negación de la realidad para creer que eso vaya a ocurrir. Las constituciones de Alemania, Francia, Italia y EE.UU. son idénticas a la española en la cuestión territorial. Sus intereses son contrarios a apoyar la independencia fuera de la ley de una región rica que rechaza la redistribución fiscal.Por no hablar de Rusia y China.

Nos gustaría creer las fábulas de Junqueras sobre cuán rica sería ahora Catalunya si sehubiese independizado hace 25 años. Pero no resisten el menor análisis aritmético. Sería agradable disponer de los famosos 16.000 millones de cash con los que evitar recortes o disminuir deuda.Pero de ninguna manera la Catalunya independiente dispondría de ese mítico maná.Esa cifra está calculada por un método muy particular que la sobrevalora de forma injustificada. Según Mas­Colell Catalunya dispondría de “un petit excedent” que ha valorado entre 2.000 y 3.000 millonesde euros.

Nos gustaría creer que los costes del nuevo Estado son tan bajos como Mas­Junqueras aseguran: unos 3.000 millones a todo tirar. Pero esa cifra está tan infravalorada como hinchado está el déficit fiscal. ¿Cuánto costaría el servicio de defensa? En el informe específico que le dedica el CATN,no hay ni una sola estimación. Mas asegura que sería barato, porque estaríamos en la OTAN. Tampoco estaríamos en la OTAN,pero si lo estuviéramos costaría el 1,5% del PIB, unos 3.000 millones. Lo mismo que dicen creer que costarían todas las estructuras de Estado. En el cálculo de los 16.000 se supone que la representación exterior costaría 1 millón de euros. El informe del CATN tampoco va muy lejos y lo estima en “varios cientos de millones”. Y suma y sigue.

¿Y el expolio fiscal? En nuestro pequeño libro del que TV3 no ha querido hablar, consideramos que es cierto que Catalunya tiene un déficit fiscal superior al que se puede justificar por un razonable efecto redistributivo con el resto de España. Pero la diferencia es, en el peor de los casos,del orden de 3.000 millones de euros (un 1,5% del PIB) y no de 16.000 millones de euros (un8,5%).¿Para corregir un problema del 1,5% del PIB hay que recurrir a una declaración unilateral de independencia?

Una de las mayores negaciones de la realidad es la pretendida “permanencia automá­ tica” de Catalunya en la UE y en el euro.En el 2013 Mas declaraba al periódico La Repubblica que Catalunya quedaría fuera “durante un periodo transitorio”. Transitorio, esa es la palabra. ¿Y cuánto duraría? En cambio, ahora lo niega a capa y espada y pregunta retóricamente a la señora Merkel cómo se puede “expulsar” a 7,5 millones de catalanes de la UE. Lo que ocurrirá es que, como nos han dicho repetidamente, se dejarán de aplicar automáticamente las políticas comunitarias en Catalunya.Y ahora vaya usted a Lleida y Tarragona y explique qué quiere decir eso a sus
agricultores y ganaderos mientras se negocia la admisión.

También ha sido delirante la reacción a las advertencias de los bancos españoles, catalanes incluidos, acerca de las consecuencias de la salida del euro. Cierto que lo han dicho tarde y a destiempo. Pero lo que dicen lo ha dicho también el CATN. En su informe número 8 se dice textualmente lo mismo que ha dicho la AEB: “Las entidades bancarias con sede en Catalunya no tendrían acceso directo al crédito del BCE”. Otra cosa que nos gustaría creer es que no se verían alteradas las relaciones comerciales con nuestro principal cliente que es España. No, qué va.Al contrario, según Romeva mejorarían mucho por las buenas relaciones de vecindad que estableceríamos. Nadie sabe en cuánto y durante cuánto tiempo, pero toda la experiencia demuestra que esa clase de situaciones y el establecimiento de una frontera reduce las relaciones comerciales.

Otra cosa que nos gustaría creer es que con un “país nou” el Govern catalán será mucho mejor. La Generalitat ya gestiona desde hace muchos años y nadie cree que haya creado la administración ágil y
transparente que ahora promete, ni ha conseguido dotar a nuestros jóvenes de las herramientas necesarias para competir en la economía global. Y si el buen gobierno se obtiene por tener que ocuparse sólo de sus propios asuntos,se trata de una receta típica de la neurosis ultraliberal que es lo contrario de lo que pretende la integración europea.

Para Mas­-Junqueras la independencia es un bien superior cuales quiera que fueran sus costes. Pero muchos quisieran conocerlos.
Según las encuestas la mayoría, aunque sea silenciosa, preferiría una solución de tipo federal o mejoras del marco estatutario. No es fácil, pero no imposible.De momento,lo que hemos logrado es fragmentación política, fractura social y riesgos para la economía

Rajoy-rectificando-

Nota personal.- “¿De verdad piensa esto?. Soraya Sáenz de Santamaría ya ha dicho que todo seguirá exactamente igual”

Borrell10

Josep Borrell: “La independència le saldría bien a Catalunya, tendría más recursos”

El exministro socialista avisa de que las estructuras del nuevo estado costarían 6.000 millones, 3.000 millones más de lo que cree Mas

El exministro socialista y expresidente del Parlament Europeu, Josep Borrell, ha admitido que la independencia puede tener algunas ventajas para Catalunya, como por ejemplo los recursos de que dispondría el nuevo estado catalán. Según ha señalado en una entrevista a ‘El matí de Catalunya Ràdio’, Borrell ha comentado que Catalunya dispondría de más recursos: “Calculando de una manera homologable a atros cálculos que se hacen, cuando usamos el mismo método que dan los 16.000 millones que equivalen a un 8,5% del PIB, Catalunya estaría más cerca del 5% que del 8,5% del PIB” aportado al conjunto del Estado.

Sin embargo, Borrell ha avisado de que las estructuras del nuevo estado le costarían unos 6.000 millones de euros, es decir, 3.000 millones más de lo que ha reconocido el president de la Generalitat, Artur Mas. En este sentido, ha criticado que en Catalunya se vive en “una especie de realismo mágico donde los hechos no cuentan”, y ha sostenido que el presidente catalán, no ha formulado correctamente los cálculos sobre las estructuras de Estado.

Ha contrastado lo que denomina realismo mágico con el hecho de que una declaración unilateral de independencia haría que Catalunya “ni siquiera pudiera presentar la demanda de adhesión” a la UE.
Borrell ha añadido que un Estado catalán “no sería de forma automática miembro de la UE”, y que, para entrar un nuevo Estado, hace falta una solicitud y aprobarlo todos los miembros.

En cuanto a la financiación autonómica, el exministro ha considerado que Catalunya tendría que aportar respecto a su renta y recibir de acuerdo con su población, y esto le reportaría entre “1 punto y 1,5” más que ahora. “¿Por un punto y medio se tiene que declarar la independencia?”, se ha preguntado, y ha reiterado que una Catalunya independiente quedaría fuera de la UE y necesitaría la unanimidad de todos los Estados para volver a entrar.

El exdirigente socialista también ha comentado que aún le llama estar en la primera línea política aunque no ha querido confirmar si le hubiera gustado estar en alguna de las candidaturas que se presentan el 27S. En todo caso, ha confirmado que estas elecciones son cruciales para Catalunya.

Josep Borrell asegura que la independencia sin coste es “un cuento de hadas”

El expresidente del Parlamento Europeo apela a la razón frente al “exceso de emociones” que se desprenden de declaraciones como las de Forcadell,

El expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha asegurado hoy que la “independencia sin coste” que “tratan de vender” los líderes de Convergencia Democrática, Artur Mas, y de Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras, es “un cuento de hadas” y ha instado a reaccionar ante esos “embustes”.

El dirigente socialista, en una entrevista en la Cadena Ser, ha defendido los argumentos del libro ‘Las cuentas y los cuentos de la independencia de Catalunya’, que ha escrito junto con el ingeniero Joan Llorach para desmontar las tesis de Mas y Junqueras.

Borrell ha apelado a la razón frente al “exceso de emociones” que se desprenden de declaraciones como las de Carmé Forcadell, cuando afirmó: “no podemos seguir siendo esclavos, tenemos que conquistar la libertad”; y ha admitido su “tristeza” e “indignación” ante una situación en la que -asegura- hay que ser respetuosos, pero también “contundentes” ante el intento de “engañar a los catalanes”.

En este sentido, ha admitido que ha existido un “silencio culpable” y “a veces temeroso” de una parte de la sociedad catalana, que permanece callada y que, en su opinión, es mayoritaria y “tiene que reaccionar”.
A unos días de las elecciones catalanas, el exministro socialista cree que ahora “es el momento de hacerlo” y avisa de que la declaración unilateral de independencia con la que amenaza Mas “no conduce a ninguna parte” y además se “tratan de esconder los costes” y las consecuencias “tan graves” que tendría, empezando por una salida de la Unión Europea.haciendo-deshaciendo

EL LECTOR OPINA (La Vanguardia 26-09-2015)

Votaré per empatar

El 28­S l’objectiu ha de ser la celebració d’un referèndum com el d’Escòcia, sense succedanis substitutius que no hauran servit per decidir. Per aconseguir­ho calen dues condicions. Una, que el 27­S cap de les dues Catalunyes surti clarament guanyadora El 28­S l’objectiu ha de ser la celebració d’un referèndum com el d’Escòcia, sense succedanis substitutius que no hauran servit per decidir. Per aconseguir­ho calen dues condicions. Una, que el 27­S cap de les dues Catalunyes surti clarament guanyadora per imposar als altres solucions que poden fracturar de forma greu la societat catalana. Dues,
tranquils fins ales eleccions espanyoles a les Corts i que una coalició postelectoral formada per Podem, PSOE, nacionalistes i altres enviï el PP a l’oposició. Amb el senyor Rajoy i el senyor Mas retirats, seria l’hora dels senyors Romeva, Iglesias i Sánchez.
Si el Govern de Madrid és intel∙ligent, cosa que en els darrers 500 anys ha demostrat en comptades ocasions respecte a Catalunya, oferirà enfront de la independència un model de relacions Catalunya­Espanya amb pacte fiscal semblant al dels bascos.Com a Escòcia, amb una oferta atractiva, potser guanyarien i tot. Quina medalla històrica que es podrien posar els senyor Iglesias i Sánchez! A Catalunya no cal dir que l’èxit seria total: o independència o un control sobre tot allò que és el que ens ha fet independentistes i/o emprenyats.

Algú s’apunta a votar per empatar?

ANTONI CABRÉ SEGARRA
Barcelona

La pela és la pela
Hi ha una pregunta que ningú fa i que crec que és determinant per valorar un patriota català. És aquesta: estàs disposat a canviar els teus euros per la moneda que el nou Estat haurà d’emetre? Si íntimament contesteu que no, és millor que voteu no a la independència. Segurament la gent que va omplir la Meridiana donaria la vida per Catalunya,però la pela és la pela.

LLUÍS M. VALLS I OLLÉ
Barcelona

Com convèncer en política?
Un escriptor que, mitjançant un text, pretén convèncer un lector que un determinat fet polític és injust, immoral, etcètera, si vol tenir èxit, primer de tot ha de tenir molt clar que la moral és una activitat del cervell
humà que s’esdevé singularment en cada persona. És a dir, que la moral és subjectiva. Però la moral no només serà diferent segons agafem una persona o una altra en un moment determinat del temps, sinó que, encara més, amb el pas del temps, un mateix individu modifica la seva moral.
Això és important tenir­ho en compte per evitar escriure un text polític que defensi una tesi concreta tot tenint una concepció universal de moral. És a dir, tot defensant, implícitament o explícitament, que hi ha màximes morals universals. De màximes morals universals no n’hi ha, si no creiem en un déu absolut que ha dictat, en el seu moment, la seves regles morals.
La moral no deixa de ser una activitat subjectiva més de la ment humana. Per tant, si un escriptor, mitjançant un text, vol convèncer un lector que un determinat fet polí­ tic és injust, inacceptable, immoral, etcètera, primer de tot ha de conèixer com funciona la psicologia humana.
Si un text que defensa una tesi política vol ser persuasiu –això és, si vol aconseguir que una persona, en llegir­lo, es replantegi la seva activitat política– ha de conèixer i practicar els mecanismes psicològics que poden influir en la seva activitat mental moral i ha de deixar de banda discursos morals categòrics, que avui no serveixen per a gaire res.
Un text polític, per convèncer un lector de la seva tesi, avui bàsicament ha d’anar a buscar­li la fibra.

JORDI BELLMUNT FONTANET
Sabadell

Pensions

Los sistemas de pensiones pueden ser de dos tipos: capitalización o reparto. En el primer caso, el pensionista con sus aportaciones ha acumulado un capital que servirá para ser beneficiario de la pensión que corresponda, gobierne quien gobierne y viva donde viva. El sistema español es el de reparto, y se basa en la solidaridad entre las generaciones, de forma que los trabajadores en activo con sus cotizaciones garantizan las pensiones. Estos pensionistas tienen el derecho a percibir la pensión en función de las aportaciones que han realizado durante su vida laboral.
En este sentido, son acreedores del Estado al que hayan contribuido, y en el caso de España es el Estado español el que tiene la obligación de pagar las pensiones a las personas que hayan llegado a la edad de jubilación como ciudadanos españoles. Cualquier cambio posterior, como podría ser la secesión de un territorio, no exime al Estado español de su obligación con los pensionistas.
Otro caso sería el de aquellos que accedan a la edad de jubilación como ciudadanos de un nuevo Estado. Aquí ya entraría una negociación entre el Estado español y el hipotético nuevo Estado,
ya que las personas habrían podido contribuir en ambos.

JOSÉ IGNACIO CALVET COLL
Sant Andreu de Llavaneres

Nota personal.- Tiene usted parte de razón: esto sería lo correcto, lo honrado, lo honesto. ¿Pero sabe lo que dirán los españoles que sean tan hijos de puta como yo? :”Tenemos problemas económicos. ¿Vamos a agravarlos por culpa de estos jodidos catalanes que nos han complicado la vida?: que les den por el culo”

Narcis3

Dejad que reproduzca aquí una aportación personal mía que desarrollo de otra parte de esta misma web y que pese a su evidencia me extraña que no haya sido recogida por nadie más que por mí

Lord Palmerston: “Inglaterra no tiene amigos, Inglaterra tiene intereses.”

¿ Y Alemania, Austria, Francia…? Exactamente lo mismo, simplemente que no lo han dicho públicamente.

¿España puede fastidarnos? Evidentemente, puede bloquear nuestro ingreso en la Unión Europea… en el caso de que saliéramos de ella… De acuerdo con los actuales tratados.. a menos que los “intereses” determinaran que fuera bueno cancelar tales tratados. El dinero mueve montañas… lo hemos visto claramente en la pasada crisis griega.

Pero si tales tratados nos se modificaran, nosotros podríamos responder a la acción del Estado español. ¿Cómo? De entrada, no reconocer nuestra parte de deuda pública. España debe un billón de euros. Evidentemente, en justicia hay que reconocer que una parte considerable de la misma coresponde a Catalunya. Pero oficialmente no, oficialmente nada de nada: “señores españoles, lo sentimos mucho; pero si ustedes nos hacen la puñeta, permitan que nosotros hagamos lo mismo con ustedes.”

Podríamos suscribir nueva deuda, hasta canalizar nuestra nueva situación económica- por ejemplo, doscientos o trescientos mil millones que seguramente es la parte que nos correspondería de la deuda española en el caso de que España se sentara a negociar nuestra secesión. Y trescientos mil millones de euros permiten que nos tomemos muchas coca-colas. O entrecots de ternera.

Lo ideal sería que la secesión fuera amistosa. Pero si nosotros ofrecemos nuestra amistad y se nos rechaza, no tenemos la culpa de lo que ocurra después.

¿La seguridad social, los pensionistas? No, hombre, no: las pensiones las pagan los que ahora están cotizando. Y la emisión de deuda pública serviría para crear un fondo de reserva, mucho más saneado que el español.

Y basta ya de amenazar a los catalanes. Españoles, en vez de amenazar, pregúntense ustedes: “¿podrá España subsistir sin la participación económica catalana?”

“Las cuentas y los cuentos de la de independencia.”

Presentado por Juan José López
Burniol, Xavier Vidal-Folch y Xavier Sardà.
Joan Llorach junto a Josep Borrell han escrito un libro: Las cuentas y los cuentos de la Independencia. Aquí podemos ver la presentación del libro.

El expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell ha denunciado hoy que TV3 le ha cancelado una entrevista

http://www.abc.es/espana/20150909/abci-josep-borrel-libro-contra-201509092115.html

… prevista para mañana para presentar su último libro «Las cuentas y los cuentos de la independencia», mientras que la cadena ha negado que vete a Borrell y ha alegado problemas de agenda.

En declaraciones a Efe, Borrell ha asegurado que la fecha de la entrevista estaba ya cerrada para mañana en el espacio de tertulia «Més 3/24» que conduce Xavier Graset en el canal informativo de Televisió de Catalunya, el 3/24-TV3.

Hasta el punto, según ha relatado Borrell, que una representante de su editorial y una productora de la cadena autonómica habían hablado de los billetes de AVE para que el exministro se desplazara de Madrid a los platós de TV3 en Sant Joan Despí (Barcelona).

Según el exdirigente socialista, TV3 les ha llamado hoy para aplazar la entrevista hasta después de los comicios catalanes, alegando que su libro es de contenido político y la entrevista se celebraría en una fecha muy próxima a la campaña electoral del 27S, que arranca en la medianoche de mañana.

Por su parte, un portavoz de TV3 ha negado que haya un veto a Borrell y ha expresado su «perplejidad» por la difusión de la noticia, pues el espacio que conduce Xavier Graset «está pactando con Borrell una fecha para que participe en el espacio de debate político, después de que no fuera posible hacerlo en las fechas propuestas».

La misma fuente ha asegurado que Borrell «no está vetado ni en TV3 ni en Catalunya Ràdio, como demuestra que recientemente fuera entrevistado en ‘Els Matins’ de Mònica Terribas, una entrevista de la que se hizo eco el Telenotícies de TV3».

Niño-Becerra: Respuesta parcial a Borrell ( interesante) . Después aborda el tema de la inmigración y de los refugidos: “Aquestes persones no són necessàries”

La crisi dels refugiats està generant un fluxe migratori difícil de gestionar. Un cop “repartits”, per quotes, cal veure si a nivell econòmic, el mercat laboral pot assumir tot aquest volum de treballadors. Hi ha diversos economistes que creuen que si. És més, que països com Alemanya pot beneficiar-se d’aquesta situació.

El professor Santiago Niño-Becerra, però, ho té ben clar: “Aquestes persones no són necessàries”.

Sala-Martin-en-una-imagen-de-a_54419829912_54115221154_600_396

Divendres – 09/09/2015
Masterclass amb Xavier Sala i Martín

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/divendres/masterclass-amb-xavier-sala-i-martin/video/5549897/

americana color rojo

http://www.ccma.cat/tv3/tardor-2015/economia-en-colors/seccio-especial/1390/2711/

SalaiMartin lila

Lila. Qui sap fer una galeta?

La primera gran idea de la historia va ser posar-se dret. És el que va permetre a la Lucy, el primer homínid, alliberar les mans per fer les primeres eines, cosa que distingeix els animals deis humans. Posar-se dret permet que baixin les cordes vocals i comenci el llenguatge, la pell es transforma i sua i pot refrigerar el cos després de córrer, la pelvis de la dona s’ajunta i fa que els nens hagin de néixer abans i les mares els han de cuidar els primers anys, i això provoca que comenci la divisió del treball. La clau de l’economia són les idees, no els béns materials.

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/economia-en-colors/lila-qui-sap-fer-una-galeta/video/5559280/

Sala i Martín groc

Groc. L’arma de destrucció massiva

El primer diner de la història va ser l’ordi. I hem acabat pagant amb uns números encriptats. Què són els diners? Què els dóna valor? Si els governs en necessiten, perquè no fan anar la màquina que fabrica bitllets? És veritat que existien els sopars de duro? Ho anirem a esbrinar al restaurant més antic de Barcelona

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/economia-en-colors/groc-larma-de-destruccio-massiva/video/5561889/

sala_i_martin_rac1_americana_rosa_470_470x350Rosa. El mico ensinistrat

L’economia sembla un món molt complicat, i encara més el sistema financer. Sentim a parlar de mercats, de bancs, de la borsa que puja i baixa… I els economistes s’han convertit en gurús a qui consultem el futur. Tenen, realment, una bola màgica? Potser la resposta la té el Tomàs Molina.

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/economia-en-colors/xavier-sala-i-martin-posa-color-a-leconomia-en-el-nou-programa-de-tv3/video/5548296/

XavierSalaMartín-granaPaneka

L’economia no estudia només els diners, sinó també com prenem les decisions els humans: com tirem els penals, amb qui ens casem, si val la pena tenir fills o anar a missa.

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/economia-en-colors/grana-panenka/video/5560256/

La tertúlia, sobre la viabilitat econòmica d’una Catalunya independent

Josep Cuní ha moderat la tertúlia amb Gonzalo Bernardos, Lluís Bassets, Rafel Nadal, Mar Jimánez i Pere Martí.

Josep Borrell: “Una ruptura entre Catalunya i Espanya perjudicaria econòmicament Catalunya”

Josep Cuní ha entrevistat a Josep Borrell, antic president del Parlament Europeu i militant del PSC, qui avui ha presentat el seu nou llibre, La cuentas y los cuentos del catalanismo.

En l’entrevista, l’exministre del PSOE, ha negat avui que sigui possible una sortida pactada “sense lesions” a nivell econòmic com ha demanat Artur Mas en l’acte de presentació del programa econòmic de Junts pel Sí. Borrell ha advertit que Catalunya “hi sortiria pendent” i seria dolent per la econòmica, especialment per la balança comercial, que quedaria “desequilibrada”.

Durant l’entrevista també ha negat que el dèficit fiscal sigui de 16.000 milions d’euros, com defensa Junts pel Sí, sinó que és de 3000 milions. Borrell ha recordat que la xifra de dèficit fiscal que posa Mas Colell és inferir a la que assenyala el president i ha advertit que “hi ha algú que no diu la veritat”. També s’ha preguntat si “per un problema d’un punt i mig del PIB hem de declarar la independència?”. La tesi de l’exministre és que la diferencia en l’1,5% del PIB, no del 8,5%.

Aquestes afirmacions les ha fetes en una entrevista per presentar el seu llibre Las cuentas y los cuentos de la independencia

JosepBorrell

El exministro socialista acusa al soberanismo en un libro de decir “mentiras gordas”

Las cuentas de Borrell

Respeto mucho a la gente que quiere ser independiente, pero no puedo
respetar que argumenten con datos falsos. Y algunos argumentos son terriblemente falsos”. Josep Borrell, exministro socialista del Gobierno, justificó así el libro Las cuentas y los cuentos de la independencia (Catarata) que ha escrito junto a Joan Llorach.

Durante la presentación, el también expresidente del Parlamento europeo acusó al independentismo de esgrimir “datos falsos”, decir “mentiras grandes” y de basar su discurso “plenamente en falsedades”.A su vez, calificó de “realismo mágico” la independencia, mientras recriminaba con ironía la actitud de algunos dirigentes que encabezan el proceso soberanista. “Merkel, Valls, Cameron… todos ellos no entienden nada; lo importante es el que piensa la gente que corta el bacalao en Bruselas, como Mas,Homs Junqueras”.

El libro es un juego de citas de algunos dirigentes independentistas
y la constatación con documentación y datos de que lo que argumentan “es falso”. Así, Borrell subrayó que en el libro “se intenta explicar las cosas tal como son. No se trata de recoger lo que tú dices contra lo que yo digo,sino lo que tú dices contra lo que se dice en los documentos, que
son la referencia incuestionable”.

En este sentido, Borrell volvió a cargar duramente contra las teorías
soberanistas y se preguntó: ¿Por qué dicen estas mentiras tan grandes?
¿Cómo es posible que a los ciudadanos les hayan hecho comulgar con ruedas de molino tan grandes?

¿Y cómo es posible que aunque se demuestre que no es verdad lo sigan
diciendo? Por qué saben que son efectivas”, remachó. En este punto
refutó que se diga que una Catalunya independiente no quedará fuera
de la UE, cuando según hizo notar, el 12 de abril de este año el Comité
de Regiones votó uno resolución donde se dice que si una región de un Estado miembro se convirtiera en un Estado independiente, tendría que pedir la admisión en la UE y la admisión tendría que ser aprobada por unanimidad.

Expuso otros discursos refutables, como que los gastos en defensa en una Catalunya independiente serían menores.El libro,en definitiva, “sólo intenta explicar que los cuentos mal hechos se convierten en historias”, aseguró Borrell.

Al acto asistieron el primer secretario del PSC, Miquel Iceta,el presidente del grupo municipal en Barcelona, Jaume Collboni, las exministras Cristina Narbona y Carme Chacón,la número tres de Unió por Barcelona el 27­S, Marta Plana, así como el exportavoz de C’s Jordi Cañaso el exdirigente socialista Josep Maria Sala y miembros de Sociedad Civil Catalana.

Según palabras del Sr. Borrell, es cierto que durante dos años del pico de la burbuja inmobiliaria, 2006 y 2007, la diferencia entre lo que gasta el Estado en los catalanes y lo que recibe de ellos de impuestos y otros ingresos ha sido de 15.000 millones de euros. Pero esta diferencia se redujo a 6.000 millones de euros en 2.008, 4.105 millones en 2.009 y 4.032 millones en 2.011; según cifras de la Generalitat(?).

Y para el 2.015 dice el Sr. Borrell que Mas Collell estima que esta cifra será de 3.200 millones.

¿Pero quién en el hijo de puta que nos está tomando el pelo?

 

¿Cómo se han calculado y qué significan los 16.000 millones de euros del 2009, concretamente 16.409?

 

Escribe Borrell :

“Primero. Utilizando el método monetario se estimó que Catalunya aportó al Estado 46.195 millones de euros de ingresos (impuestos y cotizaciones).

“Segundo. Utilizando el método monetario se estimó que el Estado aportó a Catalunya 45.403 millones de euros en forma de bienes y servicios. Recuerden que el método monetario sólo computa el gasto del Estado realizado en territorio catalán. Por ello, no se tienen en cuenta los gatos en Defensa, representación exterior y Justicia, y otros muchos como, por ejemplo, el del Servicio de Trasplantes, efectuados fuera de Catalunya.

“Tercero. Restando las anteriores cifras se obtiene un déficil fiscal de Catalunya con el Estado de 792 millones.

“Cuarto. Se neutraliza el déficit público estatal por los ingresos. Para ello se añade a los ingresos que efectivamente Catalunya ha aportado al Estado, la parte que le corresponde del déficit público del Estado.¿Cuál es esta parte? La Generalitat la obtiene repartiendo el déficit del Estado de manera proporcional a los ingresos efectivamente aportados por cada comunidad autónoma. Veámoslo numéricamente. En 2009 , el Estado tuvo un déficit de 81.113 millones de euros. La Generalitat calcula que Catalunya contribuyó con el 19,25 & de los ingreos del Estado, por lo que suma 15.618 millones de euros ( el 19,25% de los 81.113 millones de euros) a los 792 millones de euros de déficit observado. Así se obtiene un déficit fiscal calculado por el método “monetario y neutraliazado por los ingresos” de 16.410 millones de euros.

“Obsérvese que, en realidad, esos 15.618 millones de euros de ingresos adicionales no se han pagado. Son una hipotética contribución, calculada por una forma muy particular, a cancelar en el futuro la deuda generada por el déficit. La carga de intereses que genera se contabiliza en las balanzas fiscales de los años siguientes.”

Diferencia entre los resultados del método monetario y del beneficio

“La sobrestimación media que produce el método monetario, el escogido por la Generalitat, sobre el método beneficio, es el 43 %, casi 5.000 millones de euros anuales de media. En términos del PIB, la sobreestiamción es del orden de 2,7 puntos.

Veamos dos ejemplos de los cálculos de 2009 que ayudan en entender esta diferencia. En política exterior, según la Generalitat, el Estado gastó 864 millones en embajadas, consulados y demás actividades. Pero como las embajadas y consulados del Estado no están, obviamente, en territorio catalán, estima que sólo gastó 1 millón de euros en Catalunya y sólo computa esta cantidad. En cambio, el método beneficio asigna a Catalunya 138 millones de euros, el 16 % de los 864 millones de euros.

“En defensa, según la Generalitat, el Estado gastó 8.330 millones de euros. Como el ejército tiene poca presencia en Catalunya, la Generalitat considera, al usar el método monetario, que sólo 343 millones benefician a Catalunya, el 4 % del total. Por el método beneficio, la Generalitat computa 1.332 millones de euros, el 16 % de los 8.330 millones.

“Obviamente, se podría decidir no suministrar el mismo nivel de servicios, por ejemplo, gastando poco en defensa, como Mas ha sugerido. Pero entonces no estaríamos haciendo una comparación homogénea. Y no podríamos pretender estar en la OTAN, como también parece desear.”

Y concluye Borrell:

” En resumen, podemos concluir que ciertamente Catalunya tiene un défict fiscal superior al que le correspondería si contribuyera proporcionalmente a su renta, como indicador de capacidad, y recibiera proporcionalmente a su población, como indicador de necesidad. Hay un efecto redistribuitivo mayor que el que justifican las diferencias en la distribución territorial de la renta en España.
“Pero esta diferencia es del orden del 1,5 % del PIB, es decir, unos 3.000 millones de euros. Quizás se justique por la característica socioeconómica
y la estructura de la población de Catalunya. Pero no conocemos evidencias al respecto.

“Esta es la dimensión real del pretendido expolio. No es el 8,5 % por ciento del PIB. Ni el doble del que tiene cualquier otra región comparable en otros países del mundo.

“Francamente, ¿justifica un exceso redistributivo de 1,5 puntos del PIB la calificación de “expolio”? ¿ Y toda la agitación y propaganda que los independentistas y el gobierno de la _Generalitat, con el dinero de todos los contribuyentes, han hecho en torno a la “asfixia·” que según Junqueras amenaza inclso ” la estabilidd económica de Europa”? Para corregirla, ¿ hace falta proclamar la independencia, con todos los desgarros, riesgos y costes que ello conlleva? Nosotros creemos que no.”

 

JosepBorrell

El cuento de los lecheros Junqueras y Mas

Josep Borrell y Joan Llorach desmontan los argumentos económicos usados a favor de la independencia: las balanzas fiscales ‘a la alemana’ o la pérdida de 16.000 millones

Las cuentas y los cuentos de la independencia rememora la fábula de la lechera de Esopo/Samaniego, en versión masculina, pues también hay lecheros: Junqueras y Mas, ambos a dos, a los que les pueden más sus emociones que la verosimilitud de sus planteamientos. Una entelequia independentista a dúo disonante, diseccionada en un libro de fácil lectura que requiere, por parte del lector, cierta dosis de curiosidad intelectual y un apreciable grado de vocación de aprendizaje.

El libro analiza críticamente sus argumentos en favor de la independencia de Cataluña. Su diagnóstico es rotundo: Junqueras y Mas han estado engañando a los catalanes en muchas cuestiones. En particular, desmonta la extendida creencia de que, con la independencia, Cataluña dispondría, de forma inmediata y permanente de 16.000 millones de euros adicionales que “España les roba a los catalanes”. Esta argumentación obvia el detalle, nada menor, del coste de todos los servicios públicos que el Estado español presta a los catalanes desde fuera del territorio catalán, y que una Cataluña independiente tendría que asumir y pagar

Los autores, dos ingenieros y economistas catalanes (el primero con una apreciable experiencia política española y europea), recuerdan el papel de los medios de comunicación públicos, y de los controlados por la Generalitat, que han actuado como propaladores de las tesis oficiales sin preocuparse por verificar la veracidad de tales afirmaciones. Se ha logrado así convertirlas en una cuestión de “dignidad” y que el independentismo sea cultural, mediática y socioeconómicamente hegemónico, lo que no quiere decir que, por el momento, la opción a favor de la independencia sea mayoritaria. El libro sostiene la idea de que los problemas de la relación entre Cataluña y el resto de España pueden resolverse sin tener que recurrir a soluciones tan traumáticas como la separación.

Soluciones de tipo federal como las aplicadas en Quebec, Massachusetts o Baviera presentan menos costes y más oportunidades, en un momento de la historia en que las relaciones entre los países han dejado de ser juegos de suma cero para convertirse en proyectos de integración creciente y prosperidad compartida. Y, en cualquier caso, adoptar como ejemplo a Irlanda (como lo hace Junqueras) vuelve a obviar aspectos tan dramáticos como los dos años de guerra con los ingleses, seguidos de otro año de guerra civil.

El libro, al margen de las emociones, en contra o a favor de la independencia, desvela con claridad cuánto hay de discutible o simplemente falso en las tesis proindependentistas. Se recopilan las declaraciones de Mas y Junqueras y se señalan las falsedades, los errores y las medias verdades. “Los cuentos que se han contado utilizando las cuentas mal hechas”.

Cuando Junqueras se refiere a la asfixia económica “producida por el expolio español, sufrido por Cataluña durante 26 años”, lo hace sobre la base de la siguiente afirmación: “Si cada año no desapareciese de nuestro país un 8% de nuestro producto interior bruto, en 10 años lo doblaríamos y cada 10 años seríamos el doble de ricos. Habríamos cuadruplicado nuestro producto interior bruto”. Como los autores señalan, Junqueras se ha quedado corto ya que, bajo su hipótesis, Cataluña no solo sería el país más rico del mundo, sino que (si Junqueras manejara correctamente el cálculo del interés compuesto) alcanzaría una renta per capita de más de 200.000 dólares (el doble de la renta de Qatar y cuatro veces mayor que la de Alemania). Resulta patente la falta de rigor de la argumentación de Junqueras.

A la sociedad catalana se la ha engañado con una inventada comparación con Alemania

Otra falacia manejada por ambos a dos es que España drena, vía déficit fiscal, una parte desproporcionada de los recursos de Cataluña, entre el 8% y el 9%. Añadiendo que todo lo que piden es, simplemente, que se la trate como Alemania a sus Länder, que limita su déficit fiscal al 4%-4,5%, como demuestran las balanzas fiscales que el Gobierno alemán supuestamente publica anualmente. Estricta invención. No existen las balanzas fiscales en Alemania, ni limitación alguna al déficit fiscal de los Länder. A la sociedad catalana se la ha engañado con una inventada comparación con Alemania, el cuento de las balanzas fiscales alemanas que nunca existieron. Lo han ido contando por el mundo para recabar apoyo a su causa, sin conseguir más que el descrédito que merece quien demuestra estar tan mal informado o una manifiesta voluntad de engañar.

En el capítulo 4 se ofrece una clara y rigurosa exposición de los conceptos relacionados con la elaboración de las balanzas fiscales, su tipología y métodos de cálculo y especialmente la controvertida cuestión de la neutralización del déficit público estatal, los métodos utilizados para hacerlo y su relación con el ciclo económico. La Generalitat justifica el famoso déficit de 16.000 millones de euros calculándolo por un método muy particular, técnicamente llamado método del flujo monetario y neutralizando el déficit público estatal por los ingresos. Los autores explican cómo ese método produce la mayor estimación del déficit debido a lo artificioso e inadecuado de sus hipótesis, y que en absoluto se puede asimilar con el beneficio fiscal que aportaría la independencia.

El libro presenta numerosos ejemplos para mostrar lo falaz de suponer que a Cataluña solo la benefician los servicios públicos estatales que se producen en su territorio. ¿No se benefician los catalanes de la red de embajadas y consulados en el extranjero, aunque obviamente no haya ninguno en territorio catalán? ¿No benefician los servicios de defensa a los catalanes aunque el Ejército tenga escasa presencia en Cataluña? Las balanzas fiscales calculadas por el método de carga-beneficio tienen en cuenta estos aspectos, a diferencia de las de flujo monetario, que, al no tenerlos en cuenta, incrementan la estimación del déficit fiscal en casi un 50%.

El libro presenta numerosos ejemplos para mostrar lo falaz de suponer que a Cataluña solo la benefician los servicios públicos estatales

Los autores explican cómo el cálculo utilizado por la Generalitat (el muy particular método monetario con neutralización del déficit estatal por los ingresos) deja de lado el hecho incontrovertible de que una Cataluña independiente debería financiar todos los servicios que ahora recibe del Estado, se produzcan o no desde el territorio catalán. ¿O es que no iba a tener su red de embajadas y consulados, su propia defensa y sus propios sistemas de gestión tributaria? ¿Es que alguien lo suministraría gratis?

El libro analiza en detalle los métodos y el significado de la “neutralización” del déficit público estatal, y muestra cuán equívoco es sumar los impuestos efectivamente pagados en el año con la estimación, utilizando el método que más la aumenta, de los impuestos que supuestamente habría que pagar en un futuro indeterminado para financiar dicho déficit.

Se recuerda que, como ha señalado el Tribunal Constitucional, la independencia es una opción política legítima. Pero los autores consideran que no tiene en la sociedad catalana el amplio y continuado apoyo social que requiere para convertirla en realidad. Y pretender hacerlo por la mayoría simple de diputados, cuando hace falta mayoría de 2/3 para reformar el Estatut o para decisiones de importancia infinitamente menor, como suprimir un organismo como TV3, es un despropósito. Y hacerlo de forma unilateral, rompiendo con la legalidad constitucional, es un viaje a ninguna parte. Una mayoría simple de diputados independentistas no puede proclamar la independencia sin situarse y situar a las instituciones catalanas fuera de la ley. Se trata de construir un Estado alternativo. Por si cupiera alguna duda, la reciente reiteración de Junqueras: su declaración de que “construir un nuevo Estado es mucho más importante que el hecho de que lo presida uno u otro”.

Después de constatar, en este inteligente y didáctico libro, la invalidez de las tesis de Mas y Junqueras se le viene a uno a la mente, en el mejor de los casos, el verso de Samaniego: “¡Qué palacios fabricas en el viento!”. En el peor, condenar la transgresión de la legalidad vigente del Estado español por su máximo representante en Cataluña.

24 horas. Josep Borrell presenta “Las cuentas y los cuentos del independentismo”

 

Ondacero
Josep Borrell: “El efecto de la independencia no sería positivo para Cataluña”

El socialista y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell valora en Más de uno el momento actual que atraviesa Cataluña, que es lo que le ha llevado a escribir el libro ‘Las cuentas y los cuentos de la independencia’, que tiene como objetivo “analizar lo falso y lo cierto de lo que dicen Artur Mas y Junqueras”.

http://www.ondacero.es/programas/mas-de-uno/audios-podcast/entrevistas/josep-borrell_2015090855ee92080cf2897109359de0.html

“Las cuentas y los cuentos…” en PDF

http://ep00.epimg.net/descargables/2015/08/28/d5aca14912c07308d2941eb0d41a8d64.pdf

JOSEP BORREL. NUEVO CICLO POLÍTICO; CRECIMIENTO, ENERGIA, CLIMA Y VECINDAD. UIMP, PALACIO DE LA MAGDALENA. 24/08/2015 // FOTO: MARIA GIL LASTRA

JOSEP BORREL. NUEVO CICLO POLÍTICO; CRECIMIENTO, ENERGIA, CLIMA Y VECINDAD. UIMP, PALACIO DE LA MAGDALENA. 24/08/2015 // FOTO: MARIA GIL LASTRA

JOSEP BORRELL, EXMINISTRO Y EXPRESIDENTE DEL PARLAMENTO EUROPEO,

Augura que “nadie va a reconocer” una eventual secesión y que la salida de la UE y del euro sería inevitable

 

Mi perfil

castellers-Paris

manifestacion

Gaudi

concierto3

Castellers-3x10a

El señor Rajoy ayuda al independentismo catalán. ¿ Cómo y de qué manera? Al internacionalizarlo, al hacer que participen en el mismo los principales políticos extranjeros.

” Por cierto, señora Merkel, déjeme recordarle que Baviera se queja de un exceso de “solidaridad”, de que la ayuda que presta a otros landers alemanes excede en un 4 % de su PIB a lo que le correspondería pagar en estricta justicia distributiva. Pues bien, señora Merkel, en confianza permita usted que le diga que en Catalunya el exceso de solidaridad, lo que los catalanes pagamos por el “lujo” de ser españoles, nos cuesta 16.000 millones de euros al año; o sea, un 8 % de nuestro PIB, unos 200.000 millones de euros. Y créame señora Merkel, en confianza se lo explico – recuerde aquello de “zapatero a tus zapatos”: ignoro la especialidad y la clase de sus estudios, yo soy doctor en ciencias económicas – créame señora Merkel: aunque parezca mentira y resulte difícil de creer un 8 % es más que un 4 %.”

Artur-Mas-negociar

Artur Mas llama al Estado a negociar para evitar “lesiones económicas”.

El president asegura que España también es viable económicamente sin Catalunya si no se “lesionan” mutuamente.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reiterado este lunes la viabilidad de un Estado catalán, y ha defendido que España también es viable económicamente sin Catalunya siempre que ambas partes negocien después del 27S con voluntad de entendimiento y sin ganas de “lesionarse”.

“Hablo de negociación ‘win-win’. Si en Catalunya hay una mayoría para constituir un Estado, la mentalidad de la negociación en Catalunya y Madrid debe ser no lesionarnos. Si lo hacemos, ganaríamos todos”, ha dicho al presentar el estudio de Junts pel Sí ‘La viabilidad económica del nuevo Estado’, junto a Germà Bel y Oriol Amat.

Según Mas, si se produce esta negociación de común acuerdo, Catalunya deberá adoptar una actitud de buena vecindad y asumir las cargas y la deuda que corresponda, porque no pretende dar la espalda a España.
Mas ha admitido que hay voces “influyentes” contrarias al proceso independentista, pero ha considerado que son minoritarias y, tras recordar el reciente apoyo de diversas entidades empresariales al derecho a decidir, ha avisado: “El 27S, el voto del autónomo más pequeño valdrá lo mismo que el voto del directivo más poderoso o del empresario más grande”.
Además, el líder de CDC ha remarcado que los que auguran una Catalunya soberana fuera de la UE utilizan este recurso como una “arma para desmontar adhesiones a favor del sí” de cara al 27S, en una estrategia de “amenaza y miedo que no se aguanta”. “No se puede decir que Catalunya iría a la cola de la UE, porque ya está en la UE y te tienen que sacar para ponerte en la cola. ¿Cómo se saca a alguien, en contra de su voluntad, fuera de la UE?”, se ha preguntado Mas.

En esta línea, Amat y Bel han defendido que Catalunya no quedaría “ni un milésima de segundo fuera de la UE” en lo que afecta al día a día de las empresas y los ciudadanos, porque creen que se hallaría un mecanismo transitorio para que no hubiera ningún impacto mientras terminan las “formalidades” a una adhesión completa a la UE.

Mas, Bel y Amat han coincidido en que Catalunya no debe sufrir desde el punto de vista económico porque, según sus cálculos, sería un Estado con “superávit”, “más justo y más próspero”.

El president ha defendido que, en el caso de una secesión, Catalunya sería viable, al igual que lo sería España, por lo que ha apelado a una negociación sin “lesiones” mutuas si hay una mayoría independentista -al menos de escaños, ha incidido- el 27S.

El president ha admitido que el camino a la independencia pude tener “incertidumbres” pero ha señalado que seguir como hasta ahora, en el contexto autonómico, es continuar con la “certidumbre” de la “macrodependencia económica respecto al Estado” de la que, según ha dicho, ha salido perjudicada la población catalana.

Según Junts pel Sí, una eventual Catalunya independiente tendría un superávit con el que podría dedicar 2.200 euros al año por persona, desaparecería el déficit actual de la Generalitat de 5.000 millones de euros y se crearían entre 50.000 y 70.000 empleos nuevos por las “estructuras de Estado”.

En lo que se refiere a las pensiones, una hipotética Catalunya independiente tendría un saldo positivo de 24.126 millones de euros entre los ingresos de los trabajadores y el gasto en prestaciones.Lamenta que Sánchez “se saque de encima” el debate de la nación catalana

Mas también ha lamentado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, “se saque de encima” el debate de si Catalunya debe ser reconocida o no como una nación y ha subrayado que éste es un elemento “esencial” porque habilita el derecho a decidir.

El secretario general del PSOE ha considerado, respecto a si Catalunya debe ser considerada una nación, que el problema “no es de definición, sino de convivencia y de fractura económica, social y emocional” entre los catalanes. Para Mas, esta respuesta pone de relieve que los actuales dirigentes socialistas “se sacan de encima” el debate, porque en el fondo, a su juicio, no quieren reconocer a Catalunya como nación ni su derecho a decidir.

“Treinta y siete años después de la Constitución, no se nos quiere reconocer como una nación. Y ese es el debate en el PSOE. Sánchez dice que no es lo importante; claro que lo es, es lo esencial, porque cuando te han reconocido como una nación todo esto comporta inevitablemente el derecho a decidir y por eso nos lo niegan”, ha denunciado.

En cuanto a las afirmaciones del expresidente del Gobierno Felipe González (PSOE), que se expresó en una entrevista partidario de que Catalunya sea reconocida como nación cuando se aborde la reforma constitucional, Mas ha considerado que estas declaraciones son para “compensar” la “ofensa casi sin precedentes” de su artículo previo.
El líder de CDC también ha replicado al expresidente del Parlamento Europeo y exdirigente socialista Josep Borrell que plantear la independencia sólo a partir de los supuestos puntos de ganancia en el PIB es mirarlo “de forma reduccionista”.

En este sentido, ha valorado la “capacidad de decisión” que tendría una Catalunya con estado en diferentes ámbitos sociales y económicos, además de las garantías que podría ofrecer en la protección de los derechos lingüísticos de los catalanes, tanto os que se expresen en catalán como en castellano

Rahola: “El senyor que posa en perill la unitat de la UE ens diu als catalans que estem millor units”

Pilar Rahola ha analitzat les declaracions del primer ministre britànic, David Cameron.

La tertúlia, amb els ‘tres tenors’

Josep Cuní ha moderat la tertúlia amb Manuel Milián Mestre, Joan Josep Queralt i Lluís Foix.

Lord Palmerston: “Inglaterra no tiene amigos, Inglaterra tiene intereses.”

¿ Y Alemania, Austria, Francia…? Exactamente lo mismo, simplemente que no lo han dicho públicamente.

¿España puede fastidarnos? Evidentemente, puede bloquear nuestro ingreso en la Unión Europea… en el caso de que saliéramos de ella… De acuerdo con los actuales tratados.. a menos que los “intereses” determinaran que fuera bueno cancelar tales tratados. El dinero mueve montañas… lo hemos visto claramente en la pasada crisis griega.

Pero si tales tratados nos se modificaran, nosotros podríamos responder a la acción del Estado español. ¿Cómo? De entrada, no reconocer nuestra parte de deuda pública. España debe un billón de euros. Evidentemente, en justicia hay que reconocer que una parte considerable de la misma coresponde a Catalunya. Pero oficialmente no, oficialmente nada de nada: “señores españoles, lo sentimos mucho; pero si ustedes nos hacen la puñeta, permitan que nosotros hagamos lo mismo con ustedes.”

Podríamos suscribir nueva deuda, hasta canalizar nuestra nueva situación económica- por ejemplo, doscientos o trescientos mil millones que seguramente es la parte que nos correspondería de la deuda española en el caso de que España se sentara a negociar nuestra secesión. Y trescientos mil millones de euros permiten que nos tomemos muchas coca-colas. O entrecots de ternera.

Lo ideal sería que la secesión fuera amistosa. Pero si nosotros ofrecemos nuestra amistad y se nos rechaza, no tenemos la culpa de lo que ocurra después.

¿La seguridad social, los pensionistas? No, hombre, no: las pensiones las pagan los que ahora están cotizando. Y la emisión de deuda pública serviría para crear un fondo de reserva, mucho más saneado que el español.

Y basta ya de amenazar a los catalanes. Españoles, en vez de amenazar, pregúntense ustedes: “¿podrá España subsistir sin la participación económica catalana?”

jordi_graupera1

Si dudas, de Jordi Graupera

Una duda razonable: saber si una Catalunya independiente podrá ser miembro de la Unión Europea. Como explicó el economista Jordi Galí en un artículo en El País el 2013, tenemos dos escenarios. El primero es sencillo: si hay colaboración con el Estado español, ningún problema, más allá de las formalidades, la negociación de la deuda pública y algunos compromisos. Es el modelo del Reino Unido.

Pero supongamos el peor de los casos: España bloquea la entrada de Catalunya en la UE. Con todo, este escenario no significa que Catalunya no pueda mantener el euro, o que no firme un acuerdo de colaboración con la UE para la libre circulación de mercancías, capitales y personas. Estos derechos no están restringidos a la UE y hay varias maneras de hacerlos efectivos, como en Suiza. Las instituciones y los países europeos tienen más interés en mantenerlos que en hacerlos desaparecer. El área económica de Barcelona no es una nimiedad. Incluso los bancos catalanes podrían acceder a la liquidez del Banco Central Europeo a través de filiales en la zona euro, como hacen otros.

El principal problema sería para España. Sufriría costes económicos y ninguna ventaja, más allá de la emocional de no rendirse. Galí cree que los incentivos, una vez la independencia fuera un hecho, llevarían a España a negociar, con los plazos y las formalidades que hicieran falta. El incentivo principal es la deuda pública: si quieren que Catalunya asuma su parte no hay otro remedio que sentarse a negociar. A estas alturas helénicas, todos sabemos qué fuerza tiene la presencia de una deuda inmensa en una negociación política. Antes de la secesión, el incentivo para España es amenazar; después, negociar.

Pero estoy dispuesto a asumir un escenario en el que España opta por el boicot y nada más. Entiendo que mucha gente cree que este será el escenario, a pesar de la presencia de incentivos en sentido contrario. Asumamos, pues, una hipótesis con grandes costes para Catalunya. En esta opción, España estaría dispuesta a pegarse un tiro en el pie para obstaculizar el desarrollo catalán. Estaría dispuesta a bulimizar la deuda, a recaer en una crisis todavía más profunda, a cambio de no renunciar al proyecto nacional que siempre ha soñado. La preservación de la hegemonía cultural e identitaria pasaría por encima de su propio futuro material y político.

Si esta es la razón por la cual dudas, si esta es tu hipótesis sobre España, seamos consecuentes: nada impide que España se comporte exactamente igual en la situación actual. Quizás así, las carencias en infraestructuras, el Ave radial-identitario, la discriminación fiscal y cultural, y el centralismo ineficiente y antidemocrático los verás com una forma de perjudicar a todos para evitar que Catalunya cuestione en exceso el poder dentro de España. Es sólo una hipótesis, pero con dos estados, y sus garantías hoy inexistentes, este tiro en el pie es más fácil de evitar. Si dudas, digo.

UE

Catalunya y la Unión Europea, de Carles Casajuna

La permanencia de una hipotética Catalunya independiente en la Unión Europea es una de las cuestiones más polémicas de estas elecciones, cosa muy comprensible porque puede tener repercusiones muy serias en la vida cotidiana de los ciudadanos.En las líneas que siguen voy a intentar ofrecer mi opinión, pero vaya por delante que
no soy ningún experto en la materia y que gran parte de lo que sigue no pueden ser más que conjeturas, dada la falta
de precedentes y de previsiones específicas en el tratado de la Unión Europea.

Se trata de un asunto de una gran complejidad, pero creo que hay
algo que sepuede afirmar sin demasiadas reservas: una hipotética Catalunya independiente no se convertiría de forma automática en un nuevo miembro de la Unión. Tendría que solicitarlo formalmente y obtener la aprobación de todos los estados miembros. Esto lo han dicho diversos dirigentes de la Unión con toda claridad y lo decía hace muy poco, en un magnífico artículo en El País, Jean Claude Piris,exdirector del Servicio Jurídico de la UE.

¿Quiere esto decir que Catalunya saldría de la Unión y se quedaría fuera? Ahí comienzan las incertidumbres. Por lo pronto, cabe imaginar que para que Catalunya saliera de la Unión se requeriría, paradójicamente, que España y la Unión reconocieran o admitieran su independencia de algún modo, ya que en caso contrario no habría motivo para que el derecho comunitario dejara de ser aplicable en Catalunya, al estimarse que continuaba formando parte de un Estado miembro.

Además, esta salida tampoco sería automática.Entrar en la Unión no es fácil, pero salir tampoco, porque lleva aparejadas cuestiones jurídicas muy vidriosas. El tratado sólo prevé la salida de un Estado de forma voluntaria (artículo 50), y establece un plazo de dos años, prorrogable, para negociar
la futura relación de ese Estado con la Unión. Durante este periodo, el derecho comunitario sigue vigente.

Ningún régimen jurídico puede quedar derogado de la noche a la mañana si no es sustituido por otro. El derecho, como tantas otras cosas, aborrece el vacío. Por ello, cabe imaginar que la hipotética salida de Catalunya de la Unión, pese a no ser estrictamente voluntaria, seguiría el cauce establecido en este artículo, para evitar lagunas legales. Esto quiere decir que Catalunya tendría dos años para negociar su nueva relación con la Unión, es decir, su permanencia o no en el Espacio Económico Europeo, en Schengen, en el euro, etcétera.

Sobre esta negociación pesarían a mi juicio varios factores de forma poderosa. El primero, sin duda alguna, sería la presumible voluntad de algunos estados miembros de no dar ningún tipo de facilidades al nuevo Estado, para evitar contagios. Este factor supondría un serio obstáculo a la previsible voluntad de Catalunya de continuar vinculada a la Unión de forma tan estrecha como fuera posible. El segundo factor sería el hecho de que los catalanes son hoy ciudadanos de la Unión y mayoritariamente desean seguirlo siendo, y actuaría en sentido contrario, ya que, dejando de lado la cuestión de si ello supone algún tipo de derecho adquirido, despojar a los catalanes de la ciudadanía europea contra su voluntad chocaría con el espíritu europeo.

El tercer factor es la vocación de la Unión de estrechar las relaciones entre los pueblos de Europa y de desarrollar relaciones preferentes con sus vecinos, que obraría en el mismo sentido favorable a los hipotéticos intereses de Catalunya. Dada la falta de precedentes, el peso de cada uno de estos factores dependería de la voluntad política de los estados miembros, y a su vez esta dependería de la forma en que se hubiera declarado la independencia y de la posición de España al respecto.

Catalunya quedaría por un tiempo indefinido en una especie de limbo que podría oscilar entre casos tan distintos como Noruega, que es miembro del Espacio Económico Europeo y de Schengen, o las repúblicas balcánicas que aspiran al ingreso en la Unión. De estimarse que la independencia se había declarado de forma ilegal, resultaría muy difícil para los estados miembros apoyar la voluntad de Catalunya de continuar tan vinculada a la Unión como fuera posible, entre otros motivos porque Catalunya dejaría de cumplir al menos uno de los criterios establecidos en el tratado de la Unión para pertenecer a la misma, el respeto del Estado de derecho. Así pues, todo ello remite de nuevo a la cuestión central del contencioso: la voluntad de una parte de los catalanes de separarse de España choca contra la Constitución española y contra el Estado de derecho.

Si las próximas elecciones muestran que esa voluntad es mayoritaria –cosa hoy por hoy incierta–, cabe esperar que se abrirá un diálogo con el Gobierno actual o, más probablemente, con el que sea elegido tras las elecciones generales, para hallar un arreglo razonable. De ese diálogo dependerá todo, y no cabe esperar que Bruselas tenga ningún papel directo en el mismo, porque se trata de un asunto interno.

Rajoy-limpiabotas

El Constitucional se quiebra ante la ley para suspender a Mas
Un sector de la institución estima que la norma puede ser inconstitucional

El Tribunal Constitucional (TC) ve con fuertes reservas la reforma propuesta por el PP para incrementar las competencias del Alto Tribunal en caso de un supuesto incumplimiento de sus resoluciones. Las críticas se dirigen tanto a cuestiones de fondo como de forma. Un sector del TC aprecia incluso la posible existencia de motivos de inconstitucionalidad en la iniciativa, en la medida en que capacita a la institución a privar de derechos a funcionarios y cargos públicos sin concederles siquiera un trámite de audiencia. En el TC existen, en suma, serias objeciones a la reforma y la opinión dominante en la institución es que se trata de una iniciativa desacertada e inoportuna, que coloca al Constitucional en el ojo del huracán, atribuyéndole competencias que nunca ha pedido ni deseado en las sucesivas reformas que ha puesto en marcha para mejorar su funcionamiento.

De entrada, la crítica más compartida en el seno del Constitucional es la de la inoportunidad de la medida, en puertas de unas elecciones autonómicas, las catalanas del 27S. Obviamente, en el TC se comparte el criterio de que las instituciones deben garantizar el cumplimiento estricto de la ley y de sus propias resoluciones, pero no se entiende por qué el PP ha tardado casi un año, desde el 9-N del 2014, en tratar de incrementar los recursos legales contra eventuales actos de desobediencia de la Generalitat. Que se haga ahora, en una rueda de prensa con presencia del candidato del PP en los comicios catalanes, Xavier García Albiol, ha causado perplejidad y desazón en el Constitucional, que no desea ser percibido como alineado con estrategias de partido.

Este razonamiento entronca con la estrategia seguida por el TC para responder al proceso ­soberanista catalán. El Constitucional ha subrayado que no existe una soberanía política catalana desprendida o desgajada de la que ejerce el conjunto del pueblo español, pero también ha destacado que la actual tensión entre las instituciones de Catalunya y las del Estado constituyen un problema político, que debe resolverse mediante el diálogo. El TC, por tanto, no comparte la idea de que el Gobierno pueda resolver el contencioso arrojando sobre las espaldas del propio Constitucional la responsabilidad de resolver cada episodio que pueda producirse a lo largo del proceso soberanista. Y menos si la vía elegida para ello es la de ­incrementar sus competencias contrarreloj, sin consenso, y con reformas que pueden no ajustarse a la propia Constitución.

En este punto, el sector del TC más crítico con la iniciativa del PP considera que puede ser inconstitucional privar a un presidente autonómico de sus funciones, aunque sea de forma temporal, sin oírle y por un presunto incumplimiento de sus competencias. La tesis de este bloque es que se trata de una medida equiparable a la de inhabilitación, que sólo podría ser impuesta por la vía penal, tras un proceso seguido con todas las garantías. En dicho sector se estima que el Gobierno ha decidido tirar por la calle de en medio ante la falta de resultados de la querella que presentó contra el president de la Generalitat , Artur Mas, por su conducta en relación con el 9-N. Entonces ya se habló de una posible condena por desobediencia, con la correspondiente pena de inhabilitación, un objetivo que ahora se repropone por otro camino y con otros medios. No obstante, el sector conservador del TC considera que la multa y suspensión que se prevén en la reforma no son necesariamente contrarias a la Constitución. En el propio Constitucional, por tanto, habría un intenso debate sobre la constitucionalidad de la norma propuesta por el PP si ésta fuera aprobada y recurrida. Y también queda claro que sería muy difícil, por no decir imposible, que la eventual suspensión de un presidente autonómico fuera respaldada por unanimidad, como lo han sido hasta ahora las resoluciones del actual TC con respecto al proceso soberanista catalán.

Esta circunstancia preocupa mucho en el Constitucional, que ha puesto el mayor interés en preservar esa unanimidad para no ofrecer la imagen de una institución dividida, enfrentada y afín a estrategias políticas de terceros. Y otro aspecto que se subraya es que el suspendido podría llegar a ser, en teoría, cualquier miembro del Gobierno, si el TC estima que ha incumplido sus sentencias.

CGPJ

El CGPJ se divide ante la propuesta de reforma del Tribunal Constitucional

Los miembros de la minoría progresista del órgano de gobierno de los jueces lamentan que se prive al TC de su naturaleza constitucional con una finalidad política.

Varios vocales del Consejo General del Poder Judicial de orientación progresista consideran innecesaria la reforma del Tribunal Constitucional (TC) para dotarle de capacidad sancionadora promovida por el Gobierno y atribuyen a esta iniciativa una finalidad política que daña a la institución.

Los vocales citados han explicado a Efe su malestar por dos razones: por su desacuerdo general con el espíritu y el contenido de la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional; y por el hecho de que se haya tramitado de urgencia y, por tanto, se haya evitado el informe del propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Los miembros de la minoría progresista del órgano de gobierno de los jueces lamentan que se esté privando al TC de su naturaleza constitucional para convertirlo en un órgano a las órdenes del ejecutivo, todo ello con una finalidad política.

Creen que la reforma es innecesaria, porque las sentencias de los tribunales son ejecutables por principio, y lamentan que se hurte al CGPJ su informe preceptivo sobre un asunto que afecta a derechos fundamentales y al equilibrio de poderes, dado que cambia la naturaleza del TC para darle competencias cercanas al ámbito penal.

El Grupo Popular en el Congreso tramitará por el procedimiento de urgencia en este mes de septiembre una reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, que dota a éste de capacidad de imponer sanciones cautelares para obligar a la ejecución de sus sentencias.

La Constitución señala que las leyes orgánicas deben recibir informes preceptivos, aunque no vinculantes, de varias instituciones, como son el Consejo de Estado y el órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial.

Sin embargo, al tramitarse de urgencia esta reforma de la ley se evita que pase por ese trámite, en el que podría recibir informes contrarios.

A ese hecho es al que se refieren los vocales progresistas citados, que además atribuyen a la tramitación de urgencia otra explicación, la de que se está legislando para un solo caso, el catalán, lo que a su vez evidencia la finalidad política de la reforma.

Joaquim Bosch, de Jueces para la Democracia: “La credibilidad del Constitucional, dañada con la reforma”

Tribunal-Constitucional

El PP reformarà el TC per dotar-lo de poder sancionador

Montse Nebrera i Joan Josep Queralt analitzen la reforma que vol fer el PP perquè el TC tingui poder sancionador.

Pilar Rahola: “Això està pensat per suspendre Mas abans de les eleccions generals”

Pilar Rahola ha analitzat les intencions del PP de canviar la llei perquè el Tribunal Constitucional tingui la capacitat de sancionar Artur Mas.

Mas dice que el PP se plantea cargarse el estado de derecho

El president califica de “esperpéntica” e “inquisitorial” la propuesta del Gobierno que consiste en dar capacidad al Tribunal Constitucional de inhabilitar a cargos públicos

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho este martes en Girona que el PP “se plantea cargarse el estado de derecho” haciendo que el Tribunal Constitucional (TC) pueda llegar a inhabilitar determinados cargos públicos.

En una conferencia que ha pronunciado en el marco del ciclo de cenas coloquio que organiza la Cámara de Comercio de Girona, Mas se ha referido a la reforma del TC que planea el PP y la ha calificado de “esperpéntica” e “inquisitorial”. “Esto sí que recuerda los años treinta. No es ni estado de derecho ni calidad democrática, es alarmante”, ha subrayado Mas durante su intervención.

El presidente catalán ha expresado su deseo de que “esto ayude a muchos a abrir los ojos, si es que queda alguien que no los tenga abiertos” y ha añadido: “Con todo lo que se ha luchado para abrir España al mundo, todo esto se va a pique”.

Artur Mas se ha referido también durante su intervención a la carta que el expresidente del Gobierno español Felipe González publicó el pasado domingo en el diario El País dirigida a los catalanes.
“Lo peor que ha dicho Felipe no es que nos acuse de nazis; es que diga que votemos lo que votemos los catalanes todo seguirá igual. Esto es muy grave. Es de una gravedad democrática brutal porque dice que las elecciones no servirán para nada”, ha subrayado. “No lo dice Aznar, al que le han faltado minutos para aplaudir: lo dice Felipe González”, ha recalcado.

Mas ha asegurado que Catalunya ha “colaborado y ha ayudado siempre” al Estado español y ahora éste le quita el “autogobierno”, por lo que con las elecciones del 27 de septiembre esta comunidad tiene una “gran oportunidad” para “cambiar de esquema”, aunque necesitarán “mucha fuerza y todas las razones democráticas”.

Sobre las elecciones, ha insistido en que el 27-S “se contará cuántos diputados hay en el Sí y cuantos en el No”, porque “todo el mundo sabe que son elecciones en la forma y un plebiscito en el fondo”. “Es evidente que en el Sí y en el No hay matices. Pero el 27-S se contarán los diputados del Sí y los del No”, ha insistido.
Artur Mas también ha hecho una alusión al documento que ha hecho público hoy la patronal Fomento del Trabajo, en el que advierte de que “el proceso secesionista” que plantean algunas candidaturas de cara a las catalanas “genera tensión y máxima preocupación” desde la perspectiva económica y empresarial, y pide que el nuevo Govern se forme dentro del “marco legal” y con “seguridad jurídica”.

Mas ha asegurado en este sentido que “las entidades que representan a la gran mayoría del mundo económico y empresarial están a favor del derecho a decidir”.

Justicia-encampaña

Josep Maria Brunet: “Es veu el llautó al PP, el TC no vol ser considerat polític”

El periodista Josep Maria Brunet ha analitzat l’oposició judicial i política a la reforma del TC plantejada pel PP.

Ha afirmat que “el centre i l’esquerra judicial estan en contra, això demostra que la justícia està polititzada”. I ha explicat que “el govern fa la reforma perquè la querella a Mas no li ha servit de res”.

estadistica30001-

Presupuestos generales del Estado del año 2016

La inversión en Catalunya crece un 10% pero todavía queda lejos del PIB
Los presupuestos prevén inversiones por 105 millones más hasta los 1.179,53 millones, el 10,7% del total

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 destinarán a Catalunya 1.179,53 millones de euros en inversiones regionalizables, el 10,7% del total del Estado. Así se desprende del documento que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha entregado este martes al presidente del Congreso, Jesús Posada.

Esta cifra es ligeramente superior a la del 2015, cuando el Estado destinó 1.072 millones de euros en Catalunya, un 9,5% más. En concreto, Catalunya recibirá 105 millones más que en los presupuestos de 2015. Sin embargo, la cifra sigue muy por debajo de su aportación al PIB.
El total regionalizable de inversión pública estatal asciende a 13.231,21 millones de euros que se repartirán entre las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. La inversión baja en las comunidades de Murcia (-22,75%), Castilla y León (-16,78%), Cantabria (-10,49%), Asturias (-7,66%), Andalucía (-7,09%), La Rioja (-5,47%), Galicia (-1,62%) y Extremadura (-1,28%).

Mientras, País Vasco es la comunidad autónoma en la que más suben las inversiones para el próximo año, con un 23,46% más que en 2015. Le siguen Baleares (15,27%), la Comunitat Valenciana (12,24%), Navarra (10,46%), Catalunya (10,10%), Aragón (6,64%), Madrid (3,91%), Canarias (2,19%) y Castilla-La Mancha (0,9%). Por su parte, la inversión del Estado en Ceuta subirá un 1,35% en 2016 mientras que descenderá un 8,93% en la ciudad autónoma de Melilla.

Las cuentas destina un 7,81 % más de recursos para la prestación de servicios públicos esenciales -sanidad, educación y servicios sociales- prestados por comunidades autónomas y entidades locales. Las comunidades autónomas contarán con 7.463 millones de euros para la prestación de estos servicios en 2016, un 8,75 % más, al tiempo que disfrutarán de un cierto ahorro de intereses de la deuda como consecuencia de las condiciones ventajosas de financiación establecidas para el próximo año.

De esta manera, las autonomías contarán con 2.909 millones de euros adicionales en 2016 para prestar los servicios públicos esenciales. Por su parte, las entidades locales contarán con un 3,14 % más de recursos disponibles -unos 542 millones-.

La financiación de las administraciones supone el el 42% del gasto. La financiación de administraciones autonómicas y locales, así como de la Seguridad Social, ocuparán el 42% del gasto previsto en el proyecto de ley de presupuestos presentado hoy. El gasto no financiero estatal del próximo año ascenderá a 157.191 millones de euros, de los que 34.720 millones serán para las comunidades autónomas y entidades locales, 17.680 millones para la seguridad social -con el objetivo de financiar pensiones no contributivas, complementos a mínimos y desempleo-, y 13.758 millones, a la aportación española al presupuesto comunitario.

En cuanto al gasto no financiero de los ministerios, se incrementará en un 2,56 %, hasta 40.476 millones, si no se tienen en cuenta las aportaciones a la Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo y el Fogasa, entre otros gastos ineludibles.

En todo caso, las inversiones totales en infraestructuras se mantendrán el próximo año en niveles casi idénticos a 2015, alcanzando los 9.492,50 millones de euros, lo que supone 9,74 millones de euros más que este ejercicio, según el proyecto de ley de presupuestos. En concreto, el Ministerio de Fomento dispondrá de 4.037,25 millones de euros en 2016, de los que 1.814,70 millones de euros corresponden a inversiones, lo que supone un incremento del 2,43% con respecto a 2015.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente contará con 1.892,88 millones de euros en 2016, de los que 1.044,28 millones de euros corresponden a inversiones, un 6,4% menos que en 2015.
Asimismo, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Organismo Autónomo Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras, dispondrá de 30 millones de euros. “La inversión pública en infraestructuras viene siendo una prioridad del gasto público y un instrumento básico para dinamizar la economía, para el aumento de la productividad, el funcionamiento eficaz del mercado de bienes y servicios, la vertebración del territorio, y facilitar el desarrollo de las zonas más desfavorecidas”, subraya el Gobierno en el proyecto de ley de Presupuestos.

En Educación sube un 9,3 % y en Sanidad, un 3,6 %
El presupuesto del Estado para Educación en 2016 sube un 9,3% respecto a 2015 para llegar hasta los 2.483,96 millones de euros, de los que 363,03 millones serán destinados a financiar la implantación de la Lomce el próximo curso. Para 2016, el Gobierno prevé destinar al programa de becas y ayudas a estudiantes el 59,3% del total de los presupuestos educativos, con una dotación de 1.472,40 millones de euros (el pasado año fue de 1.469,6 millones).

Para la implantación de la Lomce se reservan 363,03 millones para financiar los nuevos ciclos de Formación Profesional Básica y la anticipación de la elección y nuevos itinerarios en los cursos tercero y cuarto de la Educación Secundaria Obligatoria. Además, se transfieren a las comunidades autónomas 24 millones de euros con el objetivo de ayudar a las familias a sufragar los gastos de adaptación “del material didáctico” a los nuevos currículos establecidos por la Lomce.
Para las políticas sanitarias, el montante asciende a 4.001,62 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,6 % respecto a 2015, que fue de 3.863,83 millones de euros. En concreto, el presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asciende a 2.029,13 millones de euros, un 6 % más que en 2015.
Recorte de un 21,7% del gasto en prestaciones por desempleo, hasta 19.820 millones.

Un total de 19.820,94 millones de euros se destinarán al pago de prestaciones por desempleo el próximo año, lo que representa un 21,7% menos en comparación con el presupuesto de 2015, cuando se asignó a esta partida algo más de 25.000 millones de euros. En el libro amarillo de los presupuestos, el Gobierno explica que el gasto en prestaciones por desempleo empieza a experimentar el efecto positivo de las medidas adoptadas por el Gobierno en materia laboral, que tiene su reflejo en la reducción de la tasa de paro, que en el segundo trimestre de 2015 se situó en el 22,4%, 2,1 puntos menos. Además, el escenario macroeconómico 2015-2018 del Gobierno contempla una reducción de la tasa de paro para 2016, situándola en el 19,7%.

Asimismo, a la disminución del gasto en prestaciones contribuye el trasvase de beneficiarios de las diferentes prestaciones por desempleo a la renta activa de inserción, dirigida a los desempleados con especiales necesidades económicas y dificultad para encontrar empleo.

Para atender el gasto por desempleo, el Estado, dada la situación que presentan los recursos propios del Servicio Público de Empleo Estatal, contribuirá a la financiación de este organismo mediante la aportación adicional de 4.137,47 millones de euros.

En el nivel contributivo, el gasto previsto asciende a 11.833,80 millones de euros, lo que permitirá dar cobertura a 751.440 beneficiarios. El subsidio por desempleo (incluida la renta agraria) se dota con 5.254,61 millones de euros, con una previsión de 933.309 beneficiarios. El subsidio SEASS se dota con 670,33 millones de euros, con una previsión de 127.566 beneficiarios. La renta activa de inserción se dota con 1.412,99 millones de euros, lo que permitirá atender a 268.000 beneficiarios. La ayuda económica del Programa de Activación para el Empleo se dota con 350 millones de euros, con una previsión de 69.000 beneficiarios.

El gasto en políticas activas aumenta un 9,9%, hasta los 5.214,9 millones. El presupuesto para 2016 destinado a políticas activas de empleo alcanza los 5.214,9 millones de euros, un 9,9% más que en 2015. Este aumento responde, principalmente, al incremento en las partidas destinadas a financiar las bonificaciones a la contratación (135 millones de euros), las agencias de colocación (35 millones de euros), la orientación profesional (129 millones) y la formación profesional para el empleo (117 millones).

El programa de recualificación profesional de las personas que agoten la prestación de desempleo (Prepara), que combina políticas activas de empleo y ayudas económicas al acompañamiento, se dota de 219 millones de euros y centra su función protectora en el colectivo de desempleados que, no teniendo derecho a otras prestaciones o subsidios, presenten cargas familiares y u ostenten la condición de parados de larga duración.

Por su parte, los créditos para actuaciones de carácter formativo alcanzan en 2016 la cifra de 2.087,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,9% respecto a 2015. La deuda pública bajará al 98,2% del PIB en 2016
Por su parte, la deuda pública bajará al 98,2% del PIB a finales de 2016, por debajo del 98,7% previsto para este año, mientras que el Tesoro Público lanzará en los mercados emisiones brutas por importe de 231.175 millones de euros. Los presupuestos mejoran en dos décimas la estimación para 2015 y en tres la de 2016.

Según el Gobierno, la evolución de la ratio deuda pública sobre el PIB en 2015 y 2016 viene determinada por dos factores. En primer lugar, por la intensa consolidación fiscal de las Administraciones Públicas que se habrá llevado a cabo en estos dos ejercicios. En segundo lugar, porque a diferencia de lo ocurrido entre 2010 y 2013, esta ratio no se ve afectada por el impacto del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico, el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores, los programas de asistencia financiera a Portugal e Irlanda, o el préstamo para la recapitalización del sistema financiero español llevado a cabo por el Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Por todo ello, para 2016, el Gobierno espera que se estabilice el coste al que se efectúan las emisiones, con lo que el ratio de intereses de la deuda del Estado sobre el PIB experimentará, por primera vez desde 2008, una caída. En concreto, el pago por intereses de la deuda en 2016 alcanzará los 33.490 millones de euros, un 2,93% del PIB.

Métodos de cálculo de las Balanzas fiscales

Método del flujo monetario

Los ingresos del sector público central se
imputan al territorio donde se localiza la
capacidad económica sometida al gravamen y
los gastos al territorio donde se realizan

Método carga-beneficio

Los ingresos se imputan allí donde residen las
personas que soportan el impuesto y los gastos
al territorio donde residen los beneficiarios

Cuentas públicas territorializadas

Sigue el criterio carga-beneficio pero el
resultado se calcula añadiendo la diferencia de
gasto público por habitante en relación con la
media en el territorio en cuestión

Josef-Ajram2

Josef Ajram enciende las redes con su tweet más polémico
El famoso trader y deportista ha compartido una imagen para desear un buen día que ha creado controversia

El popular trader Josef Ajram ha vuelto a ser protagonista de las redes sociales después de desear un feliz día a todos sus seguidores con un tweet ‘polémico’. El mensaje, en el que asegura: “No olvides que el desayuno es la comida más importante del día”, ha sido acompañado de una imagen en la que se puede ver la espalda de una mujer desnuda abrazada por un hombre.

Josef Ajram es uno de los inversores con más seguidores en las redes. Es conocido por su afición a los deportes y también por su peculiar look con tatuajes y piercings y todos sus mensajes a través de Internet son compartidos y comentados por miles de usuarios.
Lea también: Josef Ajram: hay claras oportunidades para ganar dinero en el MAB

Josef Ajram es uno de los inversores con más seguidores en las redes. El mensaje y la fotografía ha sido compartido por cientos de seguidores en las redes que rápidamente han comentado el mensaje ‘erótico’ de Ajram para felicitarles el lunes. Entre la ironía y la estupefacción, los comentarios han conseguido convertir el tweet del inversor en uno de los más compartidos y comentados del día

Métodos de cálculo de las Balanzas fiscales

Método del flujo monetario

Los ingresos del sector público central se
imputan al territorio donde se localiza la
capacidad económica sometida al gravamen y
los gastos al territorio donde se realizan

Método carga-beneficio

Los ingresos se imputan allí donde residen las
personas que soportan el impuesto y los gastos
al territorio donde residen los beneficiarios

Cuentas públicas territorializadas

Sigue el criterio carga-beneficio pero el
resultado se calcula añadiendo la diferencia de
gasto público por habitante en relación con la
media en el territorio en cuestión

SMOKING1

Presupuestos generales del Estado del año 2016

La inversión en Catalunya crece un 10% pero todavía queda lejos del PIB
Los presupuestos prevén inversiones por 105 millones más hasta los 1.179,53 millones, el 10,7% del total

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 destinarán a Catalunya 1.179,53 millones de euros en inversiones regionalizables, el 10,7% del total del Estado. Así se desprende del documento que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha entregado este martes al presidente del Congreso, Jesús Posada.

Esta cifra es ligeramente superior a la del 2015, cuando el Estado destinó 1.072 millones de euros en Catalunya, un 9,5% más. En concreto, Catalunya recibirá 105 millones más que en los presupuestos de 2015. Sin embargo, la cifra sigue muy por debajo de su aportación al PIB.
El total regionalizable de inversión pública estatal asciende a 13.231,21 millones de euros que se repartirán entre las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. La inversión baja en las comunidades de Murcia (-22,75%), Castilla y León (-16,78%), Cantabria (-10,49%), Asturias (-7,66%), Andalucía (-7,09%), La Rioja (-5,47%), Galicia (-1,62%) y Extremadura (-1,28%).

Mientras, País Vasco es la comunidad autónoma en la que más suben las inversiones para el próximo año, con un 23,46% más que en 2015. Le siguen Baleares (15,27%), la Comunitat Valenciana (12,24%), Navarra (10,46%), Catalunya (10,10%), Aragón (6,64%), Madrid (3,91%), Canarias (2,19%) y Castilla-La Mancha (0,9%). Por su parte, la inversión del Estado en Ceuta subirá un 1,35% en 2016 mientras que descenderá un 8,93% en la ciudad autónoma de Melilla.

Las cuentas destina un 7,81 % más de recursos para la prestación de servicios públicos esenciales -sanidad, educación y servicios sociales- prestados por comunidades autónomas y entidades locales. Las comunidades autónomas contarán con 7.463 millones de euros para la prestación de estos servicios en 2016, un 8,75 % más, al tiempo que disfrutarán de un cierto ahorro de intereses de la deuda como consecuencia de las condiciones ventajosas de financiación establecidas para el próximo año.

De esta manera, las autonomías contarán con 2.909 millones de euros adicionales en 2016 para prestar los servicios públicos esenciales. Por su parte, las entidades locales contarán con un 3,14 % más de recursos disponibles -unos 542 millones-.

La financiación de las administraciones supone el el 42% del gasto. La financiación de administraciones autonómicas y locales, así como de la Seguridad Social, ocuparán el 42% del gasto previsto en el proyecto de ley de presupuestos presentado hoy. El gasto no financiero estatal del próximo año ascenderá a 157.191 millones de euros, de los que 34.720 millones serán para las comunidades autónomas y entidades locales, 17.680 millones para la seguridad social -con el objetivo de financiar pensiones no contributivas, complementos a mínimos y desempleo-, y 13.758 millones, a la aportación española al presupuesto comunitario.

En cuanto al gasto no financiero de los ministerios, se incrementará en un 2,56 %, hasta 40.476 millones, si no se tienen en cuenta las aportaciones a la Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo y el Fogasa, entre otros gastos ineludibles.

En todo caso, las inversiones totales en infraestructuras se mantendrán el próximo año en niveles casi idénticos a 2015, alcanzando los 9.492,50 millones de euros, lo que supone 9,74 millones de euros más que este ejercicio, según el proyecto de ley de presupuestos. En concreto, el Ministerio de Fomento dispondrá de 4.037,25 millones de euros en 2016, de los que 1.814,70 millones de euros corresponden a inversiones, lo que supone un incremento del 2,43% con respecto a 2015.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente contará con 1.892,88 millones de euros en 2016, de los que 1.044,28 millones de euros corresponden a inversiones, un 6,4% menos que en 2015.
Asimismo, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Organismo Autónomo Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras, dispondrá de 30 millones de euros. “La inversión pública en infraestructuras viene siendo una prioridad del gasto público y un instrumento básico para dinamizar la economía, para el aumento de la productividad, el funcionamiento eficaz del mercado de bienes y servicios, la vertebración del territorio, y facilitar el desarrollo de las zonas más desfavorecidas”, subraya el Gobierno en el proyecto de ley de Presupuestos.

En Educación sube un 9,3 % y en Sanidad, un 3,6 %
El presupuesto del Estado para Educación en 2016 sube un 9,3% respecto a 2015 para llegar hasta los 2.483,96 millones de euros, de los que 363,03 millones serán destinados a financiar la implantación de la Lomce el próximo curso. Para 2016, el Gobierno prevé destinar al programa de becas y ayudas a estudiantes el 59,3% del total de los presupuestos educativos, con una dotación de 1.472,40 millones de euros (el pasado año fue de 1.469,6 millones).

Para la implantación de la Lomce se reservan 363,03 millones para financiar los nuevos ciclos de Formación Profesional Básica y la anticipación de la elección y nuevos itinerarios en los cursos tercero y cuarto de la Educación Secundaria Obligatoria. Además, se transfieren a las comunidades autónomas 24 millones de euros con el objetivo de ayudar a las familias a sufragar los gastos de adaptación “del material didáctico” a los nuevos currículos establecidos por la Lomce.
Para las políticas sanitarias, el montante asciende a 4.001,62 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,6 % respecto a 2015, que fue de 3.863,83 millones de euros. En concreto, el presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asciende a 2.029,13 millones de euros, un 6 % más que en 2015.
Recorte de un 21,7% del gasto en prestaciones por desempleo, hasta 19.820 millones.

Un total de 19.820,94 millones de euros se destinarán al pago de prestaciones por desempleo el próximo año, lo que representa un 21,7% menos en comparación con el presupuesto de 2015, cuando se asignó a esta partida algo más de 25.000 millones de euros. En el libro amarillo de los presupuestos, el Gobierno explica que el gasto en prestaciones por desempleo empieza a experimentar el efecto positivo de las medidas adoptadas por el Gobierno en materia laboral, que tiene su reflejo en la reducción de la tasa de paro, que en el segundo trimestre de 2015 se situó en el 22,4%, 2,1 puntos menos. Además, el escenario macroeconómico 2015-2018 del Gobierno contempla una reducción de la tasa de paro para 2016, situándola en el 19,7%.

Asimismo, a la disminución del gasto en prestaciones contribuye el trasvase de beneficiarios de las diferentes prestaciones por desempleo a la renta activa de inserción, dirigida a los desempleados con especiales necesidades económicas y dificultad para encontrar empleo.

Para atender el gasto por desempleo, el Estado, dada la situación que presentan los recursos propios del Servicio Público de Empleo Estatal, contribuirá a la financiación de este organismo mediante la aportación adicional de 4.137,47 millones de euros.

En el nivel contributivo, el gasto previsto asciende a 11.833,80 millones de euros, lo que permitirá dar cobertura a 751.440 beneficiarios. El subsidio por desempleo (incluida la renta agraria) se dota con 5.254,61 millones de euros, con una previsión de 933.309 beneficiarios. El subsidio SEASS se dota con 670,33 millones de euros, con una previsión de 127.566 beneficiarios. La renta activa de inserción se dota con 1.412,99 millones de euros, lo que permitirá atender a 268.000 beneficiarios. La ayuda económica del Programa de Activación para el Empleo se dota con 350 millones de euros, con una previsión de 69.000 beneficiarios.

El gasto en políticas activas aumenta un 9,9%, hasta los 5.214,9 millones. El presupuesto para 2016 destinado a políticas activas de empleo alcanza los 5.214,9 millones de euros, un 9,9% más que en 2015. Este aumento responde, principalmente, al incremento en las partidas destinadas a financiar las bonificaciones a la contratación (135 millones de euros), las agencias de colocación (35 millones de euros), la orientación profesional (129 millones) y la formación profesional para el empleo (117 millones).

El programa de recualificación profesional de las personas que agoten la prestación de desempleo (Prepara), que combina políticas activas de empleo y ayudas económicas al acompañamiento, se dota de 219 millones de euros y centra su función protectora en el colectivo de desempleados que, no teniendo derecho a otras prestaciones o subsidios, presenten cargas familiares y u ostenten la condición de parados de larga duración.

Por su parte, los créditos para actuaciones de carácter formativo alcanzan en 2016 la cifra de 2.087,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,9% respecto a 2015. La deuda pública bajará al 98,2% del PIB en 2016
Por su parte, la deuda pública bajará al 98,2% del PIB a finales de 2016, por debajo del 98,7% previsto para este año, mientras que el Tesoro Público lanzará en los mercados emisiones brutas por importe de 231.175 millones de euros. Los presupuestos mejoran en dos décimas la estimación para 2015 y en tres la de 2016.

Según el Gobierno, la evolución de la ratio deuda pública sobre el PIB en 2015 y 2016 viene determinada por dos factores. En primer lugar, por la intensa consolidación fiscal de las Administraciones Públicas que se habrá llevado a cabo en estos dos ejercicios. En segundo lugar, porque a diferencia de lo ocurrido entre 2010 y 2013, esta ratio no se ve afectada por el impacto del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico, el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores, los programas de asistencia financiera a Portugal e Irlanda, o el préstamo para la recapitalización del sistema financiero español llevado a cabo por el Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Por todo ello, para 2016, el Gobierno espera que se estabilice el coste al que se efectúan las emisiones, con lo que el ratio de intereses de la deuda del Estado sobre el PIB experimentará, por primera vez desde 2008, una caída. En concreto, el pago por intereses de la deuda en 2016 alcanzará los 33.490 millones de euros, un 2,93% del PIB.

Limando el efecto capitalidad de Madrid

El efecto capitalidad es siempre la gran incógnita de los resultados que sobre las
balanzas fiscales se refieren a la Comunidad de Madrid. El que sea de lejos la autonomía con un mayor déficit –16.000 millones– siempre despierta las sospechas de que la capital del Estado se beneficia de hechos como que es la sede de grandes instituciones estatales y de las grandes multinacionales españolas, que liquidan allí el grueso de sus impuestos. Precisamente por eso el profesor Ángel de la Fuente se afanó ayer en explicar que las nuevas Cuentas Territorializadas han hecho un esfuerzo por limar ese sesgo de capitalidad. Según explicó el investigador, los ingresos de las grandes compañías se han contabilizado en los territorios donde se han producido los desembolsos, atribuyéndose el gasto y el impuesto en la parte correspondiente.

En el caso de los museos y edificios culturales, “tanto el Prado como el Liceo de Barcelona”, por ejemplo, la distorsión se ha tratado de suavizar atribuyendo sus ingresos y gastos en un 75% al lugar donde se encuentran ubicados, pero el 25% restante se ha repartido en el resto de las autonomías en función de su población y su grado de riqueza. ¿Entonces? ¿Por qué un saldo tan abultado? La explicación del experto es que en Madrid las rentas son más altas y por eso contribuyen en mayor medida que el resto al sostenimiento del gasto público. No obstante, si bien Madrid está por debajo de la media española en cuanto a financiación por habitante, las distancias son infinitamente más cortas que las que parece revelar ese gigantesco déficit.

Deficitfiscal

Hacienda rebaja el déficit fiscal catalán y eleva el madrileño

Catalunya recibe 7.439 millones menos de lo que aporta al Estado | Extremadura, Canarias, Asturias, Andalucía y Galicia, las más beneficiadas

El Ministerio de Hacienda rebajó ayer el déficit fiscal de Catalunya en más de 1.000 millones y lo dejó en 7.439 millones de euros, el equivalente al 3,75% del PIB catalán. Es la cifra extraída de las balanzas fiscales elaboradas por el Gobierno central y que muestran que Catalunya recibió del Estado 7.439 millones de euros menos de lo que aportó vía recaudación de impuestos. La cifra es un 12% inferior a la que se calculó pata el 2011. En cambio, ha aumentado en un 14% el déficit de Madrid.

Los datos correspondientes al 2012 se extraen del Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas según la metodología diseñada por Ángel de Fuente y su equipo, que han sido muy cuestionadas especialmente desde Catalunya. El déficit fiscal del 2012 calculado por el Gobierno es muy inferior a las estimaciones de la Generalitat correspondientes a un año antes, 2011, y que cifraban el déficit en entre un 5,7 y un 7,7% (11.000-15.000 millones). Precisamente ayer el conseller deEconomia, Andreu Mas-Colell, dijo que en dos o tres meses actualizará las balanzas fiscales utilizando los datos del ministerio publicados ayer.

De acuerdo con los cálculos del ministerio, por delante de Catalunya, Madrid se confirma como la comunidad con un déficit fiscal mayor, 19.015 millones, un 9,57% de su PIB. Madrid sí que ha incrementado su déficit respecto al 2011 en 2.292 millones. El conseller Mas-Colell criticó ayer que el ministerio sólo utiliza la metodología “carga beneficio por un prejuicio estrictamente ideológico”. El conseller añadió que “este sistema de cálculo sobreestima superávit fiscal de Madrid, ya que muchos de los gastos hechos en Madrid (por efecto de la capitalidad) no se computan en esta comunidad, sino que se reparten en las otras”.

La crítica de Mas-Colell es que con el método utilizado por el ministerio todo el gasto administrativo que se hace en la capital se divide por población, cuando en realidad es Madrid la que se beneficia de los puestos de trabajo que se generan alrededor de los ministerios y de la estructura del Estado central. El método de flujo monetario sí que tiene en cuenta esas consideraciones.

Si se tiene en cuenta el déficit fiscal en relación con el PIB de cada comunidad o con su población (PIB per cápita), Catalunya pasa al tercer puesto como la comunidad con peor trato fiscal, ya que se coloca Baleares entre Madrid y la comunidad catalana, como se aprecia en el gráfico adjunto. El déficit fiscal de Madrid es de 2.927 euros por persona, el de Baleares de 1.192 y el de Catalunya de 984 euros.

De acuerdo con los datos aportados por el ministerio, son más de 29.200 millones de euros el dinero que va de las cuatro comunidades con déficit fiscal (Madrid, Catalunya, Baleares y Valencia) a las 13 restantes con superavit. Ese porcentaje equivale al 2,77% del PIB del conjunto del Estado.

Según el informe del ministerio, “como cabría esperar, el saldo fiscal tiende a empeorar según aumenta la renta per cápita, de forma que los territorios más ricos generalmente presentan déficits fiscales, mientras que los de menor renta suelen disfrutar de superávits”. Así pues, las comunidades que más recibieron del resto de las autonomías en términos absolutos fueron Andalucía (8.531 millones) y Galicia ( 3.946 millones). En re-lación con su PIB, las comunidades que más se beneficiaron de la redistribución de saldos fueron Extremadura (el 15,6% del PIB) y Canarias (8,58% del PIB). En relación con la población, Extremadura es la que más recibe por cápita (2.401 euros) seguida de Asturias (1.704 euros).

En el informe completo se destaca que en el caso de Catalunyael déficit fiscal “proviene excluivamente del lado del ingreso, con un gasto por habitante superiora la media nacional”. En cambio, en el caso de Baleares, “la aportación del bajo nivel de gasto es mucho más importante que la del ingreso”.

La importancia de las balanzas fiscales radica en que la Generalitat, organismos como la Cambra de Comerç y académicos estiman que Catalunya sufre un maltrato fiscal. El lunes mismo, la Generalitat publicó una monografía en la que un grupo de académicos introducía el concepto coste de la vida entre comunidades que muestra que son precisamente Madrid y Catalunya las más caras.

JoséGarcíaMontalvoAcción y reacción, de José García Montalvo, catedrático de Economía de la UPF

La tercera ley de Newton dice que con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria. Este se está convirtiendo también en un principio básico de la relación entre el Gobierno catalán y el Estado. Hace dos días la Generalitat presentaba un estudio sobre el cálculo de la paridad del poder de compra entre comunidades autónomas. El informe señalaba que cuando se ajustan las magnitudes económicas regionales,por ejemplo el PIB per cápita, por las diferencias en los niveles de precios de cada territorio el ranking se ve modificado sustancialmente.El estudio establece que hay cuatro CC.AA. que tienen un nivel de precios superior a la media:Madrid, Catalunya, Navarra y el País Vasco.Ahora bien,mientras las dos últimas mantienen su posición en el ranking de PIB per cápita ajustado por la inflación,las dos primeras pierden tres puestos. A nadie se le escapa la importancia que esta corrección tiene para medir adecuadamente las diferencias en bienestar territorializadas. Este es seguramente uno de los motivos por el que las estimaciones que existían hasta ahora de diferencias de precios entre CC.AA.fueran“furtivas” y nunca se haya realizado una operación estadística oficial para medirlas.

Pues bien, la noticia ayer fue la actualización de Sistema de Cuentas Pública Territorializadas del Ministerio de Hacienda. No vale la pena volver sobre los debates recurrentes de las diferencias entre el cálculo del ministerio y el cálculo de la Generalitat(método del beneficio frente al flujo monetario, neutralización, etcétera). El método del ministerio genera un “déficit fiscal” inferior al calculado por la Generalitat y,en el 2012,menor que en el 2011. Por contraposición el saldo relativo de Madrid siguió empeorando en el 2012 de forma significativa.También señala el informe que el sobre esfuerzo fiscal de Catalunya en el 2012 fue enorme, sobre todo si se compara con el caso de Madrid. Por último, el informe muestra que la financiación per cá­pita de las comunidades forales (suponiendo competencias homogéneas e igual esfuerzo fiscal que las de régimen común) perciben el doble de financiación. Pero, además, su“sobre esfuerzo fiscal es negativo y muy considerable” o,lo que es lo mismo, gozan de sustanciales rebajas fiscales. A pesar de esto, su financiación está un 75% por encima de la media de las regiones de régimen común.

En un punto el informe del ministerio se indica que “posiblemente” se debería realizar un ajuste por
factores de coste en el cálculo del gasto medio por habitante. Sin embargo, mientras el Sistema de Cuentas Territorializado ya es una operación estadística regular,todavía no existen estadísticas oficiales de las diferencias de precios regionales.
Y mientras se podría argumentar que se ha tardado en tener unas cuentas territorializadas por su complejidad, en el caso de los precios regionales dicho problema no existe.

Germà-Bel (1)
Pseudobalanza, de Germà Bel,

profesor del departamento de Política Económica de la UB

Ya tenemos la segunda edición del Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas nv(SCPT), con él el Ministerio de Hacienda pretende dirigir la discusión de las relaciones fiscales en España. Lejos queda, 2006, el informe del Instituto de Estudios Fiscales (del gobierno central), que ofrecía una metodología acordada por expertos de todas partes, siguiendo pautas comunes a las usadas en otros países. En estos momentos son cálculos diferentes, con objetivos diferentes.

Verán:tanto el Parlamento extremeño como académicos de diferentes regiones (entre ellos un autor del SCPT)han reconocido que sin Catalunya la fiscalidad de España perdería 16.000 millones. Es el déficit fiscal monetario (palmo arriba, palmo abajo). A partir de aquí comienza el tuneo. El primero es aplicar a cada región una parte de los gastos que no se hacen en ella(carga beneficio),suponiendo que todos valoramos igual el beneficio que nos da,pongamos,el ministro de Educación. Ejemplo interesante, pues casi todos los ministros, altas instituciones estatales y servicios centrales residen en Madrid. Pero los impuestos que pagan se imputan enteros en Madrid,en lugar de a todos los ciudadanos que les pagamos el sueldo. Que Madrid sea la región que presenta más déficit en el SCPT responde en parte a que es más rica; pero hay más,como ven.

Seguimos: algunas cosas se hacen diferentes en el resto del mundo(incluida la España pre­-SCPT). Por ejemplo,los tributos pagados por los turistas no se asignan a las regiones donde se produce la actividad, sino que se reparten por todas partes. Al igual que los tributos pagados por los compradores de exportaciones españolas (pg.6 informe de SCPT).Esto perjudica mucho las regiones más turísticas y exportadoras. Ahora abran navegador, busquen el listado de las regiones por turismo y por exportaciones; verán quién pierde y quién gana.Y así seguiríamos.

Sin embargo,el SCPT para el 2012 no soluciona su pecado original: para obtener los resultados deseados se adoptan criterios incoherentes con el propio objetivo teórico. Obvian que el servicio real recibido depende de la capacidad de compra de los recursos en cada territorio: ¡y las diferencias
de precios son brutales en España! ¡La falta de equidad es brutal! No corregir esto es imperdonable si se pretende,de verdad,evaluar la equidad de servicios.Esto ayuda a entender el hecho de que Catalunyapase de ser la cuarta región en riqueza relativa a la novena en nivel de vida de sus familias.

Pasó el año pasado, y pasará este. Cuando se tienen en cuenta los cambios arbitrarios en el SCPT, y se corrigen, el resultado es equivalente al de la balanza fiscal por carga beneficio; y si siguiesen el método que recoge el impacto económico de la acción estatal, también sería equivalente a la convencional de flujo monetario. Allí residen los 16.000 millones (palmo arriba, palmo abajo)que todos saben que están.O,si loprefieren, los 11.000 millones que quedarían después de crear unas decenas de miles de puestos de trabajo en servicios que ahora, dicen, nos hace el Estado. ¿Cómo lo quieren?

Euzkadi

La letra pequeña del concierto vasco, de Florencio Domínguez

Las declaraciones de Cristina Cifuentes a La Vanguardia en las que cuestionaba el concierto económico vasco han provocado una pequeña polémica. El PP de Euskadi ha salido en defensa de la singularidad fiscal de los territorios forales, el ministro Montoro ha dicho que no está en cuestión el concierto y el portavoz del Ejecutivo de Vitoria le ha venido a pedir a la presidenta madrileña que se informe primero antes de hablar. Cada vez que se plantea la cuestión de la financiación territorial hay quien dirige la vista hacia Euskadi, especialmente cuando casi todos los gobiernos autonómicos viven presupuestariamente con el agua al cuello y contemplan la disponibilidad de recursos del sistema vasco.
El modelo del concierto económico -herencia de la supresión de los fueros vasconavarros de 1876- ha estado en vigor de forma ininterrumpida en Navarra y Álava, mientras que en Bizkaia y Gipuzkoa fue suprimido en 1939 por el franquismo por su alineación con la República en la Guerra Civil. Al amparo de la disposición adicional 1.ª de la Constitución, que “ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales” y que plantea su actualización en el marco de la propia Constitución y de los estatutos de autonomía, se aprobó en 1981 el nuevo concierto para el País Vasco con vigencia de veinte años. En mayo de 2002, con el Gobierno de Aznar, se aprobó una nueva ley que convirtió en indefinido el concierto que regula las relaciones fiscales entre el Estado y Euskadi.
Tocar, por tanto, el concierto no es fácil y abre el debate pasional sobre el fuero, pero es que tampoco es necesario hacerlo si lo que se pretende en realidad es cambiar el huevo, esto es, modificar las aportaciones de las haciendas forales a la caja común del Estado. Para eso hay que recurrir a un segundo instrumento, el sistema del cálculo del cupo a través del que se determina la cantidad que el País Vasco debe ingresar cada año en la Hacienda estatal. Ahí es donde está la letra pequeña. Sin tocar una coma del concierto, una modificación del cupo puede hacer que Euskadi aporte más o menos dinero.
En cuestiones con aspecto técnico con las que se fija el cupo, como los ajustes del IVA o la valoración de las competencias estatales, es donde han puesto el acento algunos expertos críticos con las cifras actuales de aportación vasca como Ángel de la Fuente o Javier Vicente Matilla, que consideran que una modificación de los criterios empleados cambiaría radicalmente los números, que serían mucho menos favorables a Euskadi. Cambiar el sistema de cálculo del cupo tampoco va a ser fácil porque las instituciones vascas no van a estar dispuestas a modificar un sistema tan beneficioso, pero en los partidos nacionales puede haber voluntad para dar pasos por ese camino. Un ejemplo: en 2013, cuando el entonces líder del PSC, Pere Navarro, cuestionó el concierto, el diputado socialista Ramón Jáuregui corrigió a su compañero pero admitió la necesidad de hacer un “recálculo” del cupo. Dicho con otras palabras, de conseguir que el País Vasco pague más a la caja común.

oliver alonso (con marca de agua)-

Blanco, negro y gris, de Josep Oliver Alonso

En el debate en curso sólo destacan las voces de los que están a favor o en contra de la independencia sin ambages

Se acerca la convocatoria de la consulta y, con ella, se extiende la necesidad de clarificar posiciones. Y en este contexto no quiero esquivar algunos problemas que plantea el debate sobre la independencia. Porque la cuestión de fondo no es sobre si es necesaria la consulta. Sobre ésta, el apoyo es general. La discusión es otra, es sobre la virtualidad de la independencia hoy.

Hace poco, una importante institución catalana me propuso la participación en un coloquio sobre la viabilidad económica de una Catalunya independiente. Su propuesta dividía a los invitados entre favorables y contrarios a la independencia. Y ahí está uno de los nudos gordianos del debate hoy: una cosa es la viabilidad económica en el medio o largo plazo, sobre la que no tengo ninguna duda; y otra, muy distinta, la independencia, no pactada, hoy, aquí y ahora.

Y esta matización es crítica, porque este hoy tiene muchos calificativos: crisis en la construcción europea, gravísimos problemas económicos y endeudamiento exterior e interior exorbitante, y ello tanto para Catalunya como para España. Parte de estas dificultades son las que ha destacado el Consell Nacional per a la Transició Nacional, cuando afirma que la salida del euro podría crear incalculables consecuencias. Y en parte también, ello explica la posición de la canciller Merkel, que se ha mostrado tan claramente en contra de la secesión catalana.

Porque se esté o no a favor, hay que convenir que una independencia, no pactada y ahora, alteraría la estabilidad de un euro frágil y conllevaría incertidumbres financieras indeseadas. Y de sus consecuencias tenemos buena muestra: la segunda recesión se originó por la posibilidad de que España saliera del euro. Y el choque financiero que provocó nos puso de rodillas, impulsó una segunda ola de pérdidas de ocupación (1,7 millones de empleos destruidos), hundió a millones de hogares en la pobreza y retrasó en más de tres años el inicio de la modesta recuperación actual.

Ello me lleva a postular que hoy la independencia no es posible. Aunque mi convicción es, también, que si el resto de España no ofrece una alternativa en la que gran parte de catalanes se sientan cómodos y que sea, además, exigible, acabará llegando. Las crisis económicas no son eternas, y una vez se haya superado esta, el proceso puede tomar otros aires.

Con esta posición tan gris, entenderán que mi respuesta a los organizadores del evento fuera que excusaran mi presencia, lo que les pareció muy adecuado. Querían voces claras, a favor del si o del no, sin matices, y la mía matizaba en exceso.

Y ahí es donde tenemos un grave problema. Porque en el debate en curso sólo destacan las voces de los que están a favor o en contra de la independencia sin ambages. Lastimosamente para todos, las posiciones no son jamás blancas o negras. Incluso en un tema tan preciso como la independencia dominan los tonos grises.

CATN

La independencia unilateral costaría hasta 5.000 millones al mes, según los asesores del Govern

El Consell Assessor per a la Transició Nacional ve viable un futuro Estado catalán independiente

El Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN) ha cifrado este lunes entre 4.500 y 5.000 millones de euros al mes el coste que tendría inicialmente para Catalunya declararse independiente sin acuerdo con el Gobierno central, un coste que, defiende, debería costearse con créditos, emisiones de deuda o bonos patrióticos.

Así consta en el informe sobre la viabilidad fiscal y financiera de una Catalunya independiente que el presidente del órgano asesor, Carles Viver Pi-Sunyer, ha entregado este lunes al Govern, que incluye dentro de esta cifra el coste que tendría para las arcas de la Generalitat hacer frente, entre otras cosas, a la Seguridad Social, las nóminas de los funcionarios y los asuntos exteriores.

Sin embargo, tras estos primeros meses en los que no habría una administración tributaria a pleno rendimiento, el informe sostiene que una hipotética Catalunya independiente tendría unas ganancias fiscales de alrededor de los 11.500 millones de euros, un 5,95% del Producto Interior Bruto catalán (PIB).

Caída de entre el 1 y el 2% del PIB si hay boicot

El Consell prevé una caída de entre el 1% y el 2% del PIB catalán si hubiera boicot comercial por parte del resto de España tras una hipotética independencia, una pérdida que “se vería compensada por la desaparición del déficit fiscal”. Así lo establece el informe sobre relaciones comerciales entre Catalunya y España. El documento niega así que la independencia de Catalunya conlleve un “escenario catastrofista basado en boicots sistemáticos y a gran escala a los productos catalanes”, tal y como señala, a su juicio, el informe sobre este aspecto realizado por el Ministerio de Exteriores.

El CATN defiende también que a largo plazo tendría mucha más importancia la capacidad de los exportadores catalanes para innovar y competir en el mercado internacional, así como las políticas que implementase un eventual nuevo Estado catalán. Aun así, el informe recomienda que en un primer momento se adopten medidas dirigidas a prevenir ese posible boicot, como cooperar con los sectores donde predominan los productos de consumo final con origen claramente determinable y cierto valor simbólico, como por ejemplo el cava.

El organismo ha concluido sus trabajos con la entrega al Govern de ocho informes y, según su presidente, el constitucionalista Carles Viver Pi-Sunyer, ha quedado demostrado que el proceso soberanista “es perfectamente posible y técnicamente se puede hacer, es viable”.

Con la entrega de estos informes, el CATN acaba con 15 meses de trabajos, y según su presidente, durante este periodo se ha reflejado que aunque el proceso soberanista necesita tiempo, sería viable al menos a nivel técnico “pese a las dificultades” que hay sobre la mesa. En total, se han presentado ocho informes, que suman exactamente 1.366 páginas, sobre asuntos diferentes: Seguridad Social, defensa, relaciones comerciales entre un eventual Estado catalán y el resto de España, autoridades reguladoras y otras estructuras administrativas que deberían crearse para cumplir con las normativas europeas, integración en la comunidad internacional, poder judicial, sucesión de ordenamientos y viabilidad fiscal y financiera.

En cuanto a defensa, el informe no concreta si un eventual Estado catalán debería tener ejército o no: sí que dice que deberían reforzarse las funciones de los Mossos, coordinarse más con las policías locales, fomentar las relaciones con Estados Unidos, ser miembro de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y valorar el papel que tiene en la actualidad la OTAN a favor de la paz.

Sobre Seguridad Social, los expertos aseguran que sería viable, y también piden crear un ente regulador especializado en los diferentes sectores que la UE exige crear en sus normativas, que tendría carácter multisectorial: energía, telecomunicaciones, transporte ferroviario, sistema financiero, correos y residuos nucleares.

Concluyen también que una declaración unilateral de independencia no es ilegal de acuerdo con el derecho internacional, “aunque pueda contradecir de forma clara el derecho interno” del Estado al que se pertenecía hasta la secesión, y detallan qué procesos debería seguir Catalunya para ingresar en organismos multilaterales internacionales, como la ONU, el FMI, el Banco Mundial, la FAO, la OMS, la Unesco y el Consejo de Europa, entre otros.

Sobre la administración judicial, aseguran que lo mejor sería que en el periodo de Transición se reforzase la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y que sea una eventual Constitución quien determine las características del nuevo sistema.

Sobre ámbitos en los que el Parlament nunca ha regulado porque no tiene competencias, abogan por aprobar una ley provisional para que hasta que no se legisle al respecto, en un primer momento siga vigente la legislación española en estas respectivas áreas.

Germà-Bel

Precalentamiento, de Germà Bel

La principal es la aspiración de tener un Estado que nos trate como ciudadanos y no como súbditos

Andamos en vísperas de la entrevista Mas-Rajoy, y Montoro ha amenizado los previos con la presentación de sus cuentas territoriales, que demuestran al menos siete cosas.

Primero, “que inventen otros” es cosa del pasado. Se usa una metodología ad-hoc, distinta a las habituales donde se calculan balanzas fiscales. Así no se podrán comparar con nada; todo un adelanto. Segundo, se usa cualquier medio a mano para imputar gastos. A veces, incluso, el cálculo “ha tenido que fijarse un poco a ojo” (p. A-30, Anexo). Como los conteos de manifestantes, donde cada ojo ve un número diferente.

Tercero, tienen un fuerte sesgo nacionalista. Vean el tratamiento de los impuestos pagados por turistas: si son domésticos, los ingresos fiscales derivados se imputan a la región visitada. Pero si son turistas extranjeros, pues no son nacionales, y los ingresos fiscales se reparten entre todos los españoles. Nadie ha descifrado qué lógica sigue este criterio, y el propio informe dice que para este asunto “imputaremos con un criterio diferente al habitual” (p. A-535, Anexo). Debe ser sólo casualidad que perjudique a las regiones mediterráneas, grandes receptoras de turismo extranjero.

Cuarto, con tanto cambio metodológico, y siempre en igual dirección, resulta que el déficit fiscal catalán sería de 8.455 millones, el 76% del calculado para la Generalitat con enfoque carga-beneficio (11.087 millones). Si las cuentas de Montoro hubiesen informado también del flujo monetario les saldrían entre 13 y 14 mil millones. ¡Después de todo!

Quinto, el saldo fiscal se neutraliza de facto (constatemos en positivo) “repartiendo el déficit agregado entre las distintas regiones en relación a su población” (p. 18, Resumen). Se deduce para el futuro que el Gobierno considera que la deuda central debe repartirse según la población regional. Anotado por si llega el caso.

Sexto, y muy relevante dado que las cuentas de Montoro pretenden medir el beneficio que los españoles obtiene del sector público: se obvia el nivel de precios de cada región. Se hace como si 100 euros compraran lo mismo (diesen igual servicio) en Castilla la Mancha o Extremadura que en Catalunya o Madrid. No son de este mundo, desde luego.

Séptimo, y crucial. Este proceso de balanzas fiscales no publicadas, aun tras tanta promesa de Montoro, y encargo de cuentas ad hoc para tener mejores números parece fruto de la convicción de que el proceso soberanista está basado en una exigencia económica. Desconoce que, aunque importando todos los ángulos del problema, el principal es la aspiración de tener un Estado que nos trate como ciudadanos y no como súbditos. Lo contrario de lo que hace Montoro con este ejemplo de no transparencia de las cuentas públicas, y en general.

Todavía algunas cosas más han demostrado las cuentas de Montoro, pero ni esta columna da más de sí, ni las cuentas dan para más de una columna. Aunque, bien mirado, el objetivo quizás sea sólo enmarcar las discusiones sobre financiación autonómica entre los barones del PP, y se haya aprovechado para precalentar la entrevista Mas-Rajoy.

Jordi_Graupera

Síntomas y enfermedad, de Jordi Graupera

La manera correcta y decente de discutir cómo se gastan nuestros impuestos es publicar los datos anualmente

Los diarios y periodistas deberíamos negarnos a publicar las cuentas territorializadas del Ministerio de Hacienda hasta que todos los datos sean públicos y estén disponibles para todo tipo de investigadores, economistas y aficionados y para hacer toda clase de balanzas. No como ahora, cocinadas. Como dijo De la Fuente al presentar el informe, los gobiernos no acostumbran a publicar informes como los de España. Lo repetía el Sr. Coll en El Periódico: “Spain is different”, decía. Parece que nos quieran decir que el Gobierno español es más transparente que otros. Y es lo contrario.

Los gobiernos no publican las balanzas porque a veces no se puede, como en el caso alemán: el Gobierno federal raramente hace transferencias a los estados. Como las transferencias se hacen directamente entre estados, son estas las que se publican (en el Bundesfinanzministerium). Y -sobre todo- en muchos países no se publican porque la divergencia de criterios hace deseable que sean elaboradas por organismos independientes, académicos, etc. Como pasa en Brasil o en EE.UU.

En contraste, el Gobierno de España: a) escoge quién hace las balanzas, en este caso el señor De la Fuente (fundador de Ciutadans y colaborador de la FAES, conocido propagandista); b) usa un sólo método (no como la Generalitat, por cierto, que publica todos los métodos reconocidos internacionalmente), y eso es grave porque cada método da información diferente y, por lo tanto, publicando sólo uno se admite a ojos de una persona informada que se tiene la intención de ser sesgado; c) publica las conclusiones como verdades científicas con el fin de conseguir titulares favorables (véase hemeroteca), con una metodología “un poco a ojo” (según dice literalmente el informe) y además se hacen saber a posteriori, de tal manera que es imposible, de cara a los titulares del día siguiente, fiscalizar los errores del “a ojo”: no hay tiempo.

La manera correcta, democrática e intelectualmente decente de discutir cómo se gastan nuestros impuestos es publicar (¡nuestros!) datos anualmente, a fin de que cada cual calcule y evitar así los monopolios manipuladores -como lo evita el Gobierno americano (bea.gov), donde además los datos son auditados-. Otra opción es la de Australia, que sí que publica las balanzas, pero también publica los datos con los que las elabora, y lo hace antes y no después de hacer públicas las conclusiones. Además, el Gobierno no puede hacer informes a placer: transparencia, metodología, plazos y estructura de los informes están regulados. En paralelo, existe un debate académico abierto sobre el significado de cada método.

El déficit fiscal no es la enfermedad, es un síntoma más. La enfermedad es la arbitrariedad, la resistencia a la democracia, la falta de garantías y la manipulación y control de la información. El expolio fiscal es una consecuencia normal: si puedes ingresar y gastar arbitrariamente y ocultarlo, ¿por qué no hacerlo? Sí, Spain is different.

Màrius Carol

Consenso sobre las balanzas fiscales, de Màrius Carol

Por primera vez un gobierno del Partido Popular, en este caso el de Mariano Rajoy, ha reconocido que existe un importante déficit fiscal en Catalunya con respecto al conjunto del Estado. Este es un hecho positivo de cara al acercamiento de posiciones para reequilibrar la solidaridad interterritorial en España, aunque aún hará falta negociar mucho sobre sistemas de cálculo y sobre cantidades, ya que también hay grandes diferencias entre las cifras que presenta el Gobierno y las de la Generalitat.

El equipo de expertos designado por el Ministerio de Hacienda ha determinado que la relación entre la contribución de Catalunya a las arcas del Estado en el 2011 y lo que esta comunidad recibió de aquel arroja un saldo negativo de 8.455 millones de euros, calculado por el método conocido como carga-beneficio. Este déficit fiscal es inferior en 2.632 millones a los 11.087 millones (5,7% del PIB) estimados por la Generalitat.

Los expertos de Hacienda han obviado calcular las balanzas por el método de los flujos fiscales, cuyo resultado ofrece un déficit fiscal mucho mayor, cifrado por la Generalitat en 15.006 millones de euros, que suponen el 7,7% del PIB. Es censurable que estos expertos no hayan realizado también este ejercicio. Los resultados de la Generalitat por este método son muy similares a los que en el 2008 obtuvo el entonces vicepresidente económico socialista, Pedro Solbes, cuando presentó las balanzas fiscales referidas al 2005.

El trabajo realizado por los expertos de Hacienda se refiere únicamente al año 2011, sin aportar ninguna serie histórica, por lo que es muy probable que refleje algunas distorsiones, como pueda ser el excesivamente elevado déficit fiscal atribuido a la comunidad autónoma de Madrid, estimado en 16.723 millones -muy superior al de Catalunya- y calculado por el citado método de carga-beneficio, que le resulta muy beneficioso. La tercera comunidad autónoma con mayor saldo fiscal negativo es la Comunidad Valenciana (2.000 millones), seguida de Baleares (1.400 millones).

La acumulación anual de déficits fiscales provoca una merma de ingresos para las comunidades más dinámicas que frena su crecimiento económico y, por ende, el del conjunto del país. Igualmente es necesario reequilibrar la solidaridad interterritorial para que, como consecuencia, no resulten perjudicados precisamente los ciudadanos de las comunidades que más aportan, como sucede en la actualidad -y muy especialmente- en el caso de Catalunya.

La equidad redistributiva y el desarrollo económico del país exige, después de más de treinta años de democracia, un sistema de financiación autonómico y una solidaridad interterritorial mucho más equilibrados. Pero su revisión -que es del todo urgente- debe hacerse sobre la base de la máxima información y de unas cuentas claras y transparentes.

Las balanzas fiscales presentadas ayer, pese a constituir un paso positivo, no responden a esta exigencia, ya que son incompletas y, a juicio de algunos analistas, adolecen de cierta tendenciosidad para minorar el déficit catalán. Por ello se hace necesario un consenso sobre el método de cálculo de las balanzas fiscales, que ofrezca unos resultados libres de toda sospecha. En último extremo, esta tarea debería encargarse a una comisión de expertos independientes, preferiblemente internacionales, con objeto de disponer de una herramienta de negociación objetiva y veraz.

balanzas-

¿Unas balanzas tendenciosas?

Madrid es la comunidad que acumuló mayor déficit en 2011 seguida de Catalunya según el cálculo del Gobierno | El experto en fiscalidad Albert Sagués, cuestiona el método utilizado

Las balanzas fiscales publicadas este miércoles por el Gobierno español se han calculado mediante el método de “carga-beneficio”, que redistribuye entre todas las comunidades aquellas inversiones que consideran que benefician al conjunto del país. El profesor del Máster en fiscalidad de la UPF School of Management, Albert Sagués, avisa de que se trata de un método “subjetivo” y lamenta que no se haya efectuado el cálculo también con el método de flujo monetario, que se limita al saldo entre impuestos pagados al Estado e inversiones recibidas. “Son datos incompletos o tendenciosos”, ha apuntado Sagués, que ha atribuido esta parcialidad a la campaña recentralizadora del Ejecutivo. El profesor ilustra que, con el método utilizado, una inversión en equipamientos culturales de Madrid –que da beneficios y puestos de trabajo a esta comunidad- se repartirá entre todas las comunidades, con lo cual el déficit de la capital quedará sobredimensionado y el del resto del territorio parecerá inferior al que es. “Podría hacerse todo en Madrid y el resto ser un desierto, pero como se reparte parecería que todo está bien”, advierte. “Parece que se han hecho para dar argumentos a quienes creen que Catalunya no tiene un déficit fiscal excesivo”, añade el profesor del área de Finanzas y Contabilidad en la escuela de negocios de la UPF, Oriol Amat. Según los datos de Hacienda, Madrid es la comunidad autónoma que acumuló un mayor déficit fiscal en 2011, con un saldo negativo de 16.700 millones de euros. Le siguen Catalunya, con 8.455 millones de déficit, y Valencia, con 2018 millones. Estas cifras distan de las publicadas por la Generalitat hace un mes y medio cifran el déficit fiscal en Catalunya entre 11.000 millones –carga-beneficio- y 15.000 millones –flujo monetario-. Sagués estima que, si la diferencia entre los datos de ambas administraciones es del 23% con el primero de los métodos, si se aplica el mismo diferencial a los resultados del flujo monetario publicados por Catalunya, se estaría hablando de un déficit de 11.500 millones. Amat pide esperar a ver cuáles son las correcciones que el Gobierno ha aplicado respecto al cálculo de la Generalitat antes de hacer una valoración definitiva, pero aboga porque en futuras ediciones se consensue el método que se utiliza y las hipótesis a las que se quiere dar respuesta. Por su parte, Sagués augura que el Ejecutivo que lidera Mariano Rajoy utilizará los datos obtenidos para culpar a las autonomías del déficit del Estado ante la Comisión Europea, ya que los resultados muestran cómo el déficit de la administración central retrocede a buen ritmo mientras que las autonomías permanecen estancadas.

Joan-Tarda

ERC constata el desfase de la balanzas en Catalunya pese a las “trampas” de Montoro

Tardà considera demostrado con los datos de Hacienda el “enorme desequilibrio” entre lo que Catalunya paga y lo que recibe El diputado de ERC, Joan Tardà, ha considerado este miércoles que, “pese a las trampas del señor Montoro en el solitario de las balanzas fiscales”, ha quedado demostrado el desfase existente entre lo que pagan y reciben los catalanes. Tardà se ha referido a los datos de las balanzas fiscales hechos públicos en declaraciones a los periodistas antes de asistir a la reunión de la Diputación Permanente del Congreso. Según el informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre las balanzas fiscales, con datos de 2011, Madrid, Catalunya y la Comunidad Valenciana son las autonomías con mayores saldos fiscales negativos. Madrid aporta 16.723 millones de euros más de los que recibe, lo que duplica el saldo fiscal negativo de Catalunya, que es de 8.455 millones, mientras que el de Valencia es de 2.018 millones, según el informe. El dirigente de ERC ha considerado demostrado con esos datos el “enorme desfase y desequilibrio” entre lo que Catalunya paga y lo que recibe. Tardà se ha referido también a la reunión que mantendrán en el Palacio de la Moncloa el próximo 30 de julio el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, para subrayar que ERC sólo espera que el jefe del Ejecutivo central se comporte como David Cameron. Tras esa referencia a la decisión de Cameron de permitir un referéndum en Escocia sobre su independencia, Tardà ha pedido a Rajoy que “no ponga puertas al campo y, de una vez por todas, entienda que la democracia es imbatible”. “Los catalanes -ha añadido- queremos ejercer el derecho a decidir y lo haremos”. Mas -balanzas

Mas acusa al Gobierno de calcular un modelo de balanzas fiscales por “interés político” El president afea que sólo utilicen el método de carga-beneficio ya que con el método de flujo monetario el déficit fiscal de Catalunya se dispara

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha acusado este miércoles al Gobierno central de calcular las balanzas fiscales sólo con el método de carga-beneficio por “interés político”, ya que siguiendo el método de flujo monetario el déficit fiscal de autonomías como Catalunya se dispara. En respuesta a una pregunta del líder de C’s, Albert Rivera, en la sesión de control del Parlament, ha considerado “sospechoso” que los expertos que han calculado las balanzas fiscales para el Ministerio de Hacienda solo utilicen uno de los dos métodos. “Siempre hay que calcular los dos”, ha continuado el presidente catalán, que ha avanzado que la Generalitat analizará ahora a fondo los datos hechos públicos para observar las diferencias con las cifras que maneja el Govern. En su intervención, Rivera ha considerado que el déficit fiscal catalán que arrojan las balanzas del Ministerio de Hacienda “es normal en un país normal”, y ha asegurado que con los datos difundidos se ha agotado el discurso de que ‘España roba a Catalunya’. Mas ha criticado que Rivera dé crédito a los datos del Ministerio de Hacienda y en cambio cuestione los que presenta la Generalitat cada año, y que sitúan el déficit fiscal catalán en 2011 entre el 5,7% y el 7,7% del PIB de Catalunya. Según las cuentas públicas territorializadas presentadas este miércoles por el experto Ángel de la Fuente en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalunya tuvo un déficit de 8.455 millones de euros, situándose como la segunda autonomía con más diferencia por detrás de la Comunidad de Madrid. Mas-Colell también reclama calcular las balanzas con el método de flujo monetario Por su parte, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, también ha reclamado al Ministerio de Hacienda que calcule las balanzas fiscales también con el método de flujo monetario, y no solo con el de carga beneficio. En declaraciones a los medios, ha lamentado que el Gobierno central afee a la Generalitat que dé prioridad al resultado que arroja el método de flujo monetario, y en cambio opte por publicar unas balanzas que solo se calculan por el de carga-beneficio, que rebaja el déficit fiscal de autonomías como Catalunya. “Nosotros hemos publicado siempre los dos, y yo reclamaría que se publiquen los dos”, ha continuado Mas-Colell, que ha reaccionado así a la publicación este miércoles de las balanzas fiscales que ha hecho el experto Ángel De la Fuente en el Ministerio de Hacienda. Los datos del Ministerio cifran en 8.455 millones de euros el déficit fiscal catalán en 2011, situando Catalunya como la segunda autonomía con un déficit más alto por detrás de la Comunidad de Madrid y por delante de la Comunidad Valenciana y Baleares, las únicas cuatro autonomías que reciben menos de lo que aportan. El conseller ha celebrado que el Ejecutivo central haya hecho públicos sus datos porque favorecen la discusión y el análisis, y ha avanzado que el Govern los estudiará “línea por línea” para ver si reafirma sus cifras, revisa algún dato o sugiere que es el Gobierno de Mariano Rajoy quien lo debe revisar. Las balanzas presentadas en junio por la Generalitat situaban el déficit fiscal catalán en 2011 en 11.087 millones de euros -siempre según el cálculo de carga-beneficio-, casi un 25% por encima de los datos ofrecidos este miércoles por el Gobierno central. Si se atiende al método de flujo monetario, las cifras de la Generalitat elevan el déficit fiscal catalán en 15.006 millones de euros, una cantidad que equivale al 7,7% del PIB y que no se puede comparar con los datos del Ejecutivo central porque no analizan este método. No compararse con otras autonomías Mas-Colell ha descartado valorar que la Comunidad de Madrid tenga un déficit superior al de Catalunya -se sitúa en 16.723 millones- para “no caer en la trampa” de generar conflictos interterritoriales tal y como pretende, a su juicio, el Gobierno central. Sobre si estos datos avalan la petición de una mejora de la financiación para Catalunya, ha remarcado que, como mínimo, admiten que Catalunya aporta más de lo que recibe, y demuestran que las autonomías requieren de más recursos.

Montoro1

El déficit fiscal de Catalunya es de 8.455 millones según las balanzas del Gobierno

delaFuente

La comunidad con mayor saldo negativo es Madrid, con 16.700 millones, seguida de Catalunya, Valencia (2.000) y Baleares (1.400 millones) | Los cálculos del Ejecutivo central rebajan en 7.000 millones los de la Generalitat

El Gobierno central ha publicado por fin sus balanzas fiscales, las llamadas cuentas territorializadas que el Ejecutivo de Mariano Rajoy prometió hacer públicas y que encargó a un elenco de expertos. Según estos cálculos, el déficit fiscal de Catalunya es de 8.455 millones de euros (4,35% de su PIB), lejos de los 15.000 millones que publicó el Departament de Economia de la Generalitat, hace apenas un par de meses. Pese a la diferencia entre ambos datos, es conveniente especificar que el cálculo del Ejecutivo central se realiza a través del método carga beneficio, que trata de ver cómo impacta el gasto público en el bienestar de los residentes de un territorio mediante una ponderación de datos. Con este método, la Generalitat calculó un déficit fiscal catalán menor, de 11.087 millones, lo que supone el 5,7% del PIB. Por tanto, la diferencia entre la cifra divulgada hoy y la que calculó el Govern con el mismo método es de 2.632 millones. Los 15.006 millones declarados por Mas-Colell en junio eran fruto del cálculo a través del método de flujo monetario, un parámetro que el Gobierno evita en sus números por considerarlo inadecuado. Este método vincula el origen territorial del dinero público y el lugar en el que la administración lo gasta. Los datos divulgados por Hacienda señalan que Catalunya es la segunda autonomía más perjudicada fiscalmente, por detrás de Madrid, que lidera el ranking con más de 16.700 millones (8,8% del PIB). Tras Catalunya se sitúan Valencia y Baleares, la primera con un déficit fiscal de 2.018 millones (2% del PIB) y 1.483 millones (5,7% de su PIB), respectivamente. En el otro lado de la balanza, Andalucía (7.421 millones), Canarias (4.054), Castilla y León (3.929) y Galicia (3.240) son las que salen más beneficiadas de este cálculo. El resto de autonomías también tienen un saldo positivo: Extremadura (2.991 millones), Castilla-La Mancha (2.043), Asturias (1.666), País Vasco (1.576), Ceuta y Melilla (702), Aragón (633), Cantabria (205), Murcia (173), Navarra (35) y La Rioja (12). Las balanzas que presentó el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell en junio respecto al mismo año 2011 apuntaban a que el déficit fiscal de Catalunya con el Estado alcanzó los 15.006 millones de euros, lo que equivale al 7, 7% del PIB catalán. A diferencia del grupo de expertos contratados por el Ministerio de Economía, la Generalitat utilizó el método del flujo monetario, y no el de carga beneficio, que es la base del cálculo del Ministerio de Economía y que imputa a todos los ciudadanos de Estado las inversiones que se hacen, por ejemplo, el Museo del Prado o el Aeropuerto de Barajas. De la Fuente aboga por reformar el sistema de financiación porque no hay igualdad de servicios entre regiones El profesor Ángel de la Fuente, uno de los integrantes del grupo de expertos a los que el Ministerio de Hacienda encargó el cálculo de las balanzas fiscales, considera que el actual sistema de financiación es “muy malo” y debería ser reformado porque no respeta el principio de igualdad entre todas las regiones. En la rueda de prensa en la que ha presentado el resultado de las cuentas públicas territorializadas, De la Fuente ha pedido desligar este balance del sistema de financiación y ha explicado que sólo un 17% o 18% del saldo fiscal positivo o negativo es achacable a la financiación autonómica. Sin embargo, ha reconocido que siguen siendo cifras “preocupantes” porque reflejan diferencias de hasta 30 puntos entre comunidades autónomas. “Si queremos que los ciudadanos tengan derecho y acceso a servicios parecidos en toda España, la financiación autonómica tendría que ser más uniforme de lo que es”, ha emplazado dejando claro que esta es su posición personal y no tiene nada que ver con el Ministerio de Hacienda. El profesor del CSIC ha insistido en que no existe el grado de igualdad “deseable” en el acceso a los servicios públicos entre regiones, una desigualdad que aumenta si se incluye a las dos autonomías con regímenes forales, País Vasco y Navarra. Y considera que autonomías como Cataluña o Madrid tienen razón en pedir una reforma del sistema de financiación porque es “malo”, pero no porque sean las más perjudicadas. En este sentido, ha analizado el sistema de las dos regiones forales y ha explicado que, a su juicio, el problema no es tanto su régimen fiscal propio sino el método de cálculo del cupo. “Bastaría con aplicar la ley del convenio, establece unos criterios razonables para calcular el cupo”, ha señalado. Sin embargo, ha rechazado la posibilidad de que se pudiera pactar un sistema similar con Catalunya, ya que considera que después lo pedirían también la Comunidad de Madrid y el resto de regiones “ricas”. “Si los ricos piden quedarse cada uno con su dinero, no hay nadie que aporte a la caja común”, ha avisado reconociendo que eso es “muy difícil de aceptar”. Para Ángel de la Fuente, la solución pasaría por el establecimiento de un sistema “transitorio” que ayude a reducir las diferencias entre autonomías. El mecanismo sería el inicio de una senda “gradual” para no reducir a nadie su presupuesto de forma drástica, de manera que durante un periodo de tiempo “los que están peor crezcan un poco más de la media y los que mejor un poco menos”. Mas-Collell

La Generalitat cifra en 15.006 millones el déficit fiscal de Catalunya en 2011

“En Catalunya nos pagamos todo lo que recibimos y lo hacemos con creces”, dice el conseller Mas-Colell El Departament d’Economia i Coneixement de la Generalitat de Catalunya cifra entre 11.087 millones y 15.006 millones el déficit fiscal de Catalunya con el Estado en 2011, dos cantidades que dependen del método de cálculo que se emplee. Según los datos aportados por la Administración catalana, el déficit fiscal en 2011 se situaba entre el 5,7% y el 7,7% del PIB de Catalunya. El conseller d’Economia, Andreu Mas-Colell, ha sido el encargado de presentar este jueves en Barcelona las balanzas fiscales de Catalunya, y lo ha hecho junto al director general de Análisis y Seguimiento de las Finanzas Públicas, Ivan Planas, y la subdirectora general de Financiación Autonómica, Montserrat Bassols. Las balanzas fiscales se calculan utilizando dos métodos. Con el método de flujo monetario, es decir, aquel que vincula el origen territorial del dinero público y el lugar en el que la administración lo gasta, Catalunya aporta el 19% de los ingresos totales del Estado y, por el contrario, recibe el 14% del gasto total. Las cifras, según los datos de la Generalitat, indican que la contribución de Catalunya al Estado es superior a su peso en el PIB estatal, que se sitúa en el 18,6% en 2011, y lo recibido no alcanza al peso de población sobre el conjunto estatal, que es del 16%. Con el otro método de cálculo empleado, el llamado de carga beneficio, que trata de ver cómo impacta el gasto público en el bienestar de los residentes de un territorio mediante una ponderación de datos, el déficit fiscal catalán cae hasta los 11.087 millones, lo que supone el 5,7% del PIB. Mas-Colell ha señalado que en el periodo entre 1986 y 2011, Catalunya sufre un déficit fiscal medio anual del 8% del PIB. En el documento se señala que el déficit fiscal por persona (en valores reales de 2011) “se ha doblado en los últimos 26 años y ha pasado de 1.071 euros en 1986 a 2.055 euros en 2011”. “España nos frena”, ha señalado el conseller catalán preguntado por el resultado de las balanzas fiscales, que arroja un nuevo año un elevado déficit. “Catalunya es contribuyente neto en términos fiscales y además de modo generoso”, ha explicado el conseller. “En Catalunya nos pagamos todo lo que recibimos y lo hacemos con creces. Hay una muy generosa contribución a la bolsa común. Si se quiere pensar que esto es natural dado que estamos por encima de la media española en niveles de renta, no lo discutiré, pero no somos la CCAA más rica. Estamos por encima de la media, pero somos la cuarta CCAA en riqueza”, ha dicho Mas-Colell. El conseller ha querido manifestar su opinión acerca de diversas cuestiones en la presentación de las balanzas fiscales. Por un lado, ha querido señalar que “este año debería entrar en funcionamiento el nuevo sistema de financiación autonómica, aunque no creo que lo haga… y en 2015 tampoco”. Por otro lado, Mas-Colell ha alertado acerca del proceso “centralizador” del Gobierno de Madrid en materia de financiación. “La situación es clara”, ha señalado. “El reparto competencial asigna pilares básicos del estado de bienestar. El sistema de financiación autonómico debe cubrir estas necesidades y actualmente no lo hace. Las CCAA necesitan más recursos de los que ahora tienen”, ha dicho Mas-Colell. “A medio plazo -ha insistido el conseller- las cosas son muy claras: o las CCAA reciben más recursos para que pueda mantenerse el estado de bienestar o se irá de facto a un nuevo reparto competencial. El Gobierno central querrá sobrepasar su capacacidad de canalización de recursos porque no creo que quiera un deterioramiento espectacular de la salud, la educación, etcétera. Es decir, vamos a una financiación centralizada de los servicios públicos”, ha advertido el titular de Economia de la Generalitat. En cuanto a la reforma fiscal, Mas-Colell ha expresado “angustia y preocupación”. “El problema central del sistema de fiscalidad española es que tiene unos tipos a niveles europeos y recauda a niveles muy alejados de los europeos. Es dinero que se debe encontrar para mantener el estado de bienestar. Da la impresión, cada vez más, que el eje central de la reforma fiscal se toma pensando a corto plazo y con interés electoral con el objetivo de bajar impuestos”, ha dicho Mas-Colell. “Creo que el tema es que a igualdad de impuestos se debe recaudar más. No hay que reconstruirlo todo. Apretarán la financiación autonómica para conseguir bajar impuestos antes de las elecciones”, ha afirmado el conseller.

Mas-Collell El Gobierno podría publicar las balanzas fiscales antes del encuentro entre Mas y Rajoy

El Ejecutivo pretende cargarse de argumentos para señalar que, si bien es necesario un cambio de sistema, el alcance del mismo no debe ser de tanto calad El Gobierno central tiene previsto publicar esta misma semana las llamadas balanzas fiscales, previsiblemente este miércoles, en la vigilia de la reunión entre el presidente Mariano Rajoy y el de la Generalitat, Artur Mas. Según informa ‘El Periódico de Catalunya’, la intención del Ejecutivo es publicar las cuentas territorializadas como antecedente o colofón a la esperada entrevista entre ambos líderes, puesto que dicha información se viene retrasando desde hace meses, desde que el propio Ejecutivo central anunciara el compromiso de difundir las cifras del déficit fiscal de las autonomías, eso sí, bajo un nuevo método de cálculo (carga/beneficio, en lugar de flujo monetario). Si no hay cambios de última hora, las cifras de las esperadas balanzas fiscales verán la luz al fin en un momento clave, no sólo por la próxima reunión de Mas y Rajoy, sino también por el elevado tono de las quejas autonómicas por el necesario recambio del sistema de financiación, un cambio que debería ponerse en práctica este año y que el propio Ejecutivo central ya ha anunciado que no acometerá hasta el próximo ejercicio. Con el sistema de financiación en el punto de mira y el envoltorio del proceso soberanista catalán, que amenaza con extenderse al País Vasco, el Gobierno pretende cargarse de argumentos para señalar que si bien es necesario un cambio de sistema, el alcance del mismo no debe ser de tanto calado como el que algunos exigen. El Ejecutivo ha puesto en manos de un grupo de expertos liderados por el economista investigador del CSIC Ángel de la Fuente, la misión de hacer los números que sirvan para corregir el sistema y aportar posibles fórmulas que aporten mayor equilibrio. Tras realizar un primer informe de unas 700 páginas, De la Fuente ya advirtió de que la financiación de las grandes comunidades autónomas como Catalunya o Madrid está en el promedio y apenas cambiaría su situación con la nueva metodología. El investigador citaba como las mejores financiadas a Navarra y País Vasco gracias al concierto económico, aunque ha subrayado que la solución no pasa por la extinción de este acuerdo. Los datos del equipo del Gobierno contrastan con los de la Generalitat, que hace apenas un mes publicó sus propios cálculos. Según el Departament d’Economia i Coneixement la cifra del déficit fiscal de Catalunya rondaba entre los 11.087 millones y los 15.006 millones, dos cantidades que dependen del método de cálculo que se emplee. Según los datos aportados por la Administración catalana, el déficit fiscal en 2011 se situaba entre el 5,7% y el 7,7% del PIB de Catalunya

Mas-Collell

15.000 millones de euros cada año, nos roban, “nos frenan”… “Analfabetos y bachilleres: hagan ustedes el puto favor de callarse… habla Mas-Collell; escuchen, HOSTIA.”

“EL conseller Mas-Colell presentó ayer el estudio sobre las balanzas fiscales encargado a un grupo de expertos que contabilizan la carga económica que suponen para los ciudadanos catalanes las políticas de solidaridad interterritorial. Según el citado trabajo referido al año 2011, la relación entre la contribución de Catalunya a las arcas del Estado y lo que esta comunidad recibe de aquel arrojó un saldo negativo de 15.006 millones de euros, si se contabilizan por el sistema de flujos monetarios, o de 11.087 millones también negativos si se aplica el criterio de carga-beneficio. Esto supone un déficit que se sitúa entre el 5,7% y el 7,7% del PIB catalán, según sea el modelo de análisis empleado.

“Las cifras aportadas por el citado estudio no difieren demasiado de las aportadas en el 2008 por el entonces ministro de Economía, Pedro Solbes, que cifró el déficit fiscal catalán del 2005 entre 11.145 millones y 14.807 millones. Tampoco varían respecto de las aportadas por la Generalitat respecto del año 2010, según las cuales el saldo negativo estaría entre los 11.218 millones y los 16.543 millones. El leve descenso experimentado en los datos aportados ayer se debería, según el conseller, al menor déficit fiscal acumulado por la Administración central en el 2011. El conseller se refirió asimismo a un estudio sobre el periodo 2006-2009, que señala que la relación fiscal del Estado con respecto a Catalunya generó un déficit a esta comunidad de entre el 7,9% y el 8,4%.

“Todos estos datos sitúan el saldo fiscal negativo anual entre el Estado y la comunidad catalana en una media del 8%, lo que lleva a la conclusión de que es necesario revisar a fondo los sistemas de financiación de las comunidades, así como la solidaridad interterritorial. Una merma de 8 puntos porcentuales del PIB por año crea unos desequilibrios que a la larga se convierten en un obstáculo para el crecimiento económico. Mas-Colell argumenta que el sistema de financiación es insuficiente para cubrir los gastos generados por las competencias autonómicas y que el modelo actual constituye un freno para Catalunya.

“El Gobierno central tiene previsto presentar sus balanzas fiscales, elaboradas con otra metodología, antes del verano. Y es de prever que su conclusión sea diferente a la del Ejecutivo catalán. Pero más allá de los conflictos entre diferentes administraciones, es un clamor en Catalunya -y también en otras comunidades- la necesidad de abordar cuanto antes la reforma del sistema de financiación para afrontar con realismo la situación de las finanzas autonómicas.

La Generalitat cifra en 15.006 millones el déficit fiscal de Catalunya en 2011. “En Catalunya nos pagamos todo lo que recibimos y lo hacemos con creces”, dice el conseller Mas-Colell

El Departament d’Economia i Coneixement de la Generalitat de Catalunya cifra entre 11.087 millones y 15.006 millones el déficit fiscal de Catalunya con el Estado en 2011, dos cantidades que dependen del método de cálculo que se emplee. Según los datos aportados por la Administración catalana, el déficit fiscal en 2011 se situaba entre el 5,7% y el 7,7% del PIB de Catalunya.
El conseller d’Economia, Andreu Mas-Colell, ha sido el encargado de presentar este jueves en Barcelona las balanzas fiscales de Catalunya, y lo ha hecho junto al director general de Análisis y Seguimiento de las Finanzas Públicas, Ivan Planas, y la subdirectora general de Financiación Autonómica, Montserrat Bassols.

Las balanzas fiscales se calculan utilizando dos métodos. Con el método de flujo monetario, es decir, aquel que vincula el origen territorial del dinero público y el lugar en el que la administración lo gasta, Catalunya aporta el 19% de los ingresos totales del Estado y, por el contrario, recibe el 14% del gasto total. Las cifras, según los datos de la Generalitat, indican que la contribución de Catalunya al Estado es superior a su peso en el PIB estatal, que se sitúa en el 18,6% en 2011, y lo recibido no alcanza al peso de población sobre el conjunto estatal, que es del 16%.

Con el otro método de cálculo empleado, el llamado de carga beneficio, que trata de ver cómo impacta el gasto público en el bienestar de los residentes de un territorio mediante una ponderación de datos, el déficit fiscal catalán cae hasta los 11.087 millones, lo que supone el 5,7% del PIB. Mas-Colell ha señalado que en el periodo entre 1986 y 2011, Catalunya sufre un déficit fiscal medio anual del 8% del PIB.
En el documento se señala que el déficit fiscal por persona (en valores reales de 2011) “se ha doblado en los últimos 26 años y ha pasado de 1.071 euros en 1986 a 2.055 euros en 2011”.
“España nos frena”, ha señalado el conseller catalán preguntado por el resultado de las balanzas fiscales, que arroja un nuevo año un elevado déficit. “Catalunya es contribuyente neto en términos fiscales y además de modo generoso”, ha explicado el conseller. “En Catalunya nos pagamos todo lo que recibimos y lo hacemos con creces. Hay una muy generosa contribución a la bolsa común. Si se quiere pensar que esto es natural dado que estamos por encima de la media española en niveles de renta, no lo discutiré, pero no somos la CCAA más rica. Estamos por encima de la media, pero somos la cuarta CCAA en riqueza”, ha dicho Mas-Colell.

El conseller ha querido manifestar su opinión acerca de diversas cuestiones en la presentación de las balanzas fiscales. Por un lado, ha querido señalar que “este año debería entrar en funcionamiento el nuevo sistema de financiación autonómica, aunque no creo que lo haga… y en 2015 tampoco”.

Por otro lado, Mas-Colell ha alertado acerca del proceso “centralizador” del Gobierno de Madrid en materia de financiación. “La situación es clara”, ha señalado. “El reparto competencial asigna pilares básicos del estado de bienestar. El sistema de financiación autonómico debe cubrir estas necesidades y actualmente no lo hace. Las CCAA necesitan más recursos de los que ahora tienen”, ha dicho Mas-Colell.

“A medio plazo -ha insistido el conseller- las cosas son muy claras: o las CCAA reciben más recursos para que pueda mantenerse el estado de bienestar o se irá de facto a un nuevo reparto competencial. El Gobierno central querrá sobrepasar su capacacidad de canalización de recursos porque no creo que quiera un deterioramiento espectacular de la salud, la educación, etcétera. Es decir, vamos a una financiación centralizada de los servicios públicos”, ha advertido el titular de Economia de la Generalitat.

En cuanto a la reforma fiscal, Mas-Colell ha expresado “angustia y preocupación”. “El problema central del sistema de fiscalidad española es que tiene unos tipos a niveles europeos y recauda a niveles muy alejados de los europeos. Es dinero que se debe encontrar para mantener el estado de bienestar. Da la impresión, cada vez más, que el eje central de la reforma fiscal se toma pensando a corto plazo y con interés electoral con el objetivo de bajar impuestos”, ha dicho Mas-Colell. “Creo que el tema es que a igualdad de impuestos se debe recaudar más. No hay que reconstruirlo todo. Apretarán la financiación autonómica para conseguir bajar impuestos antes de las elecciones”, ha afirmado el conseller.

Mas-Colell presenta la balanza fiscal de Catalunya en el Estado
El Gobierno presentará a finales de este mes de junio las nuevas cuentas públicas territorializadas en las que Catalunya queda muy por debajo de la media autonómica
http://www.lavanguardia.com/economia/20140602/54409534060/mas-colell-presenta-la-balanza-fiscal-de-catalunya.html

Mas-Colell advierte que un déficit de un 2% cada año no es sostenible

http://www.lavanguardia.com/politica/20140510/54406803120/mas-colell-advierte-que-un-deficit-de-un-2-cada-ano-no-es-sostenible.html

carretero1

Publicado el 13 ene. 2015
Xerrada – col·loqui del President de Reagrupament, Joan Carretero, per presentar el seu full de ruta cap a la independència i per garantir l’èxit del procés català

votar-corrupto

AliBaba2

 

politicohijoputa

Pilara-Rahola-4

Frenan grandes inversiones sin consenso alguno;¿tanta hambre de poder absoluto tenían los nuevos?

Mientras la imagen de Barcelona –que se había
consolidado como marca de prestigio internacional–
se deteriora a marchas forzadas, llama la atención la inapetencia del tropel de partidos opositores, tanto los que dieron su bendición a la investidura como los que se mantuvieron en la trinchera. No se sabe si están recuperándose del golpe o de la emoción, pero el silencio es gritón.Es cierto que la diplomacia no escrita obliga a esperar cien días para hacer balance de una gestión pública, aunque la tentación acostumbra a ser más fuerte que la simbólica norma: la mayoría de gobernantes nunca disfrutan del paréntesis.

Sin embargo, ¿es pertinente en este caso? Lo pregunto porque otras normas no escritas han sido vulneradas por quienes ahora detentan la alcaldía, de manera que el quid pro quo permite el pensamiento crítico con prontitud. Sobretodo si quienes gobiernan llegaron al poder vendiendo un discurso floreado que auguraba cambios de talante y giros de rasante y prometía el final de un tiempo de prepotencia y privilegios. La casta famosa, y sus cosas. Pero fue llegar a la alcaldía y descubrir que no había nadie mejor para comandar la ciudad que los maridos de unas, las mujeres de
otros, y todos convertidos en los tipos más preparados del mundo mundial.

Nos dijeron que algunos cobrarían del partido y no del gobierno, como si no supiéramos que el dinerito público riega los jardines de los partidos políticos. Es decir que pagaremos a las parejas de una forma u otra.Al tiempo se ampliaban asesores, caían del cielo Ipads fantásticos, llegaban meonas públicas a los cargos ídem, se cerraban programas de televisión, se enviaban órdenes equívocas a la Guardia Urbana, se aseguraban de mandar solitos en los institutos públicos y había tiempo de hacer algún número populista parando desahuciados que ya estaban parados. Estoy segura que Bosch y Collboni, oficiantes del bautizo, deben estar encantados. Pero con todo, todo lo dicho sería más folclórico que hiriente, y podría formar parte de la paciencia de los cien días. El problema viene con lo serio: el peligro inminente que corren algunas inversiones, con decisiones prepotentes que envían la peligrosa señal de que, en Barcelona, hay unos que quieren hacer experimentos económicos con gaseosa.Y armados con la vara de alcalde, y en pírrica mayoría, paran proyectos, hoteles, contratos, planes, y todo sin consenso, ni acuerdo.

Y, la verdad, tanto ruido en la calle no hacía falta si era para emular a los del PP cuando tienen mayoría absoluta, y encima sin la tal. Porque es incomprensible que se paralicen grandes inversiones con sólo once concejales y con la oposición mirando impasible.

¿Tanta hambre de poder absoluto tenían los nuevos? Pues habrá que recordar que la buena política –sea vieja o nueva– es la aunar grandes consensos para grandes decisiones.A lo contrario se le llama autarquía.

Freno a la industria turítica, de Màrius Carol.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, anunció ayer que queda suspendida, por espacio de un año, la concesión de licencias para nuevos alojamientos turísticos. Colau precisó, en declaraciones posteriores, que se trataba de una “suspensión provisional y cautelar”, admitiendo que el turismo “es un activo de la ciudad que hay que cuidar “, pero señalando también que hay que “hacerlo sostenible” y que “ha generado tensiones”. Tanto si su intención última es parar el crecimiento de la infraestructura turística local para analizarla y mejorarla, como si es reorientarla con criterios todavía no especificados, el hecho real es que queda congelada, indiscriminadamente, toda actividad relativa a nuevos hoteles, aparthoteles, apartamentos turísticos, pensiones, hostales, albergues juveniles, etcétera. Es decir, el futuro de la actividad turística, que aporta el 14% al producto interior bruto de la ciudad y que da empleo a unas 120.000 personas, va a ser suspendido hasta que se efectúen estudios y se tomen determinadas decisiones.

Es cierto que el desarrollo del turismo en Barcelona, desde los Juegos Olímpicos hasta hoy, ha transformado parcialmente la ciudad y ha creado incomodidades a sus ciudadanos. El aumento de plazas hoteleras ha sido elevado: las cerca de 24.000 que había en 1991 casi se han triplicado hoy. Los apartamentos turísticos han proliferado hasta alcanzar un número difícil de precisar. Y todo ello ha tenido también un efecto en la calle, como la masificación de algunas de las principales avenidas o las molestias para los barrios donde se han multiplicado los apartamentos turísticos más ruidosos.

La noticia de la suspensión de licencias suscitó ayer, nada más conocerse, debate ciudadano. Es lógico, puesto que el turismo, además de incomodidades, ha creado empleo en Barcelona y ha aliviado las penalidades de la crisis. Atraer turismo no es una desgracia, sino un privilegio. Otra cosa es cómo se gestiona para que sus beneficios alcancen al máximo de ciudadanos y no caigan sólo en manos de quienes actúan guiados, exclusivamente, por su afán de lucro.

Dicho esto, añadiremos cuatro reservas. La primera es que la principal obligación del Consistorio es velar por el bienestar del conjunto de los ciudadanos, y que paralizar, siquiera temporalmente, el crecimiento de un sector pujante es una decisión muy delicada, en la que no debería primar la ideología sobre el pragmatismo, y que, en todo caso, exige planes alternativos a la actividad cesante. La segunda es que este tipo de decisiones requieren, con mayor motivo si cabe, la complicidad de los sectores afectados; o, al menos, un mínimo de debate: los políticos pasan, pero los diversos agentes que dinamizan la economía local trabajan a medio y largo plazo, y merecen una atención, que al parecer no todos recibieron ayer: el Ayuntamiento anunció sus planes justo antes de reunirse con los responsables de Barcelona Turisme, que los ignoraban. La tercera es que para corregir los supuestos desequilibrios del sector quizás sea innecesario detener todo su crecimiento: sin duda, algunas de las operaciones previstas -hay unos treinta nuevos hoteles en proyecto sobre la mesa de la alcaldesa- serán más oportunas que otras. Y la cuarta reserva se basa en las dudas sobre el hecho de que la paralización de proyectos para convertir en hoteles de lujo la torre Agbar o la sede del Deutsche Bank vaya a reducir algunas de las conductas incívicas o de las tensiones vecinales que se dieron el verano pasado.
This is the bottom of the page

Balanzas fiscales

Métodos de cálculo de las Balanzas fiscales | Método del flujo monetario | Método carga-beneficio | Cuentas públicas territorializadas

escaneas0002escaneas0001escanear0005escanear0003El govern ve el déficit fiscal de Catalunya “escandalosamente alto”

La generaqlitat calcula el desequilibrio del 2012 en 14.623 millones, el 7,5% del PIB.

La balanza fiscal correspondiente al 12012 forma parte de los presupuestos.

El déficit de Catalunya es inferior al del 2011 y duplica las estimaciones de Hacienda.

El déficit fiscal de Catalunya se situó en el años 2012 en el 7,5 % del PIB, lo que equivale a 14.623 millones de euros. La cifra es un 2,6 % inferior a la registrada en el año anterior que era de 15.006 millones y que equivalía al 7,7 % del PIB. Los cáculos elaborados por la Generalitat se han basado en la metodología del flujo monetario  sobre balanzas fiscales establecido en el 2012. El déficit fiscal mide la diferencia entre lo que aporta Catalunya al conjunto del Estado, mayoritariamente a través de impuestos, y lo que recibe vía gasto público. Al haber déficit significa que Catalunya aporta 14.623 millones más de lo que ingresa.

La cifra del déficit calculada por la Generalitat duplica a la elaborada por el Ministerio de Hacienda al año pasado para el mismo ejercicio 2012: 7.4439 millones o un 3,75 % del PIB. La razón es porque el sistema de cáculo es distinta.

En el caso de la Generalitat ésta ofrece el cálculo sobre las balanzas fiscales basado en dos metodologías diferentes. El flujo monetario- que arroja el citado deficit de 14.623 millones y es el que prioriza la Generalitat – tiene en cuenta el territorio donde se generan  los impuestos y donde se gasta de forma efectiva ese dinero. En cambio, el de carga-beneficio tiene en cuenta quien se beneficia del gasto aunque éste se realice en otro territorio distinto. En el caso del método carga-beneficio, el déficit del 2012 en Catalunya se redujo en un 9,5 % hasta los 10.030 millones. Esta cantidad equivale al 5,1 % del PIB frente al 5,7 % del año 2011.

El secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonés, reflexionó ayer que “la cifra es escandalosamente alta  y constante en el tiempo, lo que demuestra que ni en el momento más duro de la crisis se ha reducido”. La serie histórica que arranca en 1986 señala que de media el déficit fiscal que soporta Catalunya se ha situado en un 8 % del PIB en el período según el flujo menetario y en un 6% según la carga-beneficio. En ambos supuestos el porcentaje del 2012 es inferior a la media histórica.

La cifra del déficit fiscal es uno de los elementos principales en el debate político actual tanto en relación con el nuevo modelo de financiación como en relación con el proceso independentista en Catalunya. En cuanto al modelo de financiación desde un punto de vista teórico, el déficit fiscal de Catalunya – los 14.623 millones- es la cantidad con la que la comunidad contribuye a la solidaridad con el resto del Estado. Todavía en el ámbito teórico y en relación  con el debate independentista, la cifra de déficit fiscal es una aproximación sobre los recursos extra de los que podría disfrutar Catalunya si fuera independiente. Obviamente en ambos casos debería tenerse en cuenta otra multitud de variables que podrían hacer variar los números. El informe sobre las balanzas fiscales – que forma parte de los presupuestos que presentará el Govern el marte – sostiene que Catalunya aportó al Estado 48.590 millones en el 2012. El estudio eleva esta cantidad hasta 55.640 millones porque imputa  a Catalunya parte del déficit público en el que incurrió el Estado en el año 2012, del que se beneficiaron todos los territorios. Esta cantidad significa que la aportación de Catalunya al conjunto del Estado en el 2012 fue del 18, 4 % del total de España. Es el porcentaje más bajo de la serie que arranca en 1986. Fuentes de la Conselleria d’Economia explicaron que esta menor aportación obedece a una cuestión técnica vinculada al modelo de financiación. La aportación de Catalunya al Estado estuvo ligeramente por debajo de su peso en el PIB que es del 18,8 %.

Del lado del gasto, el Estado destinó a Catalunya 41.017 millones, lo que equivale a un 13,6 % del total del conjunto del Estado. La Generalitat  destacó en el informe que esta aportación está lejos del peso de la población de Catalunya en el conjunto del Estado, un 16%.

Seguridad Social deficitaria.

El infome muestra también la delicada situación en la que se encuentra la Seguridad Social, tanto en Catalunya como en el conjunto del Estado. Desde el 2009 los gastos de la Seguridad Social superan los ingresos. En el 2012 en Catalunya se gastaron 3.760 millones más de lo que se ingresó mientras que en España el desfase fue de 34.080 millones. La situación está afectada por la crisis  en la que estuvo inmersa la economía en los últimos años. La razón es qeu con un paro cercano al 20 % se disparan las prestaciones por desempelo y se reducen las cotizaciones a la Seguridad Social. El Departamento d’Economia que dirige Oriol Junqueras ha calculado el saldo acumulado en el período 1995-2012. En el conjunto de estos años, Catalunya consiguió un superavit de la Seguridad Social de 20.336 millones mientras que el conjunto de España padeció un déficit de 116.711 millones. En el caso de Catalunya, aparte del período actual, la comunidad no incurría en déficit a la Seguridad Social desde 1986.