27S5-

Las utopías de la izquierda … en un mundo habitado por hijos de puta…

¿Anticapitalistas y además maricones? Las bonitas utopías de la izquierda topan con la realidad de que vivimos en un mundo habitado por hijos de puta, ratas de cloacas, chorizos...

La formación anticapitalista, la CUP,  incluye en sus páginas no pagar la deuda, salir de la UE, romper con el euro, desobedecer a la troika, salir de la OTAN ¿ y al mismo tiempo contempla jornadas laborales de 30 horas, nacionalizar servicios públicos y convertir en públicas las escuelas concertadas?

Considero que así como la democracia es el menos malo de los sistema de gobierno, pues los demás son mucho peores, igualmente el capitalismo es el menos malo de los distintos  sistemas económicos. Teniendo en cuenta que la ley de la jungla domina en todos los seres vivos: hombres, animales, plantas…

Evidentemente, se trata de una opinión personal, que, como cualquier otra opinión personal, no tiene porque ser compartida.

Narcís Subils i Pagès

 Mi perfil

Cartas de los lectores, ( La Vanguardia, 06-10-2015)

Un conseller primer

Atenent els resultats de les darreres eleccions al Parlament de Catalunya i els continguts programàtics i les declaracions pú­bliques de les candidatures independentistes,és evident que hi ha dificultats objectives d’acord per a l’elecció d’Artur Mas com a president de la Generalitat per a la propera legislatura.

Les converses, ja iniciades, entre la coalició Junts pel Sí i la CUP per arribar a acords que, entre altres qüestions, permetin l’elecció del nou president han de topar amb el problema que la CUP ha declarat que no facilitaran, ni per activa ni per passiva, que el senyor Mas sigui investit president, per una sèrie de motius que han explicat abastament.

Penso que s’hauria de consideraruna possibilitat d’acord entre les dues formacions que consistiria a situar la presidència de la Generalitat en un àmbit institucional i representatiu, dirigint però no executant l’acció del Govern, segons es disposa a l’article 67.1 de l’Estatut d’Autonomia, i situant al front del Govern un conseller primer. En aquest sentit la senyora Muriel Casals podria ser una presidenta de la Generalitat excel∙lent i el senyor Artur Mas, el conseller primer del Govern, atès que és el candidat de la coalició que va guanyar les darreres eleccions.

JOAQUIM OBON I DOSDAD
Subscriptor
Barcelona

Què vol la CUP?

Estic decebuda sentint les declaracions dels dirigents de la CUP negant­se a investir Artur Mas com a president de la Generalitat. Què és prioritari per a la CUP? La independència de Catalunya o carregar­se l’actual president, que ha fet possible aquestes eleccions plebiscitàries?

Semblaria que per a ells és preferible eliminar delterreny de joc el millor polític que tenim, el que s’ha jugat més a títol personal, encara que això sigui fer el joc a Madrid, amb el perill que la seva actitud ens mantingui en la situació d’agonia nacional en què ens trobem.

I que no ens parlin de foc nou i de començar de zero. Primer assegurem la independència i després ja tindrem eleccions on podran defensar els seus programes de govern. Que no facin com els anarquistes deltemps de la República, que volien fer al mateix temps la guerra i la revolució. I així van aconseguir perdre la guerra! Que no ens vinguin amb les retallades del Govern Mas. Amb la Generalitat ofegada per Madrid no podien fer altra cosa, que prou han fet aconseguint mantenir la
sanitat i l’ensenyament dins d’uns nivells acceptables. Segur que a ells no els venia gens de gust retallar i dubto molt que altres ho haguessin fet millor. Que s’ho pensin bé, no sigui que la CUP passi a la història com a traïdora a Catalunya. D’altra banda, em sembla insultant que un grup de 10 diputats vulgui imposar el seu criteri a un altre de 62.

CÈLIA CUFFÍ CASELLAS
Sant Julià de Vilatorta

Cartas de los lectores, ( La Vanguardia, 03-10-2015)

Prediccions cupaires

La CUP, convençuda que Junts pel Sí trauria majoria absoluta, va basar la seva campanya en el no a la investidura de Mas com a president. Es fregaven les mans per l’alliberament que comportava davant de la seva clientela aquesta decisió. Però les prediccions a vegades fallen, no sempre
s’ajusten als resultats que un s’esperava. Ara no saben com sortir
airosos del compromís de no investir Mas president, una decisió
que torpedina els possibles pactes per tirar endavant el procés de
la transició nacional.

Els estira­i­arronsa poden minar els temps d’espera, una espera
d’ànsies i angoixes. Fins que el blat no sigui al sac i ben lligat no
avancis resultats, perquè perdent el sac també pots perdre part de
la collita. Ara és l’hora de refer ponts de diàleg, l’hora de ser valents
i prioritzar el país davant de qualsevol ideologia.

La lluita social per millorar el benestar social, l’ensenyament, la
salut, la cultura, etcètera, tots hi estem d’acord, és prioritària, però
sense un Estat estem parlant d’un impossible. Els somiatruites
que defensen primer l’Estat de benestar, i un cop aconseguit, el
procés constituent, saben de sobres que estan prometent coets i
serpentines.

PERE MANUEL GIRALT PRAT
Sant Just Desvern

Nota personal.- ¿Tanta lata por los cuatro gatos que han votado  a la Cup? ¡Botémosles!

 

Mas-Fernandez0001Mas-declaració1

Mas-declaracio 2

Mas-declaracio3

Carme Forcadell: “M’he emocionat perquè he recordat el llarg camí que hem fet per arribar fins aquí”

Forcadell ha sentenciat que ara per ara “no hi ha res” sobre el fet que ella pugui ser presidenta de la Generalitat.

Carme Forcadell ha deixat clar que “si féssim el referèndum el guanyaríem.” També ha advertit que “canvis a l’estat espanyol respecte catalunya no n’hi haurà”, i que per tant “nosaltres, independentment del que passi a l’estat espanyol, continuem amb el nostre full de ruta.”

A més, ha afegit: “La CUP assumirà la seva responsabilitat com sempre.”

Com s’ha viscut la declaració d’Artur Mas, des de dins i des de fora del TSJC?

Marc Villanueva i Sandra Arenas ens expliquen tots els detalls de la declaració d’Artur Mas. Coneixem tot el que ha passat a les portes del TSJC on el president ha estat aclamat per la ciutadania.

La tertúlia, sobre les declaracions dels imputats pel 9-N
Les protestes davant el TSJC són un atac a la independència judicial?

Fem tertúlia amb Lluís Bassets, Rafel Nadal, Patrícia Gabacho, Maria Badia i Montserrat Nebrera.

Segona part

La tertúlia, amb Gonzalo Bernardos, Gemma Calvet, Antonio Franco i Montse Nebrera

Convergència ha d’acceptar el programa de la CUP per investir Mas?
Aquesta nit hem analitzat l’actualitat amb Gonzalo Bernardos, Gemma Calvet, Antonio Franco i Montse Nebrera.

Miquel Iceta: “Si no aparca la independència, el PSC no investirà a Mas”

Josep Cuní ha entrevistat avui a 8 al dia el primer secretari del PSC, Miquel Iceta. El líder dels socialistes ha recalcat que “si el president vol fer el full de ruta, com tenia previst, no pot comptar amb el PSC”. Ara bé, Iceta ha afegit que, en cas que Mas canviï de prioritats i se centri en les polítiques socials, “trobarà el PSC encara que no el busqui”.

En relació amb els resultats de les eleccions del 27S, Iceta ha afirmat que “el procés ha engreixat Ciutadans” i es pregunta si aquest era l’objectiu dels sobiranistes.

Rafel Nadal, Lluís Bassets, Patrícia Gabancho i Pere Martí també hi han dit la seva.

Antón Losada i Pilar Rahola analitzen Ciutadans

Hem entrevistat el politòleg Antón Losada, que ha participat en el llibre Ciudadanos, deconstruyendo a Albert Rivera, de diversos autors.

El periodista ha afirmat que “Ciutadans ha aconseguit trencar la dimensió entre dreta i esquerra.”

Rahola, al seu torn, ha afirmat que “Lerroux va arribar a ser president d’Espanya amb un discurs molt semblant al de Rivera“.

Sobre el periodista, Rahola ha destacat: “Quan tot està molt complicat m’agrada Antón Losada, sap mirar entre la boira.”

 Parlem?
Per primer cop en més de 100 anys de catalanisme polític, l’independentisme s’ha convertit en la força hegemònica a Catalunya. Les candidatures de Junts pel Sí i de la CUP han aconseguit la majoria absoluta al Parlament.

http://www.tv3.cat/30minuts

M-Dolores-Garcia

La izquierda radical toma el poder, de M. Dolores García

Si no entramos en detalles, el resultado del 27-S es un empate. Más allá de las discusiones sobre si contar votos o escaños, el espejo de estas elecciones nos ha devuelto una imagen de división en dos bloques. Como señala Daniel Innerarity, “en los empates el electorado se expresa a favor de la reversibilidad, de no otorgar a nadie un poder absoluto o definitivo”. Y recuerda el principio de Wittgenstein según el cual una falta de decisión es una manera de decidir. De decidir que, por ahora, no se desea zanjar la cuestión, que se deja en suspenso. Una decisión que se toma, además, con el aval de una elevada participación electoral.
El empate suele funcionar como una fuerza disuasiva, ya que impide el avance. Pero los partidos que han propiciado la cita con las urnas no van a tirar la toalla dada su victoria inapelable en escaños. Y eso lleva a una encrucijada difícil. Convergència y Esquerra ya hicieron una dolorosa cesión de soberanía para crear Junts pel Sí. Producir más dosis de generosidad para incorporar a una fuerza genéticamente díscola con las instituciones como es la CUP es más de lo que seguramente el partido de Artur Mas puede soportar. Entregar la cabeza del presidente a la última fuerza política del Parlament sería una temeridad y un suicidio. Pero la perspectiva de vender a la CUP parte de su alma ideológica para salvar al líder tampoco es una cuestión menor.

Concentrados como estábamos en el eje nacional, no prestamos atención a la dicotomía derecha-izquierda. Y resulta que esta ha hecho de las suyas. Si la CUP ha obtenido tan buen resultado es porque se ha beneficiado de esa dualidad. Quien deseaba la independencia pero denostaba lo que representa Convergència votó a la CUP. Y esa voluntad entra ahora en contradicción flagrante con la aritmética parlamentaria. Una parte de Convergència coqueteaba incluso con la ilusión de forjar un polo independentista con ERC al estilo de lo que en su día imaginó Pere Esteve. Pero una cosa es dar un giro hacia una socialdemocracia con toques radicales y otra es supeditarse a una fuerza anticapitalista, contraria a UE, al euro e intrínsecamente instalada en el extremismo y casi en la antipolítica. ¿Qué hace CDC en la Internacional Liberal si asume parte de los postulados programáticos de la CUP?
Los vericuetos de la política catalana y su afición a instalar la anomalía como norma gracias a las “soluciones imaginativas” pueden ensamblar casi cualquier cosa, pero no será gratis. En su afán por desprenderse del fardo de las viejas ataduras, CDC corre el riesgo de perder todo su capital político y, con él, buena parte del modelo social implantado en las últimas décadas en Catalunya. De tanto augurar el fin de las ideologías, nos lo hemos acabado por creer. Primero llegó la decepción con los políticos y su expulsión del paraíso para ser sustituidos por todo tipo de actores (incluso literalmente hablando). Cualquier profesión nos parecía más adecuada para representarnos que la de político. Junts pel Sí (y también Catalunya sí que es Pot o BComú) son claros ejemplos. Después, el auge de los movimientos sociales impuso la cultura de los fines. Ya no importa el cómo, sino sólo la meta perseguida. Pero ya defendió Bobbio la vigencia de las alternativas de izquierda y derecha, como previno del riesgo de subestimar el valor de los medios.

La disyuntiva a la que nos aboca el resultado electoral es vertiginosa: o nuevas elecciones en enero, las cuartas en poco más de cinco años, o una alianza contra natura para afrontar nada menos que un proceso de independencia. Pablo Iglesias ha salido escaldado de la campaña catalana. Como politólogo, confesaba que había descubierto la enorme complejidad de este ecosistema político. El resultado de su formación ha sido bastante discreto. Y, sin embargo, nunca había tenido tanto poder la izquierda radical en Catalunya. Paradojas. Los indignados, sean de la CUP o de Ada Colau, toman el poder.

PHOTO CE/BG

El retorno de Borrell

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo ha tenido presencia mediática antes de las elecciones del 27-S gracias a la presentación de su libro Las cuentas y los cuentos de la independencia, que prácticamente se ha solapado con la campaña. Es posible que esta reaparición de Borrell en el panorama político no sea tan fugaz, puesto que la cabeza de lista por Barcelona del PSC a las elecciones generales, Carme Chacón, está configurando -no sin algunos problemas internos- la lista electoral y considera la incorporación del exministro. Aunque se había especulado que incluso podría ocupar el segundo puesto, lo más probable es que Borrell se incline por cerrar la lista, en un gesto de apoyo, pero sin que constituya un retorno práctico a la política activa.
Albiol recupera a los Mossos

El candidato del PP a las elecciones del 27-S y nuevo hombre fuerte del partido en Catalunya ha decidido volver a tener como escoltas de los Mossos d’Esquadra. Su antecesora, Alicia Sánchez-Camacho, cambió los Mossos por el Cuerpo Nacional de Policía a raíz del espinoso episodio de la grabación en el restaurante La Camarga. Fue un momento de fuerte tensión entre Sánchez-Camacho y los responsables de Interior del Govern de la Generalitat. La presidenta del PP catalán tomó la decisión cuando supo que el coche del director de los Mossos estuvo frente al domicilio del director de la agencia de espionaje Método 3. Albiol ha preferido normalizar las relaciones y, por ello, solicitó al que aún era conseller, Ramon Espadaler, que restituyera a los Mossos en las labores de protección.

Marius-Carol-

El gran atasco, de Màrius Carol

Jacques Tati en Trafic (1971) convertía a Mon­sieur Hulot en un diseñador de coches. La película es una de las mejores de este actor (y director) francés, que no abandonaba jamás su sombrero de ala corta y su pipa humeante. Trafic culmina con un atasco descomunal en un día de lluvia, donde los limpiaparabrisas se mueven al ritmo de la personalidad de los conductores. La imagen del enorme embotellamiento por el que los peatones intentan pasar, como si se tratara de un gran laberinto, es lo más parecido a una escena de ballet, al tiempo que resulta una metáfora de la incomunicación. Esta secuencia podría ser lo más parecido a la política catalana tras las elecciones del domingo. El gran atasco está aquí y cada vez son más los que temen que sea para quedarse mucho tiempo.

También tiene algo de película casi muda porque los cuperos no quieren que se sepa dónde y cuándo se reúnen con la delegación de Junts pel Sí, para no tener que dar explicaciones. Aquí todo el mundo aboga por la transparencia, peroal final acaba seducido definitivamente por la opacidad.

Va a resultar una odisea elegir presidente de la Generalitat: la CUP no lo pone fácil. Sus portavoces proclamaron en campaña que no iban a hacer presidente a Artur Mas y no están dispuestos a desdecirse. Algunas voces del mundo soberanista proponen, a cambio de no discutir a Mas, asumir una parte del programa de esta formación. Pero las gentes de orden de Junts pel Sí no deben de haberse entretenido en leer el programa de la formación anticapitalista. La CUP incluye en sus páginas no pagar la deuda, salir de la UE, romper con el euro, desobedecer a la troika, salir de la OTAN¿ y al mismo tiempo contempla jornadas laborales de 30 horas, nacionalizar servicios públicos y convertir en públicas las escuelas concertadas.

En las películas de Tati hay más mímica que diálogos; también en eso deben parecerse las negociaciones en curso.

Manuel-Castells

Voto sin retorno, de Manuel Catells

Así pues, 1.957.318 catalanes (47,7% de votantes) han votado el 27-S por opciones políticas que propugnan la independencia de Catalunya sin ambigüedad. Es cerril y hasta peligroso menospreciar esa voluntad política, como hacen el Gobierno español y el Partido Socialista, por el hecho de que un 39,17% se hayan posicionado en contra de la independencia (C’s, PSC, PP) mientras que un 11,45% se hayan refugiado en el derecho a decidir sin pronunciarse sobre el fondo (Catalunya Sí que es Pot, UDC). Claro que sin un apoyo masivo, bastante por encima del 50%, sería irresponsable la declaración unilateral de independencia por parte del Parlament de Catalunya. De hecho, no lo van a hacer ahora. Cuando los independentistas hablan del proceso lo sitúan en un medio plazo (los mágicos dieciocho meses) tanto para ir construyendo los instrumentos institucionales de la independencia como, sobre todo, recabar una adhesión mucho más amplia de la población que les permita afrontar la inevitable confrontación pacífica en condiciones favorables. En esa perspectiva cuentan con un gran aliado: el fundamentalismo españolista del PP, tanto en versión light de Rajoy, como en versión brutal de Aznar, que avisa con clarividencia de que hay que actuar ahora antes de que pierdan las elecciones.

Está comprobado que cada gesto recentralizador y cada medida represiva se traduce de inmediato en mayor respaldo popular al independentismo y en mayor unidad entre sus distintos componentes. La imputación contra Mas, Ortega y Rigau por organizar una consulta no vinculante en la que participaron dos millones de ciudadanos, es una estupidez táctica. Por muchos tribunales que pongan por medio lo que consiguen es desprestigiar al poder judicial haciéndolo partidista y soliviantar los ánimos. Hace una década el apoyo a la independencia no llegaba al tercio de ciudadanos, ahora se aproxima a la mitad. Y con medidas así pueden hacer decantarse a una parte significativa de los votos de Iniciativa y de Podemos y algunos mas de Unió, situándose más allá del 50%. Y obligan a la CUP (¡por fin un partido con principios!) a cerrar filas ante un enemigo común que no da cuartel. La estulticia política de PP y Ciutadans (que en la oposición al independentismo no se diferencian) aglutina al nacionalismo catalán y además introduce una peligrosa división en el bloque constitucional, porque Pedro Sánchez sabe que no puede seguir al PP en su deriva intransigente. Y mientras tanto, la opinión pública internacional se ha enterado del problema catalán y sectores influyentes en Europa, Norteamérica y América Latina aconsejan la negociación.

Esta es una importante consecuencia del 27-S: en cierto modo se ha internacionalizado el conflicto. Por un lado, Obama, Merkel, Juncker (o su traductor), Cameron, Sarkozy y otros han manifestado su deseo de mantener la unidad del Estado español: las experiencias traumatizantes de desmembramientos de estados en Europa del Este (inducidas por Alemania y Estados Unidos) les incitan a prevenir una crisis abierta antes de que se produzca. Pero precisamente por eso, ejercen una presión discreta (excepto Sarkozy) para conducir a una negociación que amplíe autonomía a cambio de renunciar al separatismo. También se mueven en ese sentido medios de comunicación importantes, como The New York Times, The Guardian o Le Monde. Tal vez eso motive a Rajoy (que vende su imagen razonable) a declararse partidario de la “finura” en el tratamiento de la cuestión catalana.

Su problema es que la finura de modales se contradice con la intransigencia centralista en cualquiera de los temas que pudieran ser objeto de negociación. Al tiempo que se multiplican los gestos de los sectores ultranacionalistas españoles, como el homenaje a la bandera española cuya celebración se traslada oportunamente al barcelonés cuartel del Bruc, bajo los auspicios del Ministerio de Defensa y de los principales jefes militares, incluyendo en su programa el desfile de la brigada Barcelona. Es más, la coyuntura política española no favorece la negociación. Dirimir el resultado electoral del 20 de diciembre en los próximos meses conlleva una complicada competencia entre los partidos españoles sobre quién defiende mejor la unidad de España.

Para el PP esta es la mejor baza en su estrategia de conseguir la primera ­mayoría relativa en lo que necesariamente será un gobierno de coalición. Ciudadanos sabe que ahora tiene un caladero importante en el voto antinacionalista en Catalunya. E incluso Podemos repliega velas ante el desastre de su invento y aunque mantiene el derecho a decidir ahora se pronuncia por el no, lo cual le puede hacer perder aún más apoyo en Catalunya. Y sin un fuerte apoyo en Catalunya ninguna izquierda ha llegado al Gobierno desde 1986. De ahí que el principal dilema lo tiene el PSOE. Su estrategia de largo plazo, basada en la reforma de la Constitución hacia una España federal que amplíe la autonomía de Catalunya, choca con la necesidad a corto plazo de no ceder al PP la bandera española. De modo que no hay perspectiva alguna de negociación hasta que haya un nuevo gobierno en Madrid. Y mientras tanto, el fervor del movimiento social independentista puede ser realimentado con medidas legales represivas tanto contra sus políticos como contra decisiones del Parlament, desplazando hacia la calle y la red el debate cada vez más imposible en las instituciones.

De poco sirven los argumentos sobre la (im)posibilidad institucional, económica o internacional de la independencia. Es la hora de las emociones. Es el ahora o nunca. Y es el nunca por principio del nacionalismo español. ¿Entonces? ¿Y si los republicanos de Esquerra le preguntaran al Rey? Porque si de algo sirven las monarquías es para temperar y negociar, a condición de que el monarca sea como Felipe VI y no como el anterior.

Cosas más raras se han visto en la historia…

Rahola: “El PP ja sap que pot guanyar a Espanya sense Catalunya; Pablo Iglesias i Pedro Sánchez, no”

Pilar Rahola ha explicat que “l’anunci de les eleccions generals per al 20 de desembre ha deixat desconcertat tothom, perquè la major part de l’entorn de Rajoy no en sabia la data ni sabia que pensava dir-ho”.

Rahola ha deixat clar que “el tema català estarà permanentment pul·lulant durant la campanya”.

I ha deixat aquesta pregunta en l’aire: “Es repetirà la coalició de Junts pel Sí? I qui en seria el cap de llista?”

La tertúlia, amb els tres tenors
Aquesta nit hem fet tertúlia amb Manuel Milián Mestre, Lluís Foix i Joan Josep Queralt.

Amb ells hem analitzat la situació política actual i si Catalunya influirà en les eleccions generals.

Primera part

Segona part

Marius-Carol-

Un no a la búlgara, de Màrius Carol

Los búlgaros dicen el sí y el no moviendo la cabeza al contrario que el resto del mundo. Asienten balanceando la testa de derecha a izquierda y niegan desplazándola de arriba abajo. Algunos historiadores apuntan que esa disociación del lenguaje no verbal es consecuencia de la conquista turca del país, de eso hace más de cinco siglos. Según este relato, la conversión al islam de una parte de la población búlgara fue el resultado de violentas amenazas físicas: los invasores ponían un afilado cuchillo en el cuello de sus víctimas y les preguntaban si deseaban ser musulmanes. Si decían que no con la cabeza, les rebanaban el cuello; si aceptaban con un cabezazo de asentimiento, salvaban el gaznate.

Los dirigentes de la CUP se parecen estos días a los búlgaros: dicen no pero en realidad están diciendo sí. Afirmaron en campaña que no harían presidente de la Generalitat a Artur Mas con sus votos, pero se están dando cuenta de que no tendrán más remedio. A Quim Arrufat se le escapó en la radio que podrían llegar a votar por él para no hacer descarrilar el proceso. Una de las cosas realmente complicadas de esta formación anticapitalista es la toma de decisiones, pero comienzan a tener el convencimiento de que no pueden llevar a Catalunya a unas nuevas elecciones, porque no sabrían explicárselo ni ellos mismos. Sin embargo, han repetido tantas veces que Mas no sería presidente con sus escaños que son prisioneros de su propio discurso. Es lo malo de querer ser tan puros, que un día no pueden resistir la tentación de la impureza.

También ayer Anna Gabriel fabuló con una santísima trinidad soberanista que rotara en la presidencia de la Generalitat, como hace Luis Enrique con los defensas del Barça. El tres en uno sirve para que los goznes no chirríen, pero hay ideas en política que ni los lubricantes consiguen evitar que rechinen.

8 al dia-Cuní
Lluís Rabell: “No votarem a favor a cap govern amb consellers de Convergència”

Ens ha visitat el líder de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell.

També han participat en la tertúlia Màrius Carol, Arcadi Calzada, Xavier Vidal-Folch i Pere Martí.

Divendres – 01/10/2015, amb Antoni Bassas

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/divendres/divendres-01102015/video/5554782/

Rafel-Nadal-

Victoria amplia, efectos inciertos; de Rafel Nadal

Pocas veces unos resultados electorales tan contundentes habrán comportado unos efectos inmediatos tan inciertos. A estas alturas nadie es capaz de predecir qué agenda política puede derivarse de la victoria indiscutible de las listas independentistas en las elecciones catalanas del domingo pasado. La mayoría absoluta en escaños y la victoria rotunda en votos, pero sin mayoría absoluta, comporta más incógnitas que la mayoría de resultados mucho más ajustados de nuestra historia electoral. Nadie puede cuestionar el triunfo independentista -como lo demuestra el tratamiento unánime de la prensa internacional en este sentido-, pero es igualmente indiscutible que los secesionistas tampoco han aprobado el plebiscito autoimpuesto y por lo tanto aparece una duda muy razonable sobre la capacidad y la conveniencia de seguir con su hoja de ruta.

Esta contradicción no es ajena a la política. Esta no es una ciencia exacta, sino la suma de factores cambiantes, con un peso diferente según el lugar, el momento y las circunstancias. La política es compleja y por eso hará falta todavía el paso de unos días -quizás semanas y meses- para calibrar exactamente el escenario político que nos ha dejado el paso por las urnas.

Que las elecciones del 27-S han certificado un éxito rotundo de las listas del sí tendría que estar fuera de discusión; la suma de Junts pel Sí y la CUP ha acreditado un apoyo al independentismo que hasta hace cuatro días parecía completamente imposible. Se podrá seguir negando la evidencia, como están haciendo el Gobierno español y sus entornos, pero eso no impedirá que si blindan su acuerdo las opciones independentistas impongan la hegemonía que les garantiza el extraordinario 47,7% de votos obtenido y la cómoda mayoría absoluta de 72 escaños. Las fuerzas contrarias a la hoja de ruta secesionista lo comprobarán desde el mismo momento en que se constituya el nuevo Parlament.

Pero también existen las evidencias en sentido contrario: la prueba más clara de las dudas que plantean los resultados ha sido la falta de reacciones espontáneas de celebración, como cabía esperar después de tantos años de movilizaciones exitosas promovidas por las organizaciones soberanistas. Da la impresión de que la calle tiene un punto de escepticismo sobre los efectos inmediatos del resultado. O como mínimo está expectante y se pregunta cuáles serán realmente las consecuencias naturales de la victoria soberanista.
Ahora bien, si aceptamos que el sí con un 47,8% de los votos no ha ganado, tampoco lo ha hecho el no con el 39,1%. Tampoco parece tan difícil leer objetivamente los resultados y aceptarlos honestamente: 1. el independentismo ha ganado muy claramente en votos y en escaños; 2. el independentismo ha perdido el plebiscito; 3. los contrarios a la independencia han perdido en votos y en escaños; 4. los contrarios a la independencia han perdido el plebiscito, y 5. los partidarios del referéndum y los confederalistas han quedado en una posición muy minoritaria o fuera del Parlament, pero en el futuro inmediato sus votos decantarán la balanza.

Así las cosas el unionismo descubrirá pronto que ha perdido las elecciones y el independentismo descubrirá que no puede ir tirando como si hubiera ganado el plebiscito. Este parece el momento de nuevos pactos internos en Catalunya. El independentismo necesita sumar de igual a igual fuerzas políticas y organizaciones partidarias del derecho a decidir que se sintieron excluidas o se automarginaron en la parte final del proceso. Si consigue rehacer esta suma de voluntades, podrá exhibir esta fuerza en clave interna y en el ámbito internacional habrá encontrado el momento idóneo para sondear nuevos apoyos para la resolución democrática de este provisional empate de voluntades.

En el año 2011, el Partido Nacional Escocés (SNP) obtuvo la mayoría absoluta de escaños sólo con un 44% de los votos en unas elecciones que registraron una par­ticipación del 51%. Inmediatamente el primer ministro Cameron lo consideró suficiente para conceder el referéndum sobre la independencia de Escocia, que se celebró tres años después. En Catalunya ha habido un 26% más de votantes y el independentismo ha sumado un 3,7% más de votos populares. De aquí la lectura claramente favorable de la prensa internacional.

Seguramente desde Junts pel Sí ahora necesitan consolidar y exhibir su nueva posición de fuerza relativa conseguida en las urnas. El Gobierno español y sus entornos son esclavos de sus políticas pasadas y de la proximidad de las generales. Y las instituciones internacionales sólo pueden intervenir desde la más absoluta discreción. Pero estoy convencido de que más temprano que tarde se celebrará el referéndum que ya se ha hecho inevitable. Si no es que la bravuconería de unos y otros no les lleva a comprometer posiciones que luego les impedirán negociar desde una posición razonable, prudente e inteligente.
En este sentido, no sé si los intelectuales de referencia de aquellos que han obtenido un 12,7% de los votos pueden seguir despreciando y haciendo burla de quienes sostienen -como el 47,7% de los votantes- que un país libre puede ser un país más justo y más próspero. Ciertamente, el respeto empieza por no imponer a todo el país el relato de esta amplia mayoría minoritaria; pero también necesita que las minorías intenten escuchar y comprender porqué la mayoría de los ciudadanos no les ha dado suficiente apoyo. Por más que algunos lo pretendan, el tiempo del despotismo ilustrado no volverá

Anna Gabriel, de la CUP: “No farem Artur Mas president”

La membre de la CUP Anna Gabriel ha participat aquest vespre en la tertúlia de 8 al dia per explicar el posicionament del seu partit respecte de l’es …

Justicia-encampaña

El antifaz de la justicia, de Màrius Carol

Victor Hugo escribió que es fácil ser bueno, lo difícil es ser justo. Los tiempos que nos toca vivir no son especialmente bondadosos, pero a menudo nos descorazona casi más que no sean suficientemente justos. Las redes sociales sacan con demasiada frecuencia lo peor de nosotros mismos por la inmediatez de la reacción que permite la sociedad digital, pero, lo que es más grave, nos convierten a todos en jueces sin toga dispuestos a condenar sin atender a razones. De todos modos, el mundo real no se nos antoja mucho más justo, sobre todo cuando comprobamos que los casos se eternizan, los poderosos se van de rositas o la política interfiere en la justicia. En demasiadas ocasiones el ciudadano tiene la sensación de que no es opaco el antifaz que enmascara a la dama con que se representa a la justicia, ni las balanzas tienen el fiel en el centro, ni la espada en que se apoya es de doble filo. Y esa impresión acaba por confundir a los ciudadanos y desmoralizar a la sociedad. La primera justicia es la conciencia, advirtió en su día el autor de Los miserables. Las declaraciones del ministro de Justicia, Rafael Catalá, manifestando que la imputación del presidente de la Generalitat no se produjo antes para no interferir en las elecciones del pasado día 27, son de estas explicaciones que chirrían en el oído. No fue una buena idea no haber solucionado la consulta del 9-N en el terreno de lo político para que acabara convertida en materia de los tribunales. Pero no resulta estético que el Gobierno revele que ha situado la citación a Artur Mas en función del calendario electoral -aunque sea para evitar interferencias- por aquello de la división de poderes, que es la base del Estado de derecho. La justicia, para ser justa, necesita prudencia, contención y mesura, para que no tenganunca la tentación de sentenciar a nadie por lo que sueña en lugar de por lo que hace (Victor Hugo).

27S

… en la Catalunya que,  en especial, entre 1950 y 1970 fue invadida hasta doblar su población por charnegos de Andalucía, Extremadura, Castilla…, con el beneplácito de Franco, que creía que así resolvía de una tajada el hambre ancestral en estas tierras y el sempiterno problema catalán; lo cual era llover sobre mojado sobre el ” mestissatge català… el catalans … som fruit de diversos llevats i, per tant, una bona llesca del país pertany a una biología i a una cultura de mestissatge””… “de l’època comtal primerenca se’ns diu que Vic fou poblat “ex diversis locis et gentibus nomines colligentes”, reunint homes de diverses procedències i races. I des d’aleshores el moviment d’immigracions mai no ha cessat” …”la marca hispánica”… “un passadís geohistòric… un lloc de pas entre dos mons geogràfics i cultural diversos. Posem, en el nostre cas, l’Europa occidental atlántica i el massisos euro-africans de l’Oest de la Mediterrània; potser Europa i Àfrica, en termes molt amplis”( “Noticia de Catalunya”, de Jaume Vicens Vives).

¿O es este “ex diversis locis et gentibus nomines colligentes”, frente al enclaustramiento y aislacionismo castellano, el motivo de la increíble votación de ayer?

En cualquier caso, hay que dar tiempo el tiempo: la independencia de Catalunya no va a ser cosa de unos pocos años. Tengo setenta y siete años: seré feliz en mi tumba si mis nietos alcanzan la independencia. Pero deberán seguir luchando para ello: sin desfallecer jamás.. y si los catalanes de varias generaciones y los catalanes charnegos, la nueva “muntanya i el mar” de las que tanto nos habla Vicens en sus enfrentamientos históricos en nuestra tierra, así lo desean.

Narcís Subils i Pagès

27S5-

Nota personal.- Hostia, ¿maricones además de anticapitalistas? ¡A estos yo no los he votado, en todo caso, botado!

Rahola: “A mi m’impressiona el silenci o la complicitat dels bons, on són Pablo Iglesias o Pedro Sánchez?”

Analitzem a fons la imputació d’Artur Mas

Analitzem el context i les conseqüències jurídiques i polítiques de la imputació d’Artur Mas, que el farà comparéixer el 15 d’octubre. El periodista Josep Maria Brunet ha assenyalat que “si el resultat electoral hagués estat un altre, potser no hi hagués hagut aquesta reacció tan ràpida.” També han intervingut Elpidio José Silva, magistrat, Anna Sofía Cardenal, professora Ciència Política UOC i UPF i Andreu Van Den Eyden, advocat penalista i professor de Dret Penal UB.

La tertúlia, sobre la imputació d’Artur Mas

Hem debatut amb Rafel Nadal, Patrícia Gabancho, Dolors García, Daniel Fernández i Jaume Alonso Cuevillas.

La Mirada Terribas (29-09-2015)

Mas, Ortega i Rigau, citats com a imputats, anècdotes de la nit electoral i Viggo Mortensen
http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/divendres/la-mirada-terribas/video/5554043/

Artur Mas declarará como imputado por el 9N, el 15 de octubre, el día que fusilaron a Lluís Companys

El president comparecerá ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya dos días después de que lo hagan Irene Rigau y Joana Ortega

Artur Mas7

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta, Joan Ortega, y la consellera d’Educació, Irene Rigau, han sido citados a declarar como imputados por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), por su implicación en la consulta del 9N. Mas comparecerá el día 15, y Ortega y Rigau, el 13.
Así consta en una providencia hecha pública ayer por el TSJC, y firmada por el magistrado que instruye la causa, Joan Manel Abril Campoy. En ella se expresa que Mas, Ortega y Rigau son citados en calidad de querellados, que equivale a una imputación, pues tienen que presentarse en compañía de sus letrados y pueden negarse a contestar a las preguntas, cosa que no ocurre con los testigos. En principio, los tres deben acudir a la sede judicial, precisamente por estar imputados, pero algunas fuentes jurídicas señalan que podrían acogerse al privilegio de declarar en sus despachos oficiales.
Es la segunda vez que un presidente de la Generalitat prestará testimonio como imputado, después de que Jordi Pujol cumpliera igual trámite el 2 de octubre de 1984 por el caso Banca Catalana. En ese momento, el juez Ignacio de Lecea (instructor), los fiscales Carlos Jiménez Villarejo y José María Mena y los abogados de Pujol, Joan Pique Vidal y Joan Córdoba, se desplazaron a la Casa dels Canonges, residencia oficial, donde el president declaró durante una hora y cuarenta y cinco minutos.
La fecha escogida, 13 y 15 de octubre, es poco antes de la posible constitución del Parlament, prevista para el arco que va del 19 al 26 de octubre. La casualidad es que la comparecencia de Mas se producirá un un día muy simbólico: el 75 aniversario del fusilamiento del president de la Generalitat Lluis Companys, ocurrido el 15 de octubre de 1940.
En la causa del 9N, la Fiscalía acusa a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau de un delito de desobediencia y otros posibles derivados de este, como prevaricación o malversación de caudales públicos, por la convocatoria y organización de la consulta; presuntamente cometidos entre los días 5 de noviembre (fecha de la resolución del Tribunal Constitucional contra la convocatoria) y el 9 (cuando se produjeron las votaciones).
El Ministerio Público persigue conocer el grado de implicación de los tres en la organización de la consulta, qué medios públicos se utilizaron para ello y su coste. Hasta el momento se ha ido recopilando documentación, de la que se deriva que se habilitó una partida de 1.200.000 euros para soporte tecnológico (aunque al final se gastaron sólo 698.685) y que el CIRE (departamento para la reinserción de presos) facturó 150.000 euros para su ayuda al proceso, centrada en la elaboración de urnas y papeletas. También han declarado inspectores d’Ensenyament y directores de institutos, y algunas declaraciones señalan la existencia de reuniones en el Departament para la cesión de locales.
La misma providencia por la que se imputa a Mas, Ortega y Rigau cita a declarar a cinco testigos el día 19 de octubre. El president en funciones pidió al tribunal comparecer antes que los testigos. La Fiscalía mantenía la tesis de que las declaraciones de imputados y testigos podían ir en paralelo, no hacía falta que primero fueron los querellados. El juez Abril ha decidido atender la petición de los abogados de Artur Mas

Màrius Carol

Tras el 27S, realismo; de Màrius Carol

Aristóteles decía que la única verdad es la realidad. He aquí un principio vigente en cualquier circunstancia. También en la actual, marcada en Catalunya y en España por el resultado del 27-S. Estos comicios, cuya trascendencia se anunciaba histórica, son ya historia. Pero no puede decirse que hayan despejado el panorama o nos hayan llevado mucho más allá de donde estábamos. Las urnas han confirmado la división de la sociedad catalana, ya prevista por las encuestas. Las fuerzas independentistas -Junts pel Sí y la CUP- han conseguido mayoría absoluta de escaños, pero no de votos; han ganado las elecciones, pero no el plebiscito que planteaban. Así lo ha subrayado la prensa internacional. Aunque, como era de prever, los ganadores abundaron en manifestaciones de contento nada más conocerse los resultados. Ahora bien, en privado reconocen que sus expectativas eran más altas. El horizonte no está claro, tampoco para la hoja de ruta independentista. Y menos en vísperas de unas generales ante las que la geometría de la política catalana puede sufrir otros cambios. Se aprecian nuevos factores de incertidumbre. No es el menor el relativo a la investidura del próximo presidente de la Generalitat. Para ello, y una vez constituido el Parlament, Junts pel Sí necesita, en una primera votación, mayoría absoluta. La CUP ya ha anticipado que no prestará sus votos para hacer presidente a Artur Mas. Sin ellos, no habrá investidura en la primera ronda. En tal caso, habría que ir a una segunda votación, esta ya por mayoría simple, pero para la que la lista ganadora precisaría también de algún voto de la CUP. Si esta segunda votación no arrojara el fruto deseado, cabría convocar otras, a lo largo de dos meses. Pero si acabara este periodo sin investidura, habría que ir a unas nuevas autonómicas. Se hace, pues, difícil aventurar cómo será el futuro inmediato de la escena política catalana.
Por todo lo dicho, no es de extrañar que la pregunta “¿y ahora qué?” fuera muy reiterada a última hora del domingo. También ayer. Aunque no hubiera respuestas concluyentes para ella. Catalunya ha ido a estas elecciones tensionando su sistema político de un modo inédito. Los partidos y federaciones se han roto y remodelado para la ocasión, superponiendo al tradicional eje de pugna izquierda-derecha el eje independentismo-no independentismo, lo que nos ha abocado a una fase de difícil articulación. Un ejemplo: la investidura de Artur Mas, hombre de CDC, partido burgués y de convicción europeísta, depende ahora de la CUP, anticapitalista y contrario a las instituciones europeas.
Se impone un ejercicio de realismo. Su primer paso consiste en reconocer la realidad, guste más o menos, ya sea más o menos propicia a la consecución de los objetivos políticos prefijados por las partes. No parece que todo fluya en esa dirección. Romeva, Mas y Junqueras presentaron los resultados como un éxito total. El Gobierno Rajoy adelantó ayer que su margen para la negociación es corto. La prensa catalana afecta al independentismo subraya que ha empezado otro futuro. Buena parte de la prensa madrileña realiza una lectura del 27-S en clave opuesta y concluye que los independentistas han fracasado. Unos y otros deben aceptar que la realidad es como es y no como la sueñan. No hay tantas verdades como partidos. Hay una realidad que a todos atañe. He aquí un principio cuya aceptación es básica. Sin ella, es difícil progresar. Como lo es fuera del marco legal, sin diálogo ni voluntad de pacto.

27S10

La hoja de ruta

La lista independentista se prepara para aplicar su programa en 18 meses
La declaración del inicio del proceso y la preparación de las estructuras de estado, las primeras estaciones en el camino

La mayoría absoluta de 72 diputados en favor de la independencia es, según Junts pel Sí, una cifra que les legitima plenamente para abrir el camino hacia la construcción de un Estado propio fijado en la hoja de ruta pactada entre CDC, ERC y las entidades soberanistas de la sociedad civil. Y por esta razón el propósito de la coalición es empezar a aplicar su contenido sin demora una vez constituido el nuevo Parlament.

Declaración de inicio del proceso.

El Parlament aprobará una declaración de inicio del proceso de independencia, acompañada de un mandato al Govern para abrir negociaciones con las autoridades del Estado español y comunicarlo a la Unión Europea y a la comunidad internacional.
Preparación de las estructuras de Estado.

El Govern, de la máxima concentración posible, trabajará en la creación y preparación de las estructuras de Estado pendientes y necesarias para la independencia -básicamente en los ámbitos de bienestar, económico, acción exterior y gobernanza y refuerzo de la administración-, pero de momento sin darles forma jurídica para que no puedan ser impugnadas por el Gobierno español. En paralelo, trabajará en la preparación del reconocimiento internacional, así como en la gestión ordinaria del día a día.

Proclamación de la independencia.

Una vez completados los pasos anteriores, se procederá a la proclamación de la independencia a partir de la desconexión del ordenamiento jurídico español. Inmediatamente, el Parlament aprobará la ley de transitoriedad jurídica, que ha de regular de manera provisional los elementos estructurales del nuevo Estado y las cláusulas generales que garanticen la seguridad jurídica y la sucesión ordenada de administraciones. A tales efectos, es previsible que la ley declare mayormente la continuidad de la aplicación del derecho catalán, del derecho español, del derecho europeo y del derecho internacional, para no dejar ningún vacío. El Parlament también aprobará la ley del proceso constituyente, que regulará los pasos del proceso hasta la redacción de una Constitución propia e incluirá un mandato para convocar elecciones constituyentes.

Elecciones constituyentes.

Las elecciones constituyentes se llevarán a cabo en un plazo máximo de dieciocho meses desde la celebración de las elecciones plebiscitarias del 27 de septiembre del 2015, es decir, a lo sumo en marzo del 2017. Y de ellas saldrá un Parlament constituyente y un nuevo Govern.

Aprobación de la Constitución en referéndum.

El nuevo Parlament creará una comisión constitucional encargada de redactar la Constitución, en la que participarán todos los grupos elegidos y que recogerá, además, las propuestas ciudadanas que se hayan ido preparando durante todo este tiempo desde la sociedad civil. Una vez confeccionada por el Parlament, la Constitución se aprobará en un referéndum, que supondrá la culminación del proceso de creación del nuevo Estado catalán independiente.

Catalunya, als ulls del món

La tertúlia: ‘I ara què?’

Pilar Rahola: “No em semblaria just que al president se’l deixés en la cuneta

Els escenaris polítics després del 27-S

El degà de la Facultat de Ciències Polítiques i de Sociologia de la UAB, Joan Botella, ens explica les claus del després del 27-S.

Fernando Ónega: “La CUP ha passat de ser un partit antisistema a ser una esperança de l’espanyolisme”


27S4-

Los independentistas logran la mayoría absoluta

Junts pel Sí (62) no logra la mayoría absoluta pero tiene el apoyo de la CUP (10) para seguir el proceso independentista | Cs (25) casi triplica sus escaños y se consolida como partido de la oposición | El PSC (16) pierde fuelle pero aguanta mejor que el PP (11) que cae con estrépito | El experimento de Podemos e Iniciativa (11) se salda con un claro retroceso | La participación ha alcanzado unas cotas récord de más del 77%

Junts pel Sí, la lista que une a CDC y ERC y las entidades soberanistas, ha ganado estas especiales elecciones catalanas, alcanzando 62 escaños. Y la CUP, que representa a la izquierda independentista, obtiene 10 asientos. La suma de estas dos formaciones, las del sí a la independencia en esta suerte de plebiscito, suman 72 diputados en el Parlament de Catalunya y más de 1,9 millones de votos, y ambas se ven legitimadas para llevar a cabo un proceso de separación de España.
Así lo han asegurado los ganadores. Tanto Artur Mas como Oriol Junqueras y Raül Romeva han considerado que el pueblo de Catalunya ha otorgado un mandato democrático claro a su candidatura y así lo han proclamado solemnemente entre los gritos de independencia de sus seguidores en el Centre Cultural Born de Barcelona. También en el lado independentista, la CUP celebraba el aumento de su apoyo tanto en votos como en escaños. La izquierda independentista, que encabeza el periodista Antonio Baños, ha logrado 10 escaños y más del 8% de los votos y, aunque será el último partido con representación en el Parlament, su posicionamiento será clave para apoyar los planes independentistas de Junts pel Sí. También estará por ver como actúa la CUP, formación declaradamente anticapitalista y contraria a las políticas de recortes, respecto a si apoya finalmente al que Artur Mas vuelva a ser el presidente de la Generalitat. De hecho, Baños ya ha avisado que Mas “no es imprescindible”.
Pero no todos consideran la victoria independentista suficientemente diáfana. El Gobierno central, pero también el PSOE y las formaciones claramente contrarias a la independencia como Ciutadans, PSC y PPC consideran que Mas ha salido derrotado de su planteamiento plebiscitario al no alcanzar más del 50% de los votos -en concreto, se ha quedado algo por encima del 47%-. En este punto, la discusión se complica. Desde Junts pel Sí, se argumenta que no se puede sumar los votos de Catalunya Sí que es Pot en ningún bloque porque esta formación no explicitó su posición en este sentido. En cambio, los contrarios a la independencia sitúan a la candidatura encabezada por Lluís Rabell en el no a la independencia.
Más allá de este debate, que dará que hablar, la noche electoral ha dado otro gran titular: el espectacular ascenso de Ciutadans a segunda fuerza en el Parlament de Catalunya, con un incremento de 9 a 25 escaños, lo que significa casi 10 puntos porcentuales más de apoyo popular respecto a las elecciones de 2012. Un aumento muy significativo que coloca a la formación que encabeza Inés Arrimadas como principal referente antsoberanista y que sitúa a su líder, Albert Rivera, en una posición de privilegio de cara a las elecciones generales de diciembre. Los acólitos de Ciutadans no han podido ocultar su euforia por estos resultados en su cuarte general instalado en un hotel de Barcelona. Entre gritos y cánticos, la candidata Arrimadas apenas ha podido alzar la voz para reclamar directamente la dimisión al presidente Mas y una nueva convocatoria de elecciones autonómicas.
También Miquel Iceta sale bien parado de esta noche electoral. Los socialistas catalanes han superado los peores vaticinios y se han situado en tercera posición, alcanzando 16 escaños y más del 17% de los votos en unos comicios en los que han acusado menos de lo esperado la polarización entre las posiciones independentistas y contrarias a la independencia. Iceta ha visto recompensada una campaña intensa y el PSC ha podido celebrar algo después de varios años de noches electorales para olvidar. El primer secretario general del PSC ha felicitado a Junts pel Sí y ha reconocido su victoria pero ha rechazado considerar que estas elecciones legitiman un proceso independentista.
Mientras Iceta ha podido sonreír, los grandes damnificados de la contienda electoral de esta noche han sido dos: Catalunya Sí que es Pot y el PP. Los primeros, resultado de una confluencia entre ICV, Podemos, EUiA y Equo, han incluso empeorado los resultados que lograron los ecosocialistas hace tres años. La candidatura encabezada por el líder vecinal Lluís Rabell ha acusado la hegemonía de la agenda nacional en detrimento de la agenda social -y quizá también el poco conocimiento de su cabeza de lista- y no ha pasado del los casi 360.000 votos y 11 escaños. Esta noche, Rabell -y también Pablo Iglesias desde Madrid- han admitido que no ha sido su mejor noche. El fracaso de Sí que es Pot puede interpretarse además como un duro revés para el reto de Iglesias y de Podemos de cara a las generales.
Tampoco el PP puede sentirse satisafecho con sus resultados. El PP pierde 130.000 votos, 4 puntos porcentuales de voto y hasta 8 escaños. Además, han visto como ganaba Junts pel Sí y como su gran rival, Ciutadans, se colocaba como segunda fuerza y referente del antisoberanismo. Así las cosas, el efecto Albiol no ha sido capaz de frenar la pujanza del partido de Rivera. El único consuelo que les ha quedado ha sido el de agarrarse a la poca legitimidad del resultado de los independentistas. De esta forma, Albiol obviaba este domingo sus resultados, recordaba que algunas encuestas todavía les daban menos asientos en el Parlament y centraba su discurso en celebrar que Junts pel Sí no puede llevar, a su juicio, “el reto rupturista”.
Pero si alguien ha sido derrotado en estas elecciones ha sido Unió Democràtica. Ningún dirigente democristiano este domingo ha querido matizar ni un ápice su mal resultado, que les deja fuera del Parlament. La formación que encabezaba Ramon Espadaler ha logrado más de 100.000 votos, una cifra que otros comicios le podría haber dado algún escaño, pero la alta participación ha provocado que Unió no alcanzara el 3% de los votos necesarios para poder entrar en la cámara catalana. El líder democristiano Josep Antoni Duran i Lleida no esquivaba sus responsabilidades por su aventura en solitario tras la ruptura con CiU y ponía su cargo a disposición de la militancia.
Y es que un dato precisamente que no debe pasar desapercibido y que explica en parte el carácter extraordinario de estas elecciones ha sido el de participación. Más de un 77% del censo electoral ha acudido a las urnas, lo que supone un récord absoluto desde la recuperación de las instituciones de Catalunya durante la Transición. Más allá de celebrar sus victorias y sus derrotas, todos los políticos han alabado especialmente este aumento significativo de la participación.
Los resultados y los clásicos debates sobre quién ha resultado ganador han culminado un 27S realmente especial. Exceptuando algunos incidentes menores, la jornada se ha desarrollado con toda normalidad. O con toda la normalidad que era posible. Y es que nunca el tópico de la fiesta de la democracia había cobrado tanto sentido como este domingo y la alta participación no ha sido la única prueba de ese carácter transcendental. Un vistazo rápido al desarrollo cotidiano de la jornada da la dimensión exacta de esta celebración. Colas, familias enteras votando y fotografiándose mientras colocaban su voto en la urna, bares y restaurantes abiertos aprovechando la mayor afluencia de personas por las calles… Y nervios, muchos nervios. La noche habrá resuelto en parte esos nervios pero a partir del 28S se abren nuevos escenarios.

Bruselas ve el resultado del 27S “un asunto interno de España”

Beatriz Navarro | Bruselas – Un periodista suizo plantea al portavoz si, en aras de la cohesión europea, no sería bueno hacer un llamamiento al diálogo para superar la situación actual

27S5-

Nota personal.- Hostia, ¿maricones además de anticapitalistas? ¡A estos yo no los he votado, en todo caso, botado!

Obligados a reinventarse, de Fernando Ónega

Catalunya nunca fue buen territorio para el Partido Popular. Hubo un tiempo de ­excelente relación institucional, cuando los pactos de Pujol y Aznar de 1996, pero esa cordialidad no penetró en el cuerpo social. El PP jamás fue alternativa de ­gobierno de la Generalitat, a pesar de ­gobernar España durante doce años. En unas de las elecciones autonómicas re­cientes, las de 2010, consiguió situarse de tercera fuerza, con 18 escaños, pero a ­mucho más de medio millón de votos de distancia de CiU. En las siguientes, 2012, ganó un escaño y unos 90.000 votos, pero el ascenso de Esquerra lo descendió a la cuarta posición. No consiguió tampoco convencer al 13 por ciento del electorado.
Ahora lo intentó con todas sus fuerzas. Cambió de candidato y designó al hombre que gana elecciones en Badalona. Rajoy se volcó como no había hecho nunca. Por primera vez pisó la calle e hizo media docena de actos electorales. Se trajo a Sarkozy para un último intento de movilizar al voto indeciso. Confió en que la sociedad conservadora y españolista que vota poco en las urnas autonómicas acudiera a darle su respaldo en el trascendente 27-S. Y tampoco pudo ser. Mantiene bastante fidelidad de voto, pero ha mostrado incapacidad para lograr nuevas adhesiones. No es buena noticia para el Estado que su partido gobernante, el mayor de España, no tenga relevancia para convertirse en dique del soberanismo. Ese papel le fue arrebatado por Ciudadanos, tal como venían anticipando las encuestas, y quizá por Unió, que al final pescaba en las mismas aguas.
La verdad es que el PP tropezó con la tormenta perfecta. Todavía arrastra la imagen de identificación con la extrema derecha que desde hace años anotan las encuestas. No tuvo tiempo para rentabilizar los indicios de recuperación económica. Su gobierno le hizo pagar un alto precio por las denuncias de inmovilismo ante un desafío tan importante como el de la independencia. En Catalunya fue la sucursal de ese inmovilismo y la cara próxima de la ausencia de propuestas sugestivas frente a la ruptura. Y, por si faltara algo, se le recordó constantemente la campaña de recogida de firmas contra el Estatut. Si, a pesar de todo, no fue el último de los partidos que consiguieron representación parlamentaria, tiene algún mérito. Pero tiene también una necesidad urgente de reinventarse, porque su resultado es un mal pasaporte para las elecciones generales de diciembre. Y en esas elecciones no sólo se jugará una victoria en las urnas, sino el tener un gobierno que, ante los desafíos que vienen, garantice fortaleza y estabilidad.

27S2-

Primer bloc de la jornada electoral
ELECCIONS, LA TERTÚLIA, POLÍTICA, VÍDEOS | 27/09/2015 – 21:29h

Segon bloc de la jornada electoral
ELECCIONS, POLÍTICA, VÍDEOS | 27/09/2015 – 22:13h

Tercer bloc de la jornada electoral
ELECCIONS, POLÍTICA, VÍDEOS | 27/09/2015 – 23:05h

Quart bloc de la jornada electoral
ELECCIONS, POLÍTICA, VÍDEOS | 27/09/2015 – 23:40h

Cinquè bloc de la jornada electoral
ELECCIONS, POLÍTICA, VÍDEOS | 28/09/2015 – 1:19h

Sisé bloc de la jornada electoral
ELECCIONS, POLÍTICA, VÍDEOS | 28/09/2015 – 1:08h

Mi perfil

Como he dicho muchas veces en mi Facebook, https://www.facebook.com/pueblosoberano, o en mi promocionado twitter :”Me ofrezco para ir yo a la cárcel en vez de mi Molt Honorable President Mas… http://fb.me/3nXjSNz7M “.Si estás de acuerdo conmigo, te ruego que lo reenvíes, para su promoción: si twitters como éste fueran un clamor, nadie se atrevería contra nosotros y llamarían la atención de la señora Merkel, quien decide en Europa.

Mas-Collell

Mas-Collell ¿por qué su silencio ante Borrell?

Sr. Mas-Collell, siempre le ha admirado a usted no tanto por el cargo que ocupa en la Generalitat sino como profesor de economía de la Universidad de Harvard.

Me llamo Narcís Subils i Pagès i Marí i Riembau i .. i.. y así durante trescientos años: soy catalán, lo eran mis padres, mis abuelos, bisabuelos…. y los abuelos de mis bisabuelos. Mi padre me puso a trabajar trece horas al día a la edad de los once años… porque para mi padre quien no las trabajaba era un ser de raza inferior. ¿ Cree usted que a mí me gusta estar vinculado con la tierra de la “siesta” y del “vuelva usted mañana”?

Desde hace un mes Josep Borrell le viene vapuleando, ha destrozado todos sus tesis y postulados, especialmente el de las balanzas fiscales, los famosos “16.000 millones de euros al año”. ¿ Por qué no responde? ¿ Por qué no dice nada?

Narcís Subils i Pagès
Doctor en Ciencias Económicas

JosepBorrell

Lo que le gustaría creer, de Josep Borrell

La campaña de estas elecciones anticipadas, convocadas como un plebiscito sobre la independencia, ha sido la más delirante que recuerdo.
Perder el sentido de la realidad en política es extremadamente peligroso. Nos hemos instalado “en lo que nos gustaría creer”, como le respondió el periodista de la BBC que entrevistaba a un acorralado Romeva: “¿Por qué no han sido honestos acerca de las consecuencias en la UE de la independencia?”, le preguntó. Como Romeva aseguraba una y otra vez que Catalunya no saldría de la Unión Europea por artículo de fe, el británico zanjó la cuestión con un “esto es lo que a usted le gustaría creer”.

La independencia por las bravas a que se ha comprometido Mas puede ser especialmente brava si algún independentista de toda la vida, que propuso paralizar la economía si fuese necesario, es el que pilotael proceso apoyado por los que están encantados de salir de la UE y de todas partes.

Catalunya no será independiente porque su Parlamento lo proclame. Lo será si el Consejo de Seguridad de la ONU la reconoce.Y hace falta vivir en una profunda negación de la realidad para creer que eso vaya a ocurrir. Las constituciones de Alemania, Francia, Italia y EE.UU. son idénticas a la española en la cuestión territorial. Sus intereses son contrarios a apoyar la independencia fuera de la ley de una región rica que rechaza la redistribución fiscal.Por no hablar de Rusia y China.

Nos gustaría creer las fábulas de Junqueras sobre cuán rica sería ahora Catalunya si sehubiese independizado hace 25 años. Pero no resisten el menor análisis aritmético. Sería agradable disponer de los famosos 16.000 millones de cash con los que evitar recortes o disminuir deuda.Pero de ninguna manera la Catalunya independiente dispondría de ese mítico maná.Esa cifra está calculada por un método muy particular que la sobrevalora de forma injustificada. Según Mas­Colell Catalunya dispondría de “un petit excedent” que ha valorado entre 2.000 y 3.000 millonesde euros.

Nos gustaría creer que los costes del nuevo Estado son tan bajos como Mas­Junqueras aseguran: unos 3.000 millones a todo tirar. Pero esa cifra está tan infravalorada como hinchado está el déficit fiscal. ¿Cuánto costaría el servicio de defensa? En el informe específico que le dedica el CATN,no hay ni una sola estimación. Mas asegura que sería barato, porque estaríamos en la OTAN. Tampoco estaríamos en la OTAN,pero si lo estuviéramos costaría el 1,5% del PIB, unos 3.000 millones. Lo mismo que dicen creer que costarían todas las estructuras de Estado. En el cálculo de los 16.000 se supone que la representación exterior costaría 1 millón de euros. El informe del CATN tampoco va muy lejos y lo estima en “varios cientos de millones”. Y suma y sigue.

¿Y el expolio fiscal? En nuestro pequeño libro del que TV3 no ha querido hablar, consideramos que es cierto que Catalunya tiene un déficit fiscal superior al que se puede justificar por un razonable efecto redistributivo con el resto de España. Pero la diferencia es, en el peor de los casos,del orden de 3.000 millones de euros (un 1,5% del PIB) y no de 16.000 millones de euros (un8,5%).¿Para corregir un problema del 1,5% del PIB hay que recurrir a una declaración unilateral de independencia?

Una de las mayores negaciones de la realidad es la pretendida “permanencia automá­ tica” de Catalunya en la UE y en el euro.En el 2013 Mas declaraba al periódico La Repubblica que Catalunya quedaría fuera “durante un periodo transitorio”. Transitorio, esa es la palabra. ¿Y cuánto duraría? En cambio, ahora lo niega a capa y espada y pregunta retóricamente a la señora Merkel cómo se puede “expulsar” a 7,5 millones de catalanes de la UE. Lo que ocurrirá es que, como nos han dicho repetidamente, se dejarán de aplicar automáticamente las políticas comunitarias en Catalunya.Y ahora vaya usted a Lleida y Tarragona y explique qué quiere decir eso a sus
agricultores y ganaderos mientras se negocia la admisión.

También ha sido delirante la reacción a las advertencias de los bancos españoles, catalanes incluidos, acerca de las consecuencias de la salida del euro. Cierto que lo han dicho tarde y a destiempo. Pero lo que dicen lo ha dicho también el CATN. En su informe número 8 se dice textualmente lo mismo que ha dicho la AEB: “Las entidades bancarias con sede en Catalunya no tendrían acceso directo al crédito del BCE”. Otra cosa que nos gustaría creer es que no se verían alteradas las relaciones comerciales con nuestro principal cliente que es España. No, qué va.Al contrario, según Romeva mejorarían mucho por las buenas relaciones de vecindad que estableceríamos. Nadie sabe en cuánto y durante cuánto tiempo, pero toda la experiencia demuestra que esa clase de situaciones y el establecimiento de una frontera reduce las relaciones comerciales.

Otra cosa que nos gustaría creer es que con un “país nou” el Govern catalán será mucho mejor. La Generalitat ya gestiona desde hace muchos años y nadie cree que haya creado la administración ágil y
transparente que ahora promete, ni ha conseguido dotar a nuestros jóvenes de las herramientas necesarias para competir en la economía global. Y si el buen gobierno se obtiene por tener que ocuparse sólo de sus propios asuntos,se trata de una receta típica de la neurosis ultraliberal que es lo contrario de lo que pretende la integración europea.

Para Mas­-Junqueras la independencia es un bien superior cuales quiera que fueran sus costes. Pero muchos quisieran conocerlos.
Según las encuestas la mayoría, aunque sea silenciosa, preferiría una solución de tipo federal o mejoras del marco estatutario. No es fácil, pero no imposible.De momento,lo que hemos logrado es fragmentación política, fractura social y riesgos para la economía

Rajoy-rectificando-

Nota personal.- “¿De verdad piensa esto?. Soraya Sáenz de Santamaría ya ha dicho que todo seguirá exactamente igual”

haciendo-deshaciendo

EL LECTOR OPINA (La Vanguardia 26-09-2015)

Votaré per empatar

El 28­S l’objectiu ha de ser la celebració d’un referèndum com el d’Escòcia, sense succedanis substitutius que no hauran servit per decidir. Per aconseguir­ho calen dues condicions. Una, que el 27­S cap de les dues Catalunyes surti clarament guanyadora El 28­S l’objectiu ha de ser la celebració d’un referèndum com el d’Escòcia, sense succedanis substitutius que no hauran servit per decidir. Per aconseguir­ho calen dues condicions. Una, que el 27­S cap de les dues Catalunyes surti clarament guanyadora per imposar als altres solucions que poden fracturar de forma greu la societat catalana. Dues,
tranquils fins ales eleccions espanyoles a les Corts i que una coalició postelectoral formada per Podem, PSOE, nacionalistes i altres enviï el PP a l’oposició. Amb el senyor Rajoy i el senyor Mas retirats, seria l’hora dels senyors Romeva, Iglesias i Sánchez.
Si el Govern de Madrid és intel∙ligent, cosa que en els darrers 500 anys ha demostrat en comptades ocasions respecte a Catalunya, oferirà enfront de la independència un model de relacions Catalunya­Espanya amb pacte fiscal semblant al dels bascos.Com a Escòcia, amb una oferta atractiva, potser guanyarien i tot. Quina medalla històrica que es podrien posar els senyor Iglesias i Sánchez! A Catalunya no cal dir que l’èxit seria total: o independència o un control sobre tot allò que és el que ens ha fet independentistes i/o emprenyats.

Algú s’apunta a votar per empatar?

ANTONI CABRÉ SEGARRA
Barcelona

La pela és la pela
Hi ha una pregunta que ningú fa i que crec que és determinant per valorar un patriota català. És aquesta: estàs disposat a canviar els teus euros per la moneda que el nou Estat haurà d’emetre? Si íntimament contesteu que no, és millor que voteu no a la independència. Segurament la gent que va omplir la Meridiana donaria la vida per Catalunya,però la pela és la pela.

LLUÍS M. VALLS I OLLÉ
Barcelona

Com convèncer en política?
Un escriptor que, mitjançant un text, pretén convèncer un lector que un determinat fet polític és injust, immoral, etcètera, si vol tenir èxit, primer de tot ha de tenir molt clar que la moral és una activitat del cervell
humà que s’esdevé singularment en cada persona. És a dir, que la moral és subjectiva. Però la moral no només serà diferent segons agafem una persona o una altra en un moment determinat del temps, sinó que, encara més, amb el pas del temps, un mateix individu modifica la seva moral.
Això és important tenir­ho en compte per evitar escriure un text polític que defensi una tesi concreta tot tenint una concepció universal de moral. És a dir, tot defensant, implícitament o explícitament, que hi ha màximes morals universals. De màximes morals universals no n’hi ha, si no creiem en un déu absolut que ha dictat, en el seu moment, la seves regles morals.
La moral no deixa de ser una activitat subjectiva més de la ment humana. Per tant, si un escriptor, mitjançant un text, vol convèncer un lector que un determinat fet polí­ tic és injust, inacceptable, immoral, etcètera, primer de tot ha de conèixer com funciona la psicologia humana.
Si un text que defensa una tesi política vol ser persuasiu –això és, si vol aconseguir que una persona, en llegir­lo, es replantegi la seva activitat política– ha de conèixer i practicar els mecanismes psicològics que poden influir en la seva activitat mental moral i ha de deixar de banda discursos morals categòrics, que avui no serveixen per a gaire res.
Un text polític, per convèncer un lector de la seva tesi, avui bàsicament ha d’anar a buscar­li la fibra.

JORDI BELLMUNT FONTANET
Sabadell

Pensions

Los sistemas de pensiones pueden ser de dos tipos: capitalización o reparto. En el primer caso, el pensionista con sus aportaciones ha acumulado un capital que servirá para ser beneficiario de la pensión que corresponda, gobierne quien gobierne y viva donde viva. El sistema español es el de reparto, y se basa en la solidaridad entre las generaciones, de forma que los trabajadores en activo con sus cotizaciones garantizan las pensiones. Estos pensionistas tienen el derecho a percibir la pensión en función de las aportaciones que han realizado durante su vida laboral.
En este sentido, son acreedores del Estado al que hayan contribuido, y en el caso de España es el Estado español el que tiene la obligación de pagar las pensiones a las personas que hayan llegado a la edad de jubilación como ciudadanos españoles. Cualquier cambio posterior, como podría ser la secesión de un territorio, no exime al Estado español de su obligación con los pensionistas.
Otro caso sería el de aquellos que accedan a la edad de jubilación como ciudadanos de un nuevo Estado. Aquí ya entraría una negociación entre el Estado español y el hipotético nuevo Estado,
ya que las personas habrían podido contribuir en ambos.

JOSÉ IGNACIO CALVET COLL
Sant Andreu de Llavaneres

Nota personal.- Tiene usted parte de razón: esto sería lo correcto, lo honrado, lo honesto. ¿Pero sabe lo que dirán los españoles que sean tan hijos de puta como yo? :”Tenemos problemas económicos. ¿Vamos a agravarlos por culpa de estos jodidos catalanes que nos han complicado la vida?: que les den por el culo”

raul_romeva

Hola, Narcís

Aquests últims dies he viscut amb tots vosaltres l’emoció d’un final de campanya molt intens.

Ara, després de l’èxtasi que hem viscut junts aquest vespre, a la festa final de «Junts Pel Sí», aprofito un moment de calma per compartir amb tots vosaltres les sensacions i sentiments que hem viscut junts. Que m’heu fet viure.

Us dono les gràcies pel vostre escalf, pels ànims constants, per la vostra voluntat de fer possible aquest futur que, com ens recorda sempre en Lluís Llach, és «lluminós i possible». Sou increïbles.

Quan vaig decidir encapçalar aquesta llista sabia que hi hauria milers i milers de persones, no al darrera sinó al meu costat. Junts hem arribat més lluny que mai. Junts, mai havíem estat tan a prop d’aconseguir-ho. Junts guanyarem la llibertat i junts, i sempre amb un somriure, construirem un país més lliure, més just i més digne per a tothom. Mai més súbdits!

Per això, ara farem valdre només la democràcia. D’això va la cosa i aquest és el meu lema personal, per damunt de qualsevol altre eslògan: democràcia, democràcia, democràcia.

Abans d’acabar, permeteu-me una darrera cosa: queden poques hores fins que el diumenge tanquin els col·legis i és un temps preciós per guanyar cadascun dels vots que ens falten. No defallim ni un moment. Assegurem-nos que cap vot de sí no es quedi a casa.

En aquest enllaç hi trobaràs molt de material per distribuir per correu, amb el el Whatsapp o personalment. Fes-lo servir les hores que encara ens queden!

Hem d’aconseguir els vots necessaris per guanyar el mandat democràtic que Europa espera. Ajudem-nos els uns als altres i no defallim en cap moment.

Junts, ens farem escoltar. Junts, podem fer història.

Compto amb tu.

Raül Romeva
Cap de llista de «Junts Pel Sí»

https://juntspelsi.cat/arguments/categoria/0

Enric Juliana: “Les eleccions de diumenge són el primer episodi d’un cicle electoral que tindrà la seva conclusió al desembre”

El periodista Enric Juliana analitza la importància dels comicis d’aquest diumenge.

La tertúlia, sobre el balanç de campanya

A la tertúlia d’avui, hem parlat amb Antonio Franco, Gemma Calvet, Ramon Espasa, Lluís Foix, Manuel Milián Mestre i Joan Josep Queralt.

[VÍDEO SENCER ENTREVISTA] Artur Mas: “Seré president, no en tinc cap dubte”

Josep Cuní ha entrevistat el president de la Generalitat i número 4 de Junts pel Sí, Artur Mas, a 8 al dia.

El president de la Generalitat i número 4 de Junts pel Sí, Artur Mas, ha assegurat que si la seva formació guanya les eleccions no té cap dubte que serà president. “Cap dubte”, ha remarcat. Ha intentat esvair així els dubtes generats durant la precampanya i campanya.

L’entrevista ha estat enregistrada al Palau de la Generalitat, en el mateix lloc on Mas va anunciar l’acord sobre la consulta del 9-N. El candidat de Junts pel Sí també ha negat que Raül Romeva, el número 1 de la llista, no defensi prou la gestió del seu govern. També ha lloat la candidatura perquè “és molt transversal”.

Mas també ha anunciat que a partir del dia 28 obrirà un procés de diàleg amb tots els partits del NO.

El president de la Generalitat ha tingut paraules per a l’Estat. Diu que sovint detecta “tics predemocràtics”. “De lleis també n’hi ha a les dictadures”, ha afirmat.

ELECCIONES 27S

MARGALLO : “Oriol, se os quiere mucho, no rompamos”; de David González

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José ManuelGarcía­Margallo,
argumentó en el cara a cara en 8tv con Oriol Junqueras que Catalunya saldría
“automáticamente” de la UE si declarase de forma unilateral la independencia y no obtendría reconocimiento internacional alguno y advirtió de las consecuencias
de una separación para la economía y los servicios sociales por lo que supondría el “efecto frontera”. Y todo ello, sin descuidar los afectos.

Salida de la UE. “El señor Junqueras dice que la UE no va a excluir a Catalunya [si proclama la independencia] y tiene razón: quien se excluye es Catalunya, y la última respuesta del señor Juncker es clarificadora. Los tratados dejan de aplicarse desde el minuto cero. No hay expulsión.Hay autoexclusión”.

Reconocimiento. “Ese Estado no tendría el reconocimento de las Naciones Unidas ni de la Unión Europea. No hay la menor
posibilidad que en este momento eso cambie.Los estados maduros no quieren la fragmentación y los que fueron fruto de la descolonización tampoco. El último ejemplo fue Katanga, en el Congo”.

Adhesión a la UE. “El artículo 49 dice que pueden solicitar la adhesión a la UE los estados europeos que cumplan las reglas del derecho: [el Estado catalán] ni sería Estado ni una declaración unilateral es conforme al Estado de derecho”.

Aranceles. “Si se produce una salida automática de la UE y la no aplicación de los tratados, Catalunya, como comunidad exportadora,tendría que pagar aranceles. En Chequia­ Eslovaquia, la pérdida de comercio cuando se establece la frontera fue del 66% (…), en Rusia­Ucrania, del 80%.Ese es el ‘efecto frontera’.”

Empleo, pensiones y servicios sociales. “Se perderían 689.000 empleos. Catalunya pasaría de una tasa de paro del 19% al 37%, la más alta del mundo. No tendría acceso a los mercados, y eso supondría una caída de las pensiones de entre un 39 y un 44%. Cada pensionista perdería entre
350 y 400 euros al mes. El gasto en servicios básicos, educación, sanidad y seguridad social, caería entre un 25% y un 39%. Habría un corralito y una fuga de depósitos y yo no quiero que eso les pase a las catalanas y catalanes.”

Nacionalidad. “Quieren salirse,romper España, la independencia es eso, pero quieren conservar la nacionalidad española, la pertenencia al mercado espa­ ñol, quieren salirse conservándolo todo. ¿Entonces, de qué independencia estamos hablando?.”

Diálogo. “Cuando uno se pone en el extremo y tira de la cuerda hace imposible el diálogo. ¿Cómo quiere que discutamos el estatuto de un señor propietario de una casa cuando dice que lo que quiere es prenderle fuego al edificio?

Fractura. “Miembros de su candidatura [Junts pel Sí] han comparado a los catalanes en la España de hoy con los negros de Alabama en 1955, y eso nos hace un enorme daño. Hemos hecho muestras de afecto permanentes a Catalunya. (…)

Encaje. ¿Usted cree que yo no quiero a Catalunya? (…) A mí me gustaría catalanizar España, como me gustaría valencianizar España, [por] este espíritu emprendedor, abierto…”

Bancos y corralito. “Los constituidos en Catalunya no podrían estar supervisados por el Banco Central Europeo. Sin liquidez de los bancos no hay sistema financiero y sin sistema financiero tienen que hacer un corralito.(…) El mejor economista que tienen ustedes, que es muy bueno, habla de una moneda que se llamaría el ‘patufet’, que sustituiría al euro. La sucursal de la Caixa en Soria podrá acceder [al BCE] para operar en el territorio que quede pero no aquí y por tanto entrarán en suspensión de pagos.

Juntos. “Estando en España a Catalunya le ha ido muy bien y algo ha tenido que ver el Gobierno. Es el primer PIB,la rentabruta es de l120%, es la primera en importaciones, en exportaciones, en turismo, en I+D+I, en inversión acumulada…. ¿Y por qué van a perder ustedes eso?

Afectos. “Oriol, se os quiere mucho, que esto es muy antiguo, no rompamos. Además le sigo (a Junqueras) porque el que manda és el… Como decía Plutarco –Elías Calles– ‘aquí vive el presidente, el que manda vive enfrente’. El que manda es Oriol”

JUNQUERAS

“¿Ustedes quieren poner aranceles?
Nosotros tampoco”; de Felip Vivanco

Oriol Junqueras, líder de Esquerra y candidato en JuntspelSí, esgrimió su argumentario con una energía desatada y se lanzó al ataque en varios tramos del debate convencido de la viabilidad política y económica en la UE.

El debate. “El hecho de que exista ya es un éxito rutilante porque poder debatir con el ministro es una demostración de que estas elecciones son especiales y con fuerte carácter plebiscitario. Y quien más se ha encargado de demostrarlo así internacionalmente ha sido el ministro”.

¿Fuera de Europa? “La cuestión de la pertenencia a la UE está claramente resuelta. Está garantizada nuestra
continuidad como ciudadanos europeos, puesto que ya lo somos. Rajoy ya lo hizo evidente (en Onda Cero). Ningún ciudadano perderá su condición de español a no ser que renuncie explícitamente. Sólo tenemos que referirnos al artículo 11.2 de la Constitución Española, a los artículos del 17 al 24 del Código Civil, está clarísimo: ‘Ningún español de
origen podrá ser privado de su nacionalidad’”.

Proyecto político. “Queremos constituir un nuevo estado y los Estados pueden reconocer una o dos nacionalidades. Queremos que los ciudadanos ganen derechos,no que los pierdan. No le quitaremos la nacionalidad a nadie. Sería lamentable que España la quisiese
quitar a quienes ya la tienen”.

Apoyos en la UE. “Tres ejemplos. Durão Barroso, 31 de agosto de 2012, diciendo que esta es una cuestión que se regulará en el marco del derecho internacional. La
señora Viviane Reding, 30 de septiembre de 2012, vicepresidenta de la UE y, por último, y más contundente, el señor Joaquín Almunia, 23 de octubre de 2012, vicepresidente de la comisión y exministro en España reconociendo que todos los ciudadanos europeos, una vez lo son,  mantienen sus derechos”.

Tribunal de La Haya. “Lo que dice el derecho internacional es, con sentencias y jurisprudencia, establecida por la corte Internacional de Justicia de La Haya,que dependen de la ONU, establece que existen mecanismos democráticos que
prevén modificar las fronteras de los estados”.

Corralito y fuga de depósitos. “Este cuento de la lechera a la inversa,esta acumulación de profecías apocalípticas, chocan con la realidad. Usted dice que Catalunya perdería actividad comercial y yo le digo que todos los estados del tamaño medio de Catalunya tienen una renta per cápita más alta que los estados del tamaño medio de España. Me dice que habrá un efecto frontera y me lo compara con las relaciones entre Letonia y la Rusia soviética en 1989, es una comparación que no tiene ningún sentido. Hablamos de Europa y el siglo XXI, que yo sepa, España no es la URSS de 1989,ni Rajoy es Gorbachov”.

Aranceles. Estaremos dentro de la Unión, el más interesado será España. El 70% de las exportaciones españolas se dirigen a Europa por Catalunya y por tanto usted no
quiere ningún tipo de arancel. Por cierto, nosotros tampoco.¿Va a poner un control? ¿Un funcionario? Nosotros no. No nos explique esta Apocalipsis tan poco creíble. Este semestre pasado hemos batido el récord histórico de inversiones extranjeras en Catalunya”

Buena sintonía personal. “Usted muchas veces se ha encontrado ante la oposición de miembros de su propio Gobierno a consideraciones que usted ha puesto por escrito creo que de forma acertada. Son los compañeros de su partido los que no le han hecho caso.Usted más que nadie debe entender nuestra posición”.

Los gobiernos del PP. “Que usted quiera a Catalunya no se ha notado mucho en las decisiones de su gobierno, ni el gobierno anterior al anterior.Le recuerdo que había un exministro de su gobierno que hacía una reforma educativa para españolizar a los alumnos en Catalunya”.

Movimientos de bancos. “En el BBVA no tienen ninguna intención de retirarse, pero si el sector exterior de la economía catalana representa en estos momentos del 40% del comercio español. Intentar decir que el dinero dejará de fluir… ¿qué pasará, que los turistas dejarán de venir y dejarán de traer euros?”

Luis María Linde. “El Gobernador
del Banco de España ha dicho
que la situación de corralito es imposible”.

El 27­S genera un debate paralelo sobre la compatibilidad entre
nacionalidades en caso de separarse Catalunya de España

Quién es nacional; de José María Brunet

La campaña electoral del 27­S ha abierto muchos debates paralelos, entre ellos sobre las eventuales consecuencias jurídicas de la independencia de Catalunya. La cuestión primordial en este capí­tulo se refiere a la nacionalidad.
Se discute si la secesión supondría necesaria e inevitablemente una ruptura completa o, por ejemplo, si los catalanes que lo desearan podrían acogerse a un
estatus de doble nacionalidad, manteniendo también la española. Existen, en suma, numerosas incógnitas que no son sólo de naturaleza política sino de tipo legal, sobre los efectos de la separación. El siguiente texto persigue arrojar algo de luz en un terreno en el que,por lo inédito del actual proceso, abundan las zonas de sombra.

¿Qué establece la Constitución sobre la nacionalidad?
En materia de nacionalidad, el precepto clave de la Constitución es el artículo 11,cuyo primer apartado tiene una redacción genérica,al establecer que“la nacionalidad española se adquiere, se conserva y se pierde de acuerdo con lo establecido por la ley”. Pero la propia Carta Magna añade en el siguiente punto que “ningún español de origen podrá ser privado de su nacionalidad”.

¿Quién es español de origen?
Las normas de desarrollo de estas previsiones constitucionales se encuentran en el artículo 17 y siguientes del Código Civil. Este precepto determina que son españoles de origen “los nacidos de padre o madre españoles”. Y a renglón seguido el propio Código Civil regula una serie de casos más o menos excepcionales que no hacen al caso, salvo en lo relativo a los supuestos en que es posible la doble nacionalidad, que se analizan en el siguiente apartado. Por otra parte,la nacionalidad española puede adquirirse, por ejemplo, tras diez años de residencia en España, o tres por
matrimonio con un español o española.

¿Cuándo cabe la doble nacionalidad?
A este respecto, el propio artí­culo 11 de la Constitución establece en su apartado 3 que “el Estado podrá concertar tratados de doble nacionalidad con los países iberoamericanos o con aquellos que hayan tenido o tengan una particular vinculación con España”.Y añade que “en estos mismos países, aun cuando no reconozcan a sus ciudadanos un derecho recíproco, podrán naturalizarse los españoles sin perder su nacionalidad de origen”. Los Estados con los que ahora existen los mencionados tratados, aparte
de los latinoamericanos, son Portugal, Andorra,Filipinas y Guinea Ecuatorial.

¿Cabría la doble nacionalidad española ­catalana?
Las dudas sobre este asunto han sido alimentadas por el propio presidente del Gobierno en recientes declaraciones en las que cuestionaba la posibilidad la doble nacionalidad, una vez producida la separación entre Catalunya y España. Con mayor rotundidad, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, afirmaba ayer que los catalanes perderían la nacionalidad española si se independizaran, porque “cuando uno se sale de un país abandona todos los
atributos que le da la pertenencia a ese país”.

Legalmente, sin embargo, las cosas no son tan claras ni rotundas. Las normas son, en efecto, protectoras y tuitivas en materia de descripción de la nacionalidad, y sólo restrictivas cuando regulan cómo se adquiere,en los casos aplicables a la inmigración. El problema es que las disposiciones legales están pensadas para situaciones políticamente estables, no para procesos de secesión. En este sentido,es muy rotundo el citado apartado 11.2 de la Constitución en sentido de que ningún español de origen podrá “ser privado de su nacionalidad”. La posibilidad de privación cabe só­lo en situaciones muy extraordinarias, a consecuencia de sentencias penales y para casos enque la nacionalidad sea adquirida,no de origen. Nada que ver con un proceso de separación. Una excepción es, por ejemplo, el caso de un ciudadano que se hubiera sumado a fuerzas armadas extranjeras, o hubiera asumido un cargo político en el Ejecutivo de un tercer
país, contra el mandato del Gobierno español.

¿Qué podría hacer un nuevo Estado
catalán sobre nacionalidad?
Sentado el principio de que la nacionalidad española de origen no se pierde, salvo las circunstancias excepcionales mencionadas, sí cabe plantearse qué haría un Estado nuevo para determinar quiénes son sus nacionales. Es evidente, en este sentido, que habría una legislación nueva,creada ante el nacimiento de la estructura estatal. Ése sería un edificio legal pendiente de construcción. Y la consecuencia podría ser, por esta vía, la de la pérdida de la nacionalidad española, salvo acuerdo específico en contrario entre dos Estados, en este caso Catalunya y España, para hacer compatibles ambas.

¿Qué podría hacer España sobre nacionalidad si Catalunya se
separa?
En ausencia de acuerdos entre Catalunya y España, si la separación discurriera en términos traumáticos, el Estado español podría en primer lugar cambiar la Constitución, derogando el principio general de que ningún espa­ñol de origen puede ser privado de su nacionalidad. Y tras el cambio constitucional podrían venir las modificaciones en el Código
Civil y otras normas de desarrollo de la Carta Magna. En conclusión, tan simplista es decir sencillamente que en caso de secesión los catalanes podrían perder la nacionalidad española como asegurar que podrían mantenerla. Dependería, en suma,de las decisiones que se tomaran a lo largo del proceso, y de la presencia o ausencia de acuerdos entre los dos Estados.

[VÍDEO SENCER] García-Margallo i Oriol Junqueras, el cara a cara

Josep Cuní ha moderat un debat cara a cara entre José Manuel García-Margallo (PP), i Oriol Junqueras (ERC).

La importància del cara a cara d’avui?

Experts, periodistes i tertulians exposen per què creuen que aquest és un debat clau.

Pilar Rahola: “Davant el soroll i la por, García-Margallo té arguments sòlids, ja era hora que els puguem sentir”

“Això passa perquè hi ha molta gana d’arguments.

La nueva hora del catalanismo, Antoni CASTELLS, catedrático de Hacienda Pública de la UB y exconseller de Economia i Finances

El fracaso del proceso estatutario dejó las relaciones entre Catalunya y España en la pura provisionalidad. El Estatut continúa teniendo, ciertamente, el valor del texto legal, pero el pacto político sobre el que se fundamenta esta relación ha dejado de existir.Ahora los catalanes se deben pronunciar. Lo harán en las pró­ximas elecciones del 27 de septiembre. Personalmente, opino que habría sido preferible a través de una consulta enfocada a plantear directamente la cuestión, y pienso que este continúa siendo un objetivo de enorme importancia al que no se debe renunciar. El objetivo de la independencia es mucho más difícil que el de la consulta (ya de por sí complicadísimo), divide el bloque de los que están a favor de esta última, cuenta claramente con menos apoyo en Catalunya y no es visto con simpatía por la comunidad internacional.

Plantear las elecciones como un sí o un no a la independencia constituye, pues, una apuesta arriesgada, y hay argumentos más que sobrados para sostener que probablemente habría sido preferible hacer las cosas de otra manera. Ahora bien, llegados a este punto, parece claro que todo lo que no sea una victoria clara, contundente, inequívoca de las formaciones que propugnan el sí, significaría un retroceso importante para las posiciones de todos aquellos que pensamos que hay que cambiar de arriba abajo las relaciones de Catalunya con el Estado (lo que comprende diferentes alternativas, incluyendo, claro está, la independencia). Que las cosas estén planteadas así nos habla, sencillamente, de la habilidad, o del acierto,de los que las querían llevar a este punto y de la impotencia de los que pensaban que eran mejores otras alternativas.

Ahora bien, sea cual sea el resultado, al día siguiente de las elecciones la política se seguirá basando en la realidad,y la realidad nos dice dos cosas, que son válidas hoy y lo serán en aquel momento. La primera es que hay, y continuará habiendo, un problema político de primer orden por lo que se refiere a la articulación de Catalunya con el Estado español. Es decir, entorno de la mitad de los ciudadanos de Catalunya quiere la independencia y una amplísima mayoría (que incluye no independentistas) piensa que hay que modificar de modo radical la relación con España y quiere expresarse a través de una consulta. Este conflicto político no se resolverá negándolo ni utilizando una mordaza,ni con vagas reformas generales del Estado de las autonomías que no aborden la raíz específica del problema, que no es otra que la del encaje de Catalunya.

La segunda realidad es que la victoria de las candidaturas independentistas no nos haría independientes, por muchas hojas de ruta que hablen de elaborar constituciones, crear instrumentos de Estado o realizar declaraciones unilaterales de independencia. Este conflicto no se resolverá por la vía de las actuaciones unilaterales,que ni es factible, ni nos conviene. Esta es un maratón, no un sprint, es una batalla de resistencia, que ganará el que cometa menos errores y haga cometer más al otro.En definitiva, el que consiga traspasar la responsabilidad de la falta de voluntad de diálogo a la otra parte, delante de la comunidad internacional, que deberíamos intentar que fuera el único árbitro final del conflicto,en lugar de las instituciones del Estado, como ha ocurrido hasta ahora.

Por eso es por lo que, al día siguiente de las elecciones, habrá que reconstruir la unidad del catalanismo político en torno del punto crucial de la relación de Catalunya con España. Habrá que hacerlo con una mayoría política y social que incluya, no sólo los partidarios de la independencia, sino a todos aquellos (independentistas y no independentistas) que piensan que el statu quo constitucional está agotado, comparten la afirmación de Catalunya como sujeto político y el objetivo del derecho a decidir y consideran que la relación entre Catalunya y España (sea esta la que fuere)debe fundamentarse en el reconocimiento y el respeto mutuos.

Para reconstruir esta unidad habrá que saber formular los nuevos objetivos de país en esta etapa histórica que nos toca vivir.Objetivos que refuercen, y no debiliten, nuestras posiciones en la negociación con el Estado; y que ensanchen y no encojan el bloque político del catalanismo y de la mayoría social que le apoya.Si hasta ahora el catalanismo político ha tenido la fuerza cohesionadora que ha tenido, es porque las formaciones que han encarnado su corriente central se han planteado objetivos y han sabido formularlos con los ritmos apropiados para asegurar siempre una amplio respaldo social.

Habrá que hacerlo sabiendo, claro, que, después del fracaso del proceso estatutario,se ha producido un cambio de escala, cualitativo, y que, con la irrupción del soberanismo y del derecho a decidir en su espacio central, los objetivos no son los mismos que aquellos que habían constituido la agenda básica del catalnaismo durante muchas décadas. Y sa biendo, también, que dentro del espacio del catalanismo político han surgido nuevas formaciones y nuevos actores políticos, y que otros lo han abandonado y han entrado, probablemente por esta razón, en un declive tal vez irreversible.

Está claro que el precio de esta voluntad de sumar no puede ser la parálisis,ni la inacción, ni la falta de coraje para avanzar tanto como haga falta, especialmente en un momento en que la sociedad está movilizada y desearía quemar etapas para alcanzar tan rápido como fuera posible los horizontes nacionales más ambiciosos.Pero es responsabilidad del liderazgo político no dejarse arrastrar por la corriente impetuosa que generan los estados emocionales colectivos,por comprensibles y gratificantes que estos puedan ser, sino convertir esta gran fuerza en el motor de un proyecto político que cuente con el respaldo de una amplia mayoría social.

Un proyecto político al servicio de los ciudadanos de Catalunya y de sus más ambiciosas aspiraciones nacionales.

Pilar Rahola: “És ridícul el que ha fet Rajoy avui”

Sobre el que ha dit aquest matí Rajoy sobre la nacionalitat espanyola, Rahola ha manifestat: “És registrador de la propietat aquest home, i no coneix ni la Constitució.” I ha carregat: “És ridícul el que ha fet aquest home avui.”

Foto 1

El problema de las izquierdas es que vivimos en un mundo de hijos de puta, chorizos, hipócritas, ratas de cloaca…Con lo que sus ideas se transforman en irrealizables utopías.

Yo jamás he visto a un hombre honrado. Cuidado, no digo que no exista: digo que jamás lo he conocido

Pujol dicen que dijo: ” Para ser un buen político hay que saber mentir mientras estás mirando a los ojos del entrevistador; y si te pregunta por nabos responder por coles, con palabras y expresiones sujerentes, que realcen lo que a tí te interesa decir, aunque no tenga nada que ver con lo que te hayan preguntado”

Con tales premisas escuchen las palabras de los entrevistadores y analicen las respuestas, de este magnífico político, de acuerdo con la apreciación de Pujol

Los paraguas de los banqueros según Twain, de Màrius Carol

Mark Twain

Mark Twain es un autor de obligada lectura en las escuelas estadounidenses. Se ha llegado a escribir que toda la narrativa norteamericana procede de un libro suyo titulado Hu­ckle­be­rry Finn. Ernest Hemingway, que no era un tipo dado a los halagos, llegó a proclamar que toda la literatura de su país empieza en Twain: “No había nada antes, ni hay nada tan bueno después”. Twain precisamente escribió sobre los banqueros una frase que se hizo célebre en su tiempo: “Los banqueros son una gente que te deja un paraguas cuando hace sol y te lo pide cuando empieza a llover”. Así que ni en Estados Unidos, donde los triunfadores son elevados a los altares como ejemplo de una nación única en el mundo, donde es posible pasar del arroyo a la presidencia de las grandes corporaciones, los banqueros tienen demasiados defensores. La última crisis no ha contribuido a mejorar su imagen, aunque algunos han hecho más por resolverla que determinados políticos que luego se han puesto las medallas.
A los banqueros, el Gobierno los ha empujado a la arena electoral para que se mojaran sobre lo que está ocurriendo en Catalunya, pero sobre todo para que alertaran de las consecuencias de una secesión. No les han dejado mucho margen, pero al menos los presidentes del Sabadell y CaixaBank han rebajado el documento final y han introducido la idea de que de esta situación se sale negociando. Aunque han reconocido que si Catalunya quedara fuera de la UE, deberían buscar su sede allí donde tengan la protección del BCE.
Su manifiesto ha excitado el discurso de algunos políticos catalanes serios que, escuchándolos el fin de semana, parecían líderes antisistema. En las redes ha habido quien ha hecho chanzas de la banca para conseguir el aplauso fácil. Pero a este país le sobran bromistas a sueldo y le faltan intelectuales independientes. ¿O es que en Ítaca las operaciones comerciales se harán por trueque?

S-270003-

Mònica-Terribas

El full de ruta sobiranista marca el debat dels set candidats a TVE

Les declaracions del debat de TV3

http://www.ccma.cat/324/el-full-de-ruta-sobiranista-marca-el-debat-dels-set-candidats-a-tv3/noticia/2686395/

Programa íntegre del debat de les eleccions al Parlament de Catalunya del 27-S

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/debat-electoral-parlament-20s-2015/el-debat-electoral/video/5552116/

Els set cap de llista de les eleccions al Parlament de Catalunya han explicat propostes i punts de vista aquesta nit en el debat moderat per Mònica Terribas a TV3 i Catalunya Ràdio.

Debat encès i marcat pel full de ruta sobiranista o la capacitat per negociar amb l’Estat. Raül Romeva s’ha mostrat convençut que Europa no desoirà set milions de catalans contra les previsions d’expulsió de la Unió que li ha llançat Xavier García Albiol.

El líder del PP s’ha compromès a reconèixer el mandat democràtic que surti de les urnes el 27-S.

Lluís Rabell ha dit que és partidari també d’un estat sobirà, però sempre amb un referèndum negociat.

PSC i Unió han reclamant reiterades vegades la necessitat d’acabar amb els extremismes per asseure’s a negociar amb el govern espanyol un nou model autonòmic.

Una cosa que ni es plantegen des de la CUP, que només veuen futur per a Catalunya després d’iniciar un procés constituent.

Ciutadans reconeix els errors del PP i proposa un nou inici de diàleg però dins l’actual marc constitucional.

asustar-

Miquel Iceta: “No farem la reforma de la Constitució contra o sense el PP”

El cap de llista del PSC proposa definir Catalunya com a “comunitat nacional” si es canvia la Carta Magna.

Josep Cuní ha entrevistat el candidat del PSC a la presidència de la Generalitat, Miquel Iceta, a 8 al dia, que ha apostat per una reforma de la Constitució que inclogui el reconeixement de Catalunya com a “comunitat nacional”. El líder socialista ha reconegut que per canviar la Carta Magna fan falta els 2/3 del Congrés, cosa que inclou el PP, i per això ha subratllat que “no farem una reforma constitucional contra o sense el PP”. Amb tot, ha assegurat que el PP hauria de perdre la majoria absoluta a les eleccions del proper mes de desembre, perquè actualment “bloqueja” qualsevol canvi.
El primer secretari del PSC ha defensat la fòrmula federal com a model de futur però ha lamentat que “a Espanya no hi ha cultura federla ni institucions federals”. I ha posat com exemple el Senat, defensant la seva reforma perquè sigui el lloc on puguin discutir i pactar les Comunitats Autònomes, com passa a Alemanya.

El cap de llista del PSC, Miquel Iceta, ha defensat la seva proposta de fer un govern d’”àmplia base” que aposti per pactar amb el futur govern espanyol però no ha precisat amb quins partits pensa fer-lo. S’ha limitat a assegurar que ha de ser “del centre cap a l’esquerra”. Preguntat per si Ciutadans hi entraria, Iceta ha criticat que la formació d’Albert Rivera s’oposi a la independència però “no faci propostes” per sortir de l’atzucac actual. Pel que fa a la situació del partit, ha admès que ha patit “un retrocés” en els darrers anys, que ha atribuit en bona part, a la crisi de la socialdemocràcia europea, però ha recordat que “el PSC va ser la segona força a les municipals”. Amb aquest resultat, ha afegit, “és prematur escriure l’obituari del PSC” i s’ha mostrat convençut que ni el 27-S ni el 20-D suposaran la desaparició del partit “perquè el PSC és municipalista”.

Pel que fa a la candidatura independentista de Junts pel Sí, ha advertit que “guanyar unes eleccions habilita per governar, no per saltar-se la llei”, perquè si això segon passés, “acabarien amb l’autogovern” de Catalunya. I els ha emplaçat a no dir “mentides” sobre la sortida de Catalunya de la UE, un fet que segons Iceta, és indiscutible. També ha rebutjat les “desqualificacions” que el dirigent de Podemos, Iñigo Errejón, ha dirigit avui als socialistes i ha ironitzat sobre “el viatge de Podemos desde Venezuela a Grècia de Tsipras“, que ha qualificat de “socialdemòcrata renovat”.

Pilar Rahola: “El debat va ser fascinant”

Aquesta tarda analitzem la repercussió del debat electoral d’ahir, des de tots els àmbits.

Amb Pipo Serrano n’analitzem l’impacte a la xarxa, i amb Àstrid Alemany, consultora en comunicació política i directora de Polítics.cat, en fem l’anàlisi política i semiòtica. Francesc Pallarés, catedràtic de Ciència Política i de l’Administració de la UPF, i Lluís Pastor, professor de Ciències de la Informació i de la Comunicació de la UOC, també hi diuen la seva.

La CE asegura ahora que “no quiere influir” en unas elecciones catalanas que “son decisión de los votantes”

Dombrovskis corrige al portavoz Schinas y se muestra “preparado para trabajar con las autoridades democráticamente elegidas en los Estados miembros”

Dombrovskis1)

El vicepresidente de la Comisión Europea Valdis Dombrovskis ha asegurado este viernes que Bruselas “no tiene la intención de influir” en unas elecciones catalanas que “ahora son realmente decisión de los votantes”. El ex primer ministro letón, comisario para el Euro y el Diálogo Social, ha corregido al portavoz comunitario, Margaritis Schinas, que este jueves había advertido que si parte de un estado miembro se independiza “los tratados ya no se aplicarían en ese territorio” y “se convertiría en un tercer estado” que debería “pedir el ingreso en la UE”.

Dombrovskis ha recordado que la Comisión “no hace comentarios” sobre las elecciones y que está “preparada para trabajar con las autoridades elegidas democráticamente”. En un desayuno sobre gobernanza económica en el European Policy Centre de Bruselas, un periodista le preguntó por las consecuencias de elecciones griegas de este domingo y de las plebiscitarias del 27S, dando por hecho que una Catalunya independiente quedaría fuera de la UE: “¿Cuál es su mensaje para los catalanes?”. Dombrovskis ha respondido: “La Comisión Europea normalmente no hace comentarios sobre la política de partidos en los Estados miembros o sus regiones, y ahora se trata realmente de una elección de los votantes, por lo tanto, desde este punto de vista, nosotros no podemos comentar demasiado sobre las elecciones o las diferentes implicaciones de un voto u otro, porque ciertamente no es nuestra intención influir en el voto en los Estados miembros o regiones. Por tanto, ahora realmente está en manos de los votantes. Como la Comisión ya ha dicho siempre, estamos preparados para trabajar con las autoridades elegidas o designadas democráticamente en los estados miembros”.

Precisamente el mismo Dombrovskis defendió en 2013, cuando era primer ministro de Letonia, que es “necesario prestar atención” al proceso soberanista catalán. Preguntado sobre si reconocería una Catalunya independiente, admitió: “Francamente, por ahora no tenemos un posicionamiento oficial sobre estos temas, pero si hay una legitimidad del proceso diría, teóricamente hablando: ¿por qué no?”. El actual vicepresidente de Juncker advirtió que en caso de una declaración unilateral la situación “podría ser más complicada”, pero no cerró la puerta a un reconocimiento.

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, protestó convocando al embajador letón en Madrid para pedirle una rectificación, pero Dombrovskis se ha negado. “El primer ministro dijo lo que dijo y no quiere retractarse en nada”, respondió su portavoz

Debate vibrante con la UE como principal motivo de discordia
Isabel Garcia Pagan – Junts pel Sí dice que a Europa no le conviene dejar fuera a Catalunya

Debat electoral – Bloc 1. Motius o no per a un trencament amb Espanya

Debat electoral – Bloc 2. Viabilitat econòmica o no d’un procés cap a la independència

Debat electoral – Bloc 3. El repte europeu

Ónega

La batalla de la diplomacia, de Fernando Ónega

Lo dijo Ramon Espadaler en el foro Barcelona Tribuna: “Si se va al choque de trenes, hay que mirar quién tiene la máquina más grande”. Ese es el tema. De momento por la vía circulan dos máquinas: la que lleva los votos, mayoritarios o no, que es la de Artur Mas, y la que lleva los poderosos instrumentos del Estado y los está utilizando. Utiliza los mecanismos coactivos legales con medidas como dotar de capacidad sancionadora al Tribunal Constitucional, que será aplicada con entusiasmo y poca piedad si el Govern continúa creando estructuras de estado. Y utiliza sin alharacas su fuerza diplomática para hacer valer su gran argumento: el estado catalán no tendría apoyo exterior. A cada jefe de Estado o de Gobierno que se visita o nos visita se le arranca un rechazo a la independencia de Catalunya, con cita expresa o sin ella.
Por ahora, el partido va así: diplomacia española, 3; independencia de Catalunya, 0, salvo que le demos valor de estado al pronunciamiento anecdótico de un senador de Estados Unidos. Al menos en el exterior, la máquina fuerte es la conducida por Mariano Rajoy. Los grados de pasión en la defensa de la integridad actual son distintos, pero, que sepamos, ninguna nación de relieve respalda, ni siquiera alienta, la desconexión. Quizá lo hagan si se consuma el proceso a partir de un inequívoco pronunciamiento de los ciudadanos el día 27 con una mayoría soberanista clara. Y no sólo en escaños, señor Mas, sino en votos. Pero hoy ese respaldo no existe ni se le espera. Quien tiene el poderío, la capacidad de convicción e incluso la denuncia de que se desobedece a las leyes es el Estado. Esa batalla la gana, como ganó la voluntad discursiva de Merkel, Cameron y Obama. Para ellos el aliado y el socio lleva el nombre de España.
Deseo resaltar la trascendencia de estos apoyos, porque la continuidad de la Catalunya independiente en la Unión Europea y en otros foros internacionales, empezando por la ONU, depende de un factor previo: el reconocimiento de Catalunya como Estado soberano. Sin ese reconocimiento, no es que Catalunya se quede automáticamente fuera de la Unión; es que ni siquiera puede solicitar su ingreso. Lo que declaran los cabezas de lista de Junts pel Sí, que Europa no puede expulsar a siete millones y medio de catalanes, es un fantástico deseo que aplaudimos, pero no está claro que sea una realidad. Por ahora pertenece al mundo de lo imaginado. Y lo que declaró la vicepresidenta Neus Munté sobre la UE (“el Govern sabrá hallar un encaje para Catalunya”) es encomendar a todo un país al albur de encontrar o no encontrar ese encaje. Del deseo al albur: suena poético, pero la poesía no se distingue por ser un ejemplo de rigor.

Proceso-reconocimentointernacional

Dice el Gobierno de Madrid que la Constitución no permite unas elecciones plebiscitarias. ¿Pues qué más habrían hecho de no ser unas elecciones autonómicas? Hemos de darles las gracias por haber internacionalizado el proceso.

-Porque presionan al Ministro de Defensa Sr. Margallo para que movilice a los embajadores y a todo el ministerio para conseguir el apoyo internacional a sus tesis.

-El Ministro de Defensa Sr. Morenés amenaza con sacar los tanques a la calle contra Catalunya. Y después ha de corregir.

-Mercadean el apoyo de la Sra. Merkel. Pero sólo consiguen unas palabras muy moderadas de presunto apoyo.

– Tienen algo más de éxito de Cameron, por la parte que a éste le atañe. Pero nada definitivo.

– De lo último de que nos hemos enterado es de haber utilizado la figura del Rey Felipe VI para lograr el apoyo de Obama. Pero ante el notorio nerviosismo de Margallo sólo logran unas palabras en absoluto concluyentes.

Ramon Espadaler

Ramon Espadaler: “Passi el que passi, l’endemà del 20 de desembre els governs s’hauran d’asseure i hauran de parlar”

Josep Cuní ha entrevistat el candidat d’Unió Democràtica a la presidència de la Generalitat, Ramon Espadaler, a 8 al dia.

Rahola: “És patètic. García-Margallo ha utilitzat totes les seves armes diplomàtiques i no han aconseguit que Obama digués “No” a la independència”

Pilar Rahola s’ha referit al que ha dit Barack Obama: “És patètic.

Mariángel Alcázar valora la intervenció d’Obama sobre la unitat d’Espanya

Josep Cuní manté una conversa amb la Mariángel Alcázar, periodista de La Vanguardia, sobre el primer viatge oficial als Estats Units dels reis d’…

Taula d’actualitat amb Manuel Cuyàs, Patricia Gabancho, Toni Soler, Pere Sánchez, Sergi Picazo i Pere Mas

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/divendres/taula-dactualitat/video/5551316/

Obama diu que vol una Espanya “forta i unida”

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/divendres/obama-diu-que-vol-una-espanya-forta-i-unida/video/5551296/

Albert-Rivera-en-rueda-de-pren

albertriveradesnudo

 

Mi perfil

“Votadme a mí, coño, votadme a mí, a Narcís Subils i Pagès: para llegar a reunir 40 millones de euros en la banca suiza soy capaz de cualquier cosa”.
http://www.porquenolosmatamos.com

 

albert-rivera-desnudo2

Inés Arrimadas: “En cap moment em plantejo fer un front del ‘no’”

Josep Cuní ha entrevistat la candidata de Ciutadans a la presidència de la Generalitat, Inés Arrimadas, a 8 al dia.

Sobre l’escenari que s’obrirà el 28-S i davant la…

Pablo Iglesias: “M’agradaria que Artur Mas es disculpés”

Josep Cuní ha entrevistat el secretari general de Podem, Pablo Iglesias, a 8 al dia.

“Artur Mas hauria de demanar disculpes”, ha dit Pablo Iglesias després de la picabaralla d’ahir en què Mas el va comparar amb l’ultradreta i Aznar. El líder de Podem ha assegurat que li dol aquesta comparació i que “Mas hauria de tenir memòria” perquè va ser CiU qui va pactar amb Aznar.

El líder de Podem ha recordat que no “facilitaran ni per activa ni per passiva la investidura de Mas” i ha tornat a carregar contra ell per dir que “Mas en la intimitat prefereix que governi el PP perquè el senyor Mas sap que si nosaltres guanyem la majoria de catalans no voldrien marxar d’Espanya”.

Sobre la relació Catalunya-Espanya, Iglesias ha recordat que és partidari que hi hagi una consulta perquè els…

Pedro Sánchez: “El PSOE tiene una posición clara, está en contra de la secesión de Cataluña”

El secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, ha hablado en ‘Al Rojo Vivo’ sobre las elecciones del 27S. Según ha dicho, “el PP no quiere resolver la cuestión catalana, sólo arañar votos”. En este sentido, Sánchez ha apuntado que “el frente de Rajoy y Artur Mas usa Cataluña para sus fines electorales”. Acerca de la posición del Partido Socialista, ha subrayado que “hace dos años y medio se plasmó negro sobre blanco” y ha explicado que “todas las cuestiones que tienen que ver con la convivencia de españoles se deben decidir entre todos, se debe respetar la igualdad y reconocer en la Constitución la singularidad de los territorios, que Cataluña evidentemente tiene”.

Mi perfil

“Votadme a mí, coño, votadme a mí, a Narcís Subils i Pagès: para llegar a reunir 40 millones de euros en la banca suiza soy capaz de cualquier cosa”.
http://www.porquenolosmatamos.com

 

 

Albert Rivera: “Mi adversario político no es el candidato del PP, es el señor Mas”

Al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hablado en ‘Al Rojo Vivo’ sobre el llamamiento de Rajoy a los catalanes a las urnas el 27S. Al respecto, ha dicho que “la abstención siempre ha favorecido el separatismo”. Asimismo, ha valorado la intención de Albiol de hacer llegar a su formación y al PSOE un conjunto de ideas frente a la independencia: “Las cinco propuestas de Albiol están incorporadas a nuestro programa desde hace tiempo”

 

 

ENTREVISTA A DURAN I LLEIDA EN ‘AL ROJO VIVO’

Duran i Lleida: “Cataluña no está rota, pero sí existen desgarros”
Josep Antoni Duran i Lleida, presidente del Comitè de Govern de UDC, recuerda que el Estado nunca va a negociar con alguien que defienda la salida de ese estado. “Creo que Mas se va a meter en un berenjenal, provocando un gobierno de izquierdas y mucha inestabilidad”. Duran no cree que la sociedad catalana esté rota, pero sí reconoce que hay desgarro. “La independencia no se puede proclamar fuera del marco legal y sin una mayoría social”, afirma Duran, que insiste en abogar por la vía del diálogo para solucionar los conflictos

El

Entrevista a Artur Mas

http://www.atresplayer.com/television/programas/el-objetivo/temporada-4/capitulo-1-entrevista-artur-mas_2015091000403.html

IglesiasVsRivera

Mi perfil

Como he dicho muchas veces en mi Facebook, https://www.facebook.com/pueblosoberano, o en mi promocionado twitter :“Me ofrezco para ir yo a la cárcel en vez de mi Molt Honorable President Mas… http://fb.me/3nXjSNz7M “.

Si estás de acuerdo conmigo, te ruego que lo reenvíes, para su promoción: si twitters como éste fueran un clamor, nadie se atrevería contra nosotros y llamarían la atención de la señora Merkel, quien decide en Europa.

Pablo Iglesias: “Para un referéndum en Catalunya, no hay ni que negociar”

El líder de Podemos reprocha a Mas que le compare con la ultraderecha y pide que se disculpe

Mi perfil

“Votadme a mí, coño, votadme a mí, a Narcís Subils i Pagès: para llegar a reunir 40 millones de euros en la banca suiza soy capaz de cualquier cosa”.
http://www.porquenolosmatamos.com

Albert Rivera: “No hay que suspender la autonomía, hay que ganarles en las urnas. No hay que dar por perdida la batalla”.

Albert-Rivera

RECHAZA “HACER UNA LEY PARA HACER CUMPLIR LA LEY”

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha explicado en laSexta Noche que “estas autonómicas son las primeras en las que Ciudadanos puede adelantar a PP y PSOE “. Por otro lado, ha pedido que “no se culpabilice a todos los ciudadanos catalanes si hubiese una declaración de independencia”. En su opinión, “no hay que suspender la autonomía, hay que ganarles en las urnas”. “No hay que dar por perdida la batalla”, ha insistido.

PilarRahola-

Votos, escaños y bla, bla; de Pilar Rahola

¿Quién tiene la bola para asegurar que un votante de Rabell no votaría sí en un referéndum?

La construcción del relato es fascinante, tanto que los mitos han devorado a los hechos.Veamos los hechos: primero, Catalunya, a través de su mayoría parlamentaria absoluta, una mayoría social del 80% y el 90%de sus municipios,pide un referéndum. Es decir, pide poder consultar al pueblo sobre su futuro,y para ello quiere contar los votos. Además se aviene a hacerlo en cualquiera de las opciones que permite la ley, y para ello dedica tiempo y negociación para encontrar una salida consensuada. La respuesta es el no a todo,no a refrendar,no avotar,noa consultar y casia
no respirar si el aliento huele a demasiado catalán.

Segundo hecho: ante el no frontal del Estado, Catalunya decide, amparada
nuevamente por abrumadoras mayorías, hacer una consulta paralela, sin
ninguna validez jurídica pero con una fuerte carga reivindicativa. El Estado
no sólo se pone a la defensiva, sino que llega a la locura de imputar por cuatro delitos penales –unode ellos con cárcel incluida– al presidente de la Generalitat y a dos de sus consellers. Y el tercer hecho:dada la imposibilidad de usar los mecanismos refrendarios para consultar al pueblo, el presidente de la Generalitat y la mayoría absoluta parlamentaria deciden dar un carácter plebiscitario a las autonómicas. Es decir, el hecho es inapelable: a Catalunya le niegan la posibilidad de contar las mayorías por
los votos.

Lo cual tiene una consecuencia inmediata: sólo puede contar las mayorías por escaños, porque ese es el callejón al que nos han enviado.

Pero como siempre es mejor un mito que un hecho, ahora resulta que los que no nos permiten votar en referéndum nos acusan de no querer contar los votos, cuando nos han obligado a contar escaños, en una pirueta dialéctica que emula al laberinto del Minotauro. La cuestión es: ¿cómo se cuentan votos si no se permite un referéndum? Porque es evidente que todos los que voten a Junts pel Sí oala CUP están a favor de crear un Estado catalán, pero nadie puede considerar que los votantes de
otras formacionesno lo estén. Sencillamente, porque no han podido responder a la pregunta concreta y han tomado otros caminos. ¿Quién tiene la bola mágica para asegurar que un votante de Rabello, de Iceta o Espadaler no votaria sí en un referéndum? ¿Cómo lo saben? Y ahí está el embrollo, que no nos permiten contar los votos, nos obligan a contar los escaños y si tenemos mayoría absoluta de escaños quieren obligar a contar unos votos que son incontables, porque no sabemos qué significan.

Lo cual, además de un embrollo es burda trampa. No, señores. Si quieren
votos, permitan hacer un referéndum, que es la única manera de conocer el sí y el no. Si son elecciones, el partido que tiene la mayoría absoluta tiene el mandato democrático para iniciar su proceso.

Lo contrario es tan raro como pedir que se imponga el programa de los que
han perdido.

Ximo-Puig

Puig rechaza la denominación “Països Catalans” pero quiere “sumar esfuerzos” con Catalunya

El President valenciano asegura que “hay relaciones de tipo cultural y también de tipo económico, incluso de fraternidad, con Catalunya”

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha rechazado este viernes la denominación ‘Països Catalans’, pero ha subrayado que “es absurdo mantenerse de espaldas a la realidad, sin comunicación y sin sumar esfuerzos con Catalunya”.

Puig se ha expresado en estos términos durante su participación en el ciclo de tertulias de verano organizado por el Ayuntamiento de Es Mercadal (Menorca), en el que ha estado acompañada por la presidenta del Govern Balear, Francina Armengol, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Ximo Puig ha expresado su opinión sobre el proyecto independentista de Catalunya, y ha asegurado que por parte de la Generalitat Valenciana “no hay comunidad política”. “Desde el Consell, no avalamos un proyecto político que sean los Países Catalanes”, ha sentenciado.

Sin embargo, el ‘president’ ha reconocido que “hay relaciones de tipo cultural y también de tipo económico”, incluso de fraternidad, con Catalunya”. “Además, las relaciones económicas con esta comunidad son muy importantes porque a quien más le compramos, es a Catalunya, y a quien más vendemos, es a ellos también”, ha manifestado.
Asimismo, ha asegurado que entre ambas comunidades existen proyectos “fundamentales”, entre ellos el Corredor Mediterráneo, por lo que “es absurdo mantenerse de espaldas a la realidad, sin comunicación y sin sumar esfuerzos con Catalunya”.

Rajoy quiere a los partidos catalanes dentro del debate constitucional
Los populares buscarán el apoyo de los nacionalistas moderados a la reforma

Consenso. Al menos el mismo que se consiguió en 1978 y que ha hecho que la Constitución haya servido durante 37 años. Ha sido uno de los principios esgrimidos por Mariano Rajoy durante la pasada legislatura para no abordar una reforma constitucional que algunos grupos pedían, y el consenso sigue siendo uno de los pilares básicos de los cambios que ahora el presidente del Gobierno está dispuesto en la Constitución.
Un consenso que para los populares, según las fuentes consultadas, pasa por el apoyo a la reforma constitucional que se plantee de los partidos nacionalistas moderados, y en especial de los partidos catalanes, a la espera de que las elecciones del 27S aclare el mapa político.
De hecho, y aunque el Gobierno, el PP y el mismo Mariano Rajoy se esfuerzan en desvincular la reforma constitucional que han puesto encima de la mesa para la próxima legislatura del proceso soberanista y la amenaza de una declaración unilateral de independencia, las fuentes gubernamentales consultadas admiten que sin el apoyo de una representación mayoritaria de la sociedad catalana la reforma constitucional no tendría sentido.
Precisamente por eso, el PP no quiere abordar los cambios en la Carta Magna presentando un proyecto propio, porque sabe que no sería aceptado, aunque sí ha tomado como punto de partida el informe del Consejo de Estado del 2006, porque fue solicitado por el PSOE, para una reforma limitada en aspectos muy concretos, y porque a juicio de los populares consultadas supone un planteamiento lo suficientemente abierto, dentro de la limitación de los asuntos a tratar, que hace posible concitar un amplio apoyo. Por ejemplo, en la distribución de competencias o el reconocimiento de la existencia de nacionalidades y regiones, que podría llegar a amparar los hechos diferenciales, o al menos su reconocimiento.
Rajoy justifica el hecho de que ahora esté dispuesto a abordar la posibilidad de una reforma, algo a lo que se negaba hasta hace pocos meses por la falta de consenso y concreción sobre lo que se pretendía, en que entonces lo prioritario era salir de la crisis. Ahora, con la salida de la recesión encarrilada, y con la estabilidad económica lograda, se trata, admiten algunas de las fuentes populares consultadas, de conseguir también una estabilidad política que no está garantizada en la próxima legislatura, y que para los populares sólo pasa por un gobierno popular y que sean ellos quienes pivoten la reforma constitucional, si es que se hace.
Esa será una baza que el PP jugará también al plantear la reforma de la Constitución que ha Rajoy ha puesto sobre la mesa. “Para nosotros sigue sin ser una prioridad, pero estamos dispuestos a abordarla si hay una petición mayoritaria de cambio”. En esta circunstancia, el PP se presentará a las elecciones como la garantía de que la reforma será lo que dice Rajoy, limitada y por consenso.
Para ello, los populares pedirán un amplio apoyo ciudadano, que garantice que la reforma que se plantee no eche al traste lo que ha permitido la Constitución durante estos años, y que siga siendo útil. Es decir, que la reforma sea “una revisión autocrítica de la Constitución”, para mejorarla y adaptarla a la actual situación, tras más de treinta años de vigencia, pero no convertir las elecciones de finales de año en unas elecciones constituyentes, que partan de cero y pretendan la elaboración de una nueva Constitución, que se plantee desde la Monarquía hasta la unidad de España. El PP espera tener una amplia mayoría en el Congreso que evite eso. De ahí que Rajoy hable siempre del punto de partida, de iniciar un diálogo que permita saber si hay disposición al cambio, y en que aspectos, antes de entrar a negociar los puntos concretos. Por eso también Rajoy pide una reflexión serena y tranquila, sin prisas, aunque el proceso soberanista catalán pueda requerir más celeridad en los debates.
Rajoy ha dudado mucho sobre si abrir el melón de la reforma constitucional o no, pero no es una decisión de última hora, a pesar de que en la Conferencia Política celebrada por el PP en julio, sólo se planteó la posibilidad de una reforma constitucional, sin plantearla abiertamente, para reformar el Senado y convertirla una verdadera cámara territorial.
Sin embargo, hace ya cerca de un año, según las fuentes consultadas, que Rajoy empezó a pedir opiniones entre los dirigentes de su máxima confianza, sobre la conveniencia o no de afrontar una reforma constitucional a medio plazo.
Entre las opiniones que recabó, el presidente del Gobierno escuchó al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que siempre ha mantenido una posición de mano tendida y diálogo para solucionar la cuestión catalana, en vez de mantenerse en el inmovilismo.
El ministro García-Margallo, uno de los pocos dirigentes populares que se ha mostrado públicamente partidario de reformar la Constitución, ha establecido líneas rojas a esa modificación: la unidad de España y la igualdad entre españoles.
Una posición y sobre todo, algo que resume muy bien la posición que ha adoptado Rajoy en los últimos días, defendiendo una reforma constitucional “con prudencia, lealtad, entre partidos, tiempo y reflexión”, a la que debe acompañar un nuevo sistema de financiación que garantice los servicios básicos.

Serà espaterrant.

IgnasiPlanas

Benvolguts reagrupats i reagrupades,

En primer lloc deixeu-me saludar-vos i agrair-vos a tots i especialment a en Joan Carretero, haver-me honorat amb el nomenament de President de Reagrupament a la nostra última assemblea.

Cal anar per feina però. El proper 27S ens enfrontem a les eleccions més transcendentals que Catalunya ha celebrat possiblement en tota la seva història. És per això que Reagrupament Independentista s’ha posat altre cop al servei del país i hem tornat a reactivar tota la nostra capacitat de treball i de mobilització, per tal de fer d’aquest 27S un èxit que assenyali definitivament el camí de la recuperació de la llibertat i de la dignitat del nostre poble.

Avui també, us anuncio que Reagrupament Independentista serà present a la llista unitària de “Junts pel Si”, encapçalada pel Raül Romeva, la Carme Forcadell i la Muriel Casals, Artur Mas i Oriol Junqueras, essent la persona que ens representarà a tots i a totes en Marc Viñolas, elegit Secretari General de Reagrupament a la nostra última Assemblea i que ocuparà el lloc número 39 a la llista de Junts pel Si a la demarcació de Barcelona.

De cara a l’11 de setembre rebreu també la nostra convocatòria, en el que
realitzarem l’Homenatge al General Moragues i el nostre ja tradicional dinar al Pla de Palau de Barcelona, per acudir posteriorment a la manifestació de la Meridiana, en la que ens ha estat assignat el tram 104 del recorregut. Podeu inscriure-us al tram mitjançant www.via.assemblea.cat i si teniu cap problema per fer-ho us hi ajudarem a la nostra seu.

També vull traslladar-vos la campanya conjunta de tots els membres de la candidatura de “Junts pel Si” que hem endegat fa ben poques hores. Aquesta campanya vol fer-nos sentir a tots com a candidats de les properes eleccions i comprometre’ns així d’una forma extraordinària en aquests moments tant importants. Us animo a que us hi adheriu, accedint al web www.juntspelsi.cat i fent-vos candidats.

Tal com us deia al principi, s’apropen setmanes d’una transcendència política que marcarà les nostres vides, així que ens cal el treball i la participació activa de totes i tots. Us anirem informant de les nostres activitats i de les de la nostra candidatura pel 27S a través de correus i del web, així que espero veure-us a tots ben aviat i que el 27S sigui l’èxit que tots desitgem.

Ignasi Planas. President de Reagrupament Independentista

carretero1

Josep Antoni Duran i Lleida: “Ens hem fotut en un embolic i no és fàcil sortir-ne”

http://bcove.me/h1m0y74g

Josep Cuní ha entrevistat el president del comitè de govern d’Unió Democràtica de Catalunya, Josep Antoni Duran i Lleida, a 8 al dia.

Artur Mas-a

Josep Cuní ha entrevistat el president de la Generalitat a 8 al dia.

Artur Mas ha anunciat que convocarà, en els pròxims dies, una cimera entre els partits independentistes i les entitats (ANC, Òmnium i AMI) per debatre sobre la proposta d’una llista unitària sense polítics de cara al 27-S.

http://bcove.me/6ahmnj2e

Mas ha deixat entreveure que recela d’una llista sense polítics, però ha deixat la porta oberta a estudiar-la si li plantegen els partits i les entitats. “Crec que és una idea original, que refà la unitat, és una idea a considerar, però és una idea a perfeccionar.” De tota manera, Mas vol més concrecions sobre la proposta i planteja què vol dir polítics en actiu.

El president també s’ha reservat el dret de no convocar les eleccions el 27-S perquè “qualsevol cosa no la faré.” Ha dit que la data no està en qüestió, però ha remarcat que només té ell la potestat de convocar eleccions.

Pel que fa a la proposta de la CUP d’una llista sense polítics per després convocar immediatament eleccions constituents, Mas ha afirmat: “aleshores farem tres eleccions en només cinc mesos”, tenint en compte les eleccions espanyoles de final d’any.

Pel que fa al debat social Mas ha negat que l’independentista vagi al marge de la justícia social. “És el mateix eix” ha afirmat sobre el debat independentista i el d’esquerra-dreta. El president de la Generalitat també ha parlat de la ruptura entre UDC i CDC: ha dit que no és responsabilitat seva el que ha passat a Unió i ho relaciona a la federació amb el debat en tot l’àmbit català.

Sobre les eleccions del Barça, Mas ha evitat posicionar-se a favor d’un candidat. Pel que fa al seu futur personal ha assegurat “estic més a prop del final de la meva vida política, però al final del tot, no, perquè vull acabar bé aquest procés”

Llorente

Una Constitución “provisional”

Rubio Llorente cree “inexcusable” aclarar el reparto de competencias en la Carta Magna y pide “imaginación política”

Ya es hora de acabar con la provisionalidad”. De “afirmar la igualdad en lo indispensable pero que se acepte la diferencia en lo que no lo es”. Ese es el planteamiento de Francisco Rubio Llorente, expresidente del consejo de Estado responsable del informe que Mariano Rajoy plantea como punto de referencia para acometer la reforma de la Constitución en la próxima legislatura. El PP se opone de plano a las asimetrías entre comunidades autónomas pero Rubio Llorente lleva años defendiéndolas. Admite que requiere de “mucha imaginación y tacto político” pero considera que la reforma de la organización territorial del Estado es “inexcusable” y se debe asumir que “es evidente que no todas las partes de España tienen la misma vocación de autonomía”

El expresidente del Consejo de Estado explicó a Efe que “para muchas partes de España la autonomía fue una especie de cosa que les cayó del cielo sin que lo desearan mucho en 1978, en tanto que otras partes de España ya tienen una vocación autonómica arraigada”. Se trata, sostiene, de “combinar esa situación, de dar una respuesta a una situación que es sociológica y políticamente muy heterogénea” y que, tanto en 1978 como en 1931, “no se le dio más que una salida provisional”.
Rubio Llorente también le encuentra consecuencias electorales a un planteamiento de reforma constitucional en esa línea. no satisfará a los independentistas pero “puede privar de apoyo” a esa opción electoral. Para el jurista, que la delimitación de competencias sea un “asunto permanentemente abierto” es “perturbador” y reclama una solución “con vocación de permanencia”.

INDISOLUBLE UNIDAD
La reforma limitada del art. 2
En referencia al reparto de competencias entre Estado y comunidades autónomas, el informe del 2006, el Consejo de Estado fue más allá de establecer la vía para incluir la denominación de las comunidades autónomas en la Constitución. Planteó una reforma del artículo 2 de la Carta Magna que mantiene que “la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación Española, patria común e indivisible de todos los españoles” pero modifica la segunda y así el texto constitucional “reconoce y garantiza la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran, constituidas en comunidades autónomas, así como la solidaridad entre todas ellas”.

IGUALDAD
No limitar la diversidad
Según el informe, “el principio general de igualdad de los españoles consagrado en el artículo 14 ha de ser complementado con normas que sirvan tanto para garantizar la diversidad potencial como para prevenir sus eventuales excesos”. El texto cita la sentencia del TC sobre la Loapa para dejar claro que “el principio de igualdad no puede ser considerado como un límite adicional de la diversidad” ya que “el régimen autonómico se caracteriza por un equilibrio entre la homogeneidad y diversidad del estatus jurídico público de las entidades territoriales que lo integran”. “Una norma que impidiera a las comunidades otorgar a estos derechos un contenido más rico o una garantía más fuerte que los ofrecidos por aquella que más estrechamente los concibe y más débilmente los asegura, sería infundada”. “Se entiende que la función del Estado ha de ser la de asegurar un contenido necesario de estos derechos y un nivel mínimo de los correspondientes servicios en todo el territorio nacional, sin impedir que las comunidades que lo quieran vayan más allá”.

SISTEMA ABIERTO
La flexibilidad competencial
El Consejo de Estado sostuvo en el 2006 que “la voluntad del constituyente” fue introducir un factor de flexibilidad o apertura en el sistema de distribución de competencias que facilitase su adaptación a nuevas circunstancias”. Ese reparto entre Estado y autonomías “no puede considerarse cerrado definitivamente, de una pez para siempre, aun cuando los estatutos alcancen el techo establecido en la Constitución (todas las competencias no reservadas al Estado en exclusiva por el artículo 149.1)”. Se refiere al uso del artículo 150 para traspasar competencias del Estado a las comunidades que “forma parte, guste o no, de la apertura que caracteriza a nuestro sistema de distribución territorial del poder”. Rechaza eliminar esa vía de transferencia, pero reclama una redacción más clara para “evitar las graves disfunciones derivadas de una utilización abusiva o masiva de este instrumento excepcional”, y, de paso, evitar “confusiones perturbadoras” por la transferencia a las comunidades del ejercicio de una competencia, pero no de su titularidad.

DISTRIBUCIÓN COMPETENCIAL
Las facultades indelegables
En el informe, Rubio Llorente es partidario de aclarar las facultades indelegables a las comunidades autónomas, y las transferibles. Las primeras se limitarían a las “que se consideren inherentes al ejercicio de la soberanía e indispensables para asegurar el correcto funcionamiento de la organización general del Estado, las que pongan en peligro la capacidad del Gobierno de la Nación para diseñar y aplicar su propia política en aquellos ámbitos que la Constitución le ha reservado en exclusiva” que se refieren a la dirección política. Formarían parte también, de este “núcleo duro intangible” la competencia atribuida al Estado en el artículo 149.1 para “dictar las bases o la legislación básica”, para definir el “denominador común normativo” que “no puede ser cedida a una comunidad autónoma”. Serían delegables las necesarias para que la comunidad ejerza “más eficazmente las competencias ya asumidas en sede estatutaria, con exclusión de las que se proyecten sobre materias en las que la Comunidad autónoma no puede invocar ningún título que la habilite”.

Rafel-Nadal-

Esperando a los intelectuales, de Rafel Nadal

Más de un 70% de los ciudadanos de Catalunya defienden de manera sostenida desde hace años que el futuro de la relación con España se tiene que decidir en un referéndum legal, democrático y vinculante; así lo manifiestan en las encuestas y en las sucesivas convocatorias electorales. Un porcentaje similar de catalanes expresa su insatisfacción con el statu quo y la voluntad de ir más allá, por la vía de ampliar la capacidad de autogobierno o apostar directamente por la independencia.

La suma de las dos corrientes mayori­tarias podía haber dado una fuerza imbatible a los partidos que representabanel catalanismo, y algunos reclamamos reiteradamente un pacto de lealtad recíproca entre independentistas, federalistas y partidarios de la confederación. Para conseguir imponer un referéndum con todas las garantías y, después, para apoyarse mutuamente una vez los ciudadanos de Catalunya hubieran decidido a quién daban su apoyo. No era tan difícil y era una manera de garantizar que los dos bloques se modulaban mutuamente. Pero ni unos ni otros quisieron.
Fue una decisión incomprensible y poco inteligente. Ahora ya es tarde: si el 27-S ganan los independentistas tendrán que intentar sacar adelante solos su proyecto, sin el apoyo de los que defienden la soberanía de Catalunya pero todavía quieren negociar. Si ganan los federalistas o los confederalistas no tendrán el apoyo del independentismo y deberán afrontar solos la negociación con Madrid, que de este modo nacerá condenada al fracaso. Los ciudadanos teníamos derecho a esperar un esfuerzo mayor con el fin de garantizar que el futuro transitara por los caminos más seguros, que sólo la fuerza de la unidad podía garantizar. Sin apoyos externos, los ganadores se enfrentarán a escenarios dificilísimos. Y las dificultades añadidas las pagaremos los ciudadanos.

Por esta razón me ha sorprendido la ­beligerancia intelectual contra las propuestas de unidad y de pacto. Los mismos que no paran de elogiar la unidad política en los escenarios internacionales, aquí han hecho burla o lo han tachado de antidemocrático. Sorprendente y decep­cionante. Que pregunten a los que sufren más duramente la crisis si no habrían ­querido un pacto excepcional que habría permitido tomar decisiones radicales en favor de un escenario más justo. Ahora todo costará más. Llega la hora de las acti­tudes individuales, que serán responsa­bilidad de cada uno de nosotros y que no podrán justificarse en la evolución general de los hechos. Ya no habrá contenciones y modulaciones colectivas y el tono del debate se jugará en buena medida en el papel de periodistas, politólogos e intelectuales. Veremos si están a la altura, y si mantienen las promesas. Muchos han escrito y predicado que si el independentismo ganaba unas elecciones exigirían que Catalunya se pudiera expresar en un referéndum.

Llega la hora de la libertad de criterio, de la defensa insobornable de las convicciones, de la pedagogía y el intento de convencer a la mayoría. Pero también la hora del veredicto democrático que habrá que respetar (adecuando en todo caso nuestra propia lucha al interés general y a la vía que los ciudadanos habrán escogido). Llega la hora de fomentar el debate riguroso y en concordia, pero también la de preparar al país para el respeto escrupuloso a las voluntades mayoritarias. Pero las actitudes que tendrían que parecer obvias noestán garantizadas.

También llega la hora de dejar al margen pretendidas superioridades morales: la de los medios de comunicación catalanes que alimentan los tópicos de un pueblo catalán más justo, más nobles y más culto, pero también la de unos medios de Madrid que creen interpretar la voluntad superior de unos dioses que los habrían nombrado en exclusiva representantes de la historia y propietarios del destino colectivo; hay que superar la pretendida superioridad moral del pueblo catalán que algunos predican, pero también la de muchos intelectuales, sobre todo procedentes dela izquierda más convencional, que se consideran por encima del conjunto de los ciudadanos y les niegan el derecho a actuar como mayores de edad.

En las próximas semanas nos tendríamos que convertir todos en la voz de la conciencia, en incordios y en impulsores de la libertad individual. Pero también en garantes insobornables de la voluntad mayoritaria de los ciudadanos. Nunca me habría imaginado que un día escribiría esto dirigido a mí mismo y a todos los amigos periodistas, politólogos e intelectuales: la defensa de la libertad y los derechos de las personas supone un compromiso inalterable; también cuando los ciudadanos deciden mayoritariamente optar por opciones que no compartimos. Defender las aspiraciones de los otros cuando coinciden con las nuestras o son minoritarias y no se pueden realizar es fácil; el respeto a los otros cuando se imponen en contra de nuestras propias aspiraciones es mucho más difícil.

Si las listas partidarias de un nuevo pacto con España ganan las elecciones, aparcaré mi escepticismo y haré humildemente lo posible para que sus representantes lleguen a Madrid fortalecidos para representar dignamente el pueblo catalán. Pero si ganan las listas independentistas, espero que otros hagan el mismo esfuerzo por facilitarles el camino, ni que sea con la esperanza de arrancar un referéndum legal, pactado, avalado internacionalmente, democrático y vinculante. No puedo, ni quiero, imaginar que los amigos intelectuales que hayan votado otras opciones negaran el recorrido y giraran la espalda a una opción colectiva decidida mayoritariamente y en libertad.

 

0 comments